Competición
  • Clasificación Eurocopa

FÓRMULA E | LA INTRAHISTORIA

Massa hizo llorar a su jefe

Massa recibiendo su trofeo de Mónaco de manos de Agag.

Venturi Fórmula E

Formula E Coche Formula E

El brasileño contó que, después de disfrutar de un podio muy especial, se encontró a Gildo, presidente monegasco de Venturi, llorando.

Cerca de cuatro años sin pisar un podio son demasiados para alguien que lo visitó 41 veces en la Fórmula 1, y volver a hacerlo además en tu casa, ante tu familia y tus amigos, y en uno de los lugares emblemáticos del automovilismo, son muchas emociones juntas. Por eso, Felipe Massa estaba desbordado de sentimientos después del ePrix de Mónaco. El tercer puesto, el mejor desde su llegada a la Fórmula E, le dio acceso al baño de champán en el lugar que más lo deseaba. Fue un momento de lo más especial, y no solo para él…

'Felipinho', el hijo de Masa (en medio con gorra) gritando a su padre.

"Fue una gran sensación. Siempre que había salido en posiciones delanteras me pasaba algo y no tenía una carrera limpia, pero esta vez todo fue bien con el coche, no hubo errores. Fue muy especial estar en el podio y ver a mi hijo gritando", comentaba el brasileño a los medios muy emocionado al nombrar a 'Felipinho', pero no era el único que lo sentía así: "Y luego, después del podio, Gildo, nuestro jefe, estaba llorando. Es de aquí y después de todo lo que hemos pasado fue un gran día para él", añadía.

Gildo Pallanca Pastor es el presidente de Venturi y, aunque ya había visto a Mortara subir a un podio esta quinta temporada en la carrera de Hong Kong y en el escalón más alto de todos, le fue imposible contener la emoción al ver a su piloto más conocido, a la estrella de la parrilla, junto a Alberto de Mónaco escuchando el himno del hogar de su equipo, de su propio hogar. Massa pretende ser el noveno ganador diferente de la FE, y aún puede serlo, pero si lo logra quizá no se celebre como ahora, porque en casa… como en ningún sitio.