Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

MOTO3 | GP DE ESPAÑA

Masiá: "Soy fan de Márquez, pero le pedí una foto a Rossi"

Masiá: "Soy fan de Márquez, pero le pedí una foto a Rossi"

Álvaro Rivero

El valenciano de 18 años compartió espacio en la sala de prensa con las vacas sagradas de MotoGP y al italiano le astaltó "como un aficionado más".

Jerez de la Frontera

Jaume Masiá tiene ahora 18 años y es el nuevo líder de Moto3, empatado a puntos con Arón Canet, pero aún conserva parte de la inocencia de ese niño que con diez años ya se paseaba por los circuitos, de la mano de su padre y de Xavi Pérez, su primer representante, y el mismo que también descubrió en su día a talentos como Héctor Barberá o Nico Terol. El valenciano ya no es un pitufo sino un tío hecho y derecho que en Jerez se estrenó en la rueda de prensa de los jueves, al lado ni más ni menos que de vacas sagradas como Marc Márquez o Valentino Rossi, junto a los que protagonizó alguna anécdota.

La web oficial de MotoGP pidió a Márquez y Masiá que se hicieran una foto con el campeón acariciando la cabeza del valenciano, para repetir una de ellos de cuando Jaume competía en la Red Bull Rookies Cup, hace cinco años. El chaval nunca ha ocultado que su ídolo es Márquez, pero al verse ayer al lado de Rossi no quiso dejar pasar la ocasión de pedirle una foto que seguro guardará con cariño para siempre. "Fue alucinante compartir la rueda de prensa con estos pilotos. Soy fan de Márquez, al que animó porque es español, pero le pedí una foto a Rossi, porque es Rossi. Al estar a su lado me impresionó, por la grandeza del personaje que es. Y le pedí una foto como un aficionado más".

Durante la comparecencia, otro momento que no olvidará el líder de Moto3 fue cuando Marc le cogió la muñeca izquierda para decir a todos que el pulsómentro de Masiá marcaba 136 pulsaciones de lo nervioso que se estaba poniendo al hablar en inglés delante de tanto periodista, y le dijo que no se preocupara, que a él también le pasaba eso al principio. Se partieron todos de risa. Masiá el primero, aunque acabará acostumbrándose porque con el tiempo será un fijo de las ruedas de prensa multitudinarias.