Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

F1 | AZERBAIYÁN

Honda cambia los motores de los cuatro Red Bull y Toro Rosso

Verstappen (Red Bull RB15, F1 2019).

ALBERT GEA

Verstappen está conforme si eso implica un salto de rendimiento que prometen los japoneses, con mejor fiabilidad y prestaciones.

No es un buen síntoma cambiar de motor en la cuarta carrera del año. Lo saben en McLaren y Renault, que pasaron por el trámite antes incluso con ciertas piezas como el MGU-K, y lo sabe Honda, que ha optado por sustituir el motor de combustión de Verstappen, Gasly, Kvyat y Albon antes del GP de Azerbaiyán. El riesgo: que queda mucho Mundial y a partir del cuarto habrá puestos de sanción en la parrilla. El beneficio: una mejora en la fiabilidad y en el rendimiento con esta ‘especificación dos’, asegura la casa japonesa.

Verstappen está conforme si eso implica aspirar a mejores resultados con el Red Bull: "Estoy muy contento, porque siguen empujando para traer mejoras y eso siempre es bueno. El año pasado mostramos que aunque empieces atrás puedes acabar en el podio, como fue el caso de Austin. Si a final de año hemos reducido la ventaja con Ferrari usando algunos motores más estará bien. Porque además podremos hacer más rodaje que con el motor anterior, que además aún puede seguir usándose".

Todo mientras Ferrari y Mercedes apenas han tenido incidencias en sus unidades de potencia, más allá del caso de Leclerc, que por un cortocircuito perdió la victoria en Bahréin, aunque puede seguir utilizando el motor de aquella carrera. Algunas cosas cambian en el apartado de propulsores: Honda y Renault están cada vez más cerca de los mejores. Otras, no tanto: la fiabilidad de los dos grandes sigue fuera de dudas.