Competición
  • Clasificación Eurocopa

MOTOGP | GP DE LAS AMÉRICAS

Schwantz a Mir: "Es bueno ser agresivo, pero respira más"

Schwantz a Mir: "Es bueno ser agresivo, pero respira más"

La leyenda de Suzuki con el 34 y el novato con el 36 que sueña serlo, hablan el del otro para As en la trastienda del box de la fábrica japonesa en Texas.

Kevin Schwantz se mueve como pez en el agua por el paddock del circuito de COTA. Vive en una lujosa urbanización en Austin, a media hora del trazado en el que se disputa la tercera cita de la temporada, el GP de Las Américas, donde aún no ha comenzado la acción hoy por culpa de la lluvia caída. Debería haberlo hecho a las nueve de la mañana, pero con tanto bache y tanta agua caída se forman enormes charcos, y ahora se ha vuelto a retrasar el inicio previsto para las once de la mañana por la posibilidad de inminentes rayos. Como será el panorama que se ha decidido la cancelación del FP3 de las tres categorías. Mientras, el célebre 34 pasea por su jardín particular, mete a amigos en el box de Suzuki, la fábrica con la que hizo historia (25 victorias, el título de 500cc de 1993 y una legión de fans tras él por su espectacularidad y carisma). Es ahí donde ha coincidido con Joan Mir, novato aventajado este año en la clase reina, y el uno ha hablado del otro para As.

"He visto sus dos primeras carreras de MotoGP y guauuu, es muy agresivo. Es bueno que lo seas, pero hay que respirar un poco más encima de la moto con vistas al futuro y ser más suave con los neumáticos, para que le duren más", le dice el célebre 34 al nuevo 36 de la parrilla. Cuando le comentamos al Pajarito qué opina de los que decían que Mir subía demasiado pronto a MotoGP, tras un solo año en Moto2, realiza un contundente corte de mangas, y dice. "¿Por qué iba a estar un año más en Moto2 pudiendo subir a MotoGP como lo ha hecho? Es de locos pensar así. Te deseo buena suerte".

Mir, que es de los que no se corta nunca, se siente un poco abrumado al oír las palabraas de Schwantz, y afirma de él que "es un referente. Siempre lo ha sido. Y tiene razón en lo que ha dicho. Todos los consejos que me pueda dar son bienvenidos y son oro para mí. Acierta cuando dice que me lo tengo que tomar con un poco más de calma, pero esto es parte del proceso. Lo que realmente sería malo es que me tuvieran que incentivar para ser más agresivo. Creo que ser muy agresivo y poco a poco ir aflojando es la manera".

Y sobre la trayectoria mundialista del célebre texano, recuerda especialmente "la carrera de Hockenheim 91, la de la frenada contra Rainey entrando en el estadio. Este tío frenaba, tanto que decía que lo que hacía cuando veía a Dios. Es la que más he visto de él, pero hay muchas. Y otra cosa buena de él es que, además, es buen tío". Palabra de campeones del mundo, de 500cc y de Moto3.