Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Champions League

MOTOGP | GP DE ARGENTINA

Rossi y Márquez no subirían la edad mínima para correr

Rossi y Márquez no subirían la edad mínima para correr

Mela Chércoles

"Un campeón no se hace a los 25 años", dice el español sobre el debate surgido tras la muerte de Marcos Garrido, de 14 años. Y el italiano: "La carretera es mucho más peligrosa".

Termas de Rio Hondo

No está previsto que haya minuto de silencio en el GP de Argentina en memoria de Marcos Garrido, el piloto de 14 años que perdió la vida el domingo pasado, tras caerse y ser arrollado, en el Ángel Nieto de Jerez durante la carrera de Supersport 300. Era un campeonato territorial, ajeno al Mundial, y por ahí se etiende que no lo haya, pero su recuerdo sí que está presente en muchos miembros de la caravana mundialista, al sentirle como uno de los suyos. Lo que también está latente es el debate que surge siempre a colación de estas tristes noticias, acerca de si es conveniente que se permita correr en circuitos a chavales con motos que no podrían llevar en la calle por su edad. En eso, y algunos nos alegramos, Rossi y Márquez coiciden que en que no cambiarían nada, porque el circuito es el escenario más seguro para ir en moto, aunque no infalible; porque los campeones no surgen por generación espontánea; y porque seguirá habiendo accidentes aunque la edad mínima se elevase a lo que quisieran los eruditos de turno.

He aquí la opinión de Valentino, que previamente preguntó que tipo de moto llevaba, una Supersport 300: "Lo más peligroso de nuestro deporte como ya se ha visto en los últimos años es que un piloto se caiga y el que viene detrás le pueda arrollar. Pero estoy de acuerdo en que la pista es el sitio menos peligroso que se puede hacer, porque la carretera es mucho más peligrosa incluso en un scooter de 50cc, porque se puede llevar desde los catorce años. En lo que se refiere a la edad, sinceramente, no veo qué es lo que puede cambiar de correr con 14, 15 o 16 años. Es un deporte peligroso y hay que estar atento, pero es así".

Y la de Marc, detallada y amplia: "Es un tema muy sensible, sobre todo cuando hablas de niños. Lo hice por redes sociales y vuelvo a dar todo mí ánimo a la familia y amigos del chavalín que tuvo el accidente en Jerez. Ya pasó el año pasado con Andreas Pérez en Montmeló. Es difícil, pero se tiene que valorar también cuántos accidentes hay en carretera, lo que quizá ya no es noticia porque pasa muy a menudo. Son momentos difíciles para el motociclismo cuando pasan cosas de estas y hacen reflexionar a muchas familias y pilotos, pero son pasiones de vida. Es como el que se tira en paracaídas. ¿Hay riesgo? Sí, pero se tira porque es su pasión. Es un estilo de vida y al menos le pasó eso siendo feliz y haciendo lo que le gustaba".

Al preguntarle si él pensaba en algo así cuando corría de niño, dice que "no. Si lo piensa alguien son los padres. El riesgo un niño no lo ve, ni en bici ni en moto. Se vive así y, cuando hay una noticia de estas, la Prensa tiene que hablar, pero en estos casos lo más importante es estar cerca de la familia y dar ánimos, pero no creo que se tenga que cambiar nada".

Y al hacerle la reflexión de que los campeones no surgen por generación espontánea, sentencia: "Está claro. Cuando se habla de lo bien que está España en el motociclismo, ganando campeonatos y estando en lo más alto, no viene por casualidad. Es por la base, porque con cuatro años estamos encima de una moto. ¿Por qué? Porque a mi familia le gustaba y yo era la cosa que más quería en el mundo. Prefería ir en moto a, como la mayoría de niños, estar con la PlayStation, y así es como se empieza, invirtiendo y dedicando tiempo. Un campeón no se hace a los 25 años.