F1 | GP DE AUSTRALIA

El McLaren Renault se rompe en el debut de Carlos Sainz

El primer abandono del año fue de Sainz, su motor se rompió en la 11ª vuelta de la carrera. Fin de semana con problemas que termina de la peor forma posible.

Melbourne
0
Carlos Sainz, abandono con McLaren (Australia, F1 2019).
F1.com

Fueron nueve vueltas, una leve humareda y un mensaje por radio: "¡Lost power!". Carlos Sainz entonces escuchó el temido "¡stop the car!", "para el coche", desde el muro de Woking, y ahí terminó su primera carrera con McLaren, demasiado corta en un fin de semana con problemas constantes. Todo parece indicar que falló el motor, cuyo turbo ya había ocasionado averías tanto en Barcelona como en los días previos de Melbourne. Esta vez el problema es de Renault. Y Sainz protagonizó el primer abandono de la temporada. 

Triste comienzo, después de una clasificación complicada con eliminación en Q1 para el madrileño, que no pudo hacer una vuelta buena porque perdió dos décimas valiosas cuando se encontró con Kubica en una curva rápida. Y eso que había adelantado en la salida a Gasly y Kvyat, con el Red Bull y el Toro Rosso respectivamente, y seguía de cerca a los Force India para acercarse a los puntos progresivamente. Mientras, a Lando Norris parecía salirle todo rodado con su octavo puesto en la parrilla. Volvió a la realidad cuando empezó a ceder puestos en la carrera para acabar 12º, fuera de los puntos.