Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

F1 | GP DE AUSTRALIA

El motor Renault recupera terreno: 10 km/h de mejora

Carlos Sainz. (McLaren MCL34, F1. Australia 2019).

Charles Coates

Han encontrado más velocidad máxima en comparación con Australia 2018, aunque pelean con Honda por no tener el peor propulsor de la parrilla.

En la clasificación de Australia 2018, los McLaren de Alonso y Vandoorne fueron los que menor velocidad máxima registraron: cerraban esa tabla con 309,8 y 308 kilómetros por hora, respectivamente, siguiendo de cerca al Red Bull de Ricciardo (311,1) y los Renault de Sainz (310,4) y Hulkenberg (309,9). Sí, todos tenían en común el propulsor desarrollado por el fabricante francés, inferior en prestaciones a una vuelta en comparación con Mercedes, Ferrari y, por momentos, también con Honda. Este año, en esa misma sesión, la unidad de potencia de Renault ha alcanzado cifras idénticas a las del resto de motores de la parrilla.

Sainz rodó a 320,8 kilómetros por hora, el mejor número entre quienes portaban un propulsor de Viry, con Hulkenberg y Norris a un solo kilómetro por hora de distancia, una desventaja mínima. La velocidad más alta la alcanzó Sergio Pérez con el motor Mercedes de su Racing Point y fue de 322,5 km/h, similar a las vistas hace un año. Giovinazzi fijó un 322,4 con el Ferrari de su Alfa Romeo y Albon rodó a 322,3 km/h a los mandos del Toro Rosso Honda. Por tanto, se puede afirmar que Renault ha progresado 10 km/h en un año y que sus posibilidades ya no limitan el potencial de los coches que lo montan, al menos a una vuelta. Aquello de lo que siempre se quejó Red Bull durante su alianza con los japoneses.

Velocidades máximas en la clasificación de Australia, 2019 y 2018.

"He notado un cambio, sí. Veo que vamos en la buena dirección, aunque sigo pensando que estamos por detrás de los motores de Ferrari y Mercedes, pero sí se nota que ahora tenemos algo con lo que luchar. Ya he tenido cuatro temporadas en la F1 y siempre he tenido 10 kilómetros por hora menos en todas las rectas, así que ahora estar a dos o tres kilómetros por hora de los equipos top es una situación alentadora. Parece que tienen claro cómo desarrollar el motor durante el año, es positivo", explicó Carlos Sainz tras la sesión, en la que finalizó 18º sin pasar el corte de la Q1 al encontrarse a un Williams parado en su vuelta buena, cuando la pista estaba en mejores condiciones. Nick Chester, director técnico de Renault, reconoce la mejora: "No puedo decir cuánta potencia extra tiene, pero estamos contentos y es un buen paso. No sé lo que tiene Honda, porque también dicen que han progresado, pero en nuestro caso es más o menos lo que esperábamos".


Esperando a Honda

Hay consenso al establecer a Ferrari y Mercedes como los mejores motores en la actualidad, y por el rendimiento de los equipos cliente se puede designar al italiano como referencia, por ahora. Haas y Alfa Romeo están a un mundo de Racing Point y sobre todo Williams. Más difícil es designar cuál es el tercero en discordia. En el paddock hay quien se inclina por la opción Honda, teniendo en cuenta que si Toro Rosso ha dado un salto cualitativo, que Red Bull no lo haya hecho no debe ser por culpa del motor, sino del chasis. De hecho, el viernes tuvieron que sustituir el del RB15 de Verstappen, según aclaró la FIA, así que no todas las incidencias en la sede de Milton Keynes se deben a su nuevo socio japonés, que incluso adelantó sus evoluciones previstas para China para la versión estrenada en Australia.

Pero todavía hay que esperar para confirmar que Honda haya adelantado o no a Renault, sobre todo porque una de las claves estará en la fiabilidad que lastró más a los nipones que a los franceses en los últimos tiempos, pero que tampoco fue un punto fuerte en ningún caso. De momento, el turbo y problemas relacionados con los escapes han sido una incidencia recurrente en el motor del McLaren. Red Bull ya ha tenido un leve problema relacionado con el propulsor Honda de Gasly en Australia, pero no ha trascendido más. La buena comunicación es una de las principales estrategias de su nueva alianza.