LaLiga Santander
Premier League
Liga Portuguesa
Liga Rumana
ACS Sepsi ACS Sepsi SEP

-

FC Botosani FC Botosani BOT

-

Steaua Steaua STE

-

Viitorul Viitorul VTR

-

Universitatea Craiova Universitatea Craiova UCR

-

FC Voluntari FC Voluntari VOL

-

Liga Turca
Ankaragücü Ankaragücü ANK

-

Basaksehir Basaksehir BAS

-

Kasimpasa Kasimpasa KAS

-

Kayserispor Kayserispor KAY

-

NBA
FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

99

Milwaukee Bucks MIL

104

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

110

Utah Jazz UTA

97

FINALIZADO
New York Knicks NYK

107

Charlotte Hornets CHA

119

Liga Griega
Panetolikos Panetolikos PAN

-

Apollon Smyrnis Apollon Smyrnis APL

-

Panionios Panionios PAN

-

Levadiakos FC Levadiakos FC LEV

-

Liga Mexicana - Apertura

MOTOGP | EL ANÁLISIS

Los deberes de cada fabricante para la pretemporada de 2019

Márquez y Lorenzo, con la Honda de 2019 en los test de MotoGP en Jerez.

MotoGP

Honda debe mejorar con neumáticos blandos, Yamaha tiene tarea con el motor... y todos se enfrentan a la nueva electrónica de MotoGP.

Arrancan las vacaciones oficiales para MotoGP, aunque no para todos sus integrantes. Los ingenieros de las fábricas han acumulado un montón de información a lo largo de las últimas carreras de 2018 y de los dos primeros test de la pretemporada 2019, en Valencia y Jerez, con lo que ellos tienen muchos deberes con vistas a lograr que sus mecánicas sean lo mejor posible ya para el test de Malasia del 6 de febrero y, por su puesto, para la primera carrera del nuevo curso, el 10 de marzo en Qatar.

Honda, Ducati, Yamaha, Suzuki, KTM y Aprilia tienen cada una sus obligaciones y deseos diferentes, pero hay un desafío común… Todos irán con la misma IMU en 2019, lo que supone una electrónica más simple y que al mismo tiempo implica que las motos sean más complicadas de pilotar y que obliguen a los pilotos a trabajar más con el puño del gas. Cuentan los pilotos consultados, aunque no todos saben lo que es la IMU, que les tocará currar más por ella. Con eso lo que se consigue es empeorar un poco las motos para igualar por abajo y evitar que los poderosos encuentren en la electrónica una vía para marcar la diferencia. Pero vayamos fábrica por fábrica con sus deberes:

Honda: funcionar con neumáticos blandos

Objetivo prioritario, conseguir que su moto funcione también con opciones más blandas de neumáticos para no tener que acudir siempre, o casi siempre, a la opción más dura. Eso, que ha recalcado tantas veces Márquez, y lograr que la RC213V sea más apta para todos los públicos y no prácticamente sólo ganadora en manos del campeón. Por lo visto en el test de Jerez, con el primer puesto de Nakagami, el tercero de Márquez y el quinto de Lorenzo, lo están consiguiendo. Y otro objetivo es lograr la adaptación del mallorquín a su nueva montura, para que no le cueste ir rápido tanto como le costó con la Ducati, y se nota que ha empezado mejor, a pesar de que aún no está al cien por cien por el dolor que aún siente en la muñeca izquierda por la caída de Tailandia.

Ducati: aparente ventaja y trabajo con la manejabilidad

La temporada 2018 acabó con la sensación de que la Demosedici es moto más equilibrada de la parrilla, por lo potente que es y por lo bien que se adapta a los Michelin. Este año, Australia no fue un drama para ellos, con Dovizioso tercero y Bautista cuarto, y Andrea fue capaz de ganar también en Valencia. Así que el objetivo para el invierno en Borgo Panigale es conseguir consolidar lo que ya tienen y, a ser posible, hacer que la moto gire con más facilidad, algo de lo que tantas y tantas veces se han quejado sus pilotos.

Rossi inspecciona la Yamaha en Jerez.

Yamaha: poner fin al calvario con un nuevo motor

Este año ha sido un calvario para Yamaha por la deficiente gestión de la electrónica y por la elección de un motor que les ha dado problemas de tracción, así que el principal objetivo para este invierno es dar con la tecla correcta para el propulsor de la M1. En el test de Valencia ya estrenaron Maverick y Rossi dos motores, uno con más freno motor y otro con algo menos pero con más potencia. A ambos les convenció más la primera opción, pero las declaraciones de Rossi en Jerez han sido muy pesimistas diciendo que se encuentran tan mal como todo el año. Para el italiano no urge decantarse ya por uno u otro y espera que la fábrica de los diapasones siga trabajando para traer algo mejor. Maverick, por su parte, era partidario de que se decantaran por uno antes de irse de vacaciones. Aún hay tiempo, dos meses de trabajo en la fábrica y dos test más, el 6 de febrero en Malasia y el 23 de febrero en Qatar.

Suzuki: un buen chasis, sólo falta potencia

No necesita ganar nada en la parte ciclo, porque el chasis de la GSX-RR es fantástico y es una moto fácil de pilotar y de exprimir. Mir es la última prueba de ello, porque se le ve muy cómodo en su debut, más allá de que sus tiempos a una vuelta aún sean muy mejorables. Durante 2018, Rins y Iannone la llevaron un montón de veces al podio y cunde la sensación de que sólo les falta ganar algo de potencia, en aceleración y en velocidad punta. Y todo ello sin perder la fiabilidad que tanto les costó adquirir en sus primeros pasos.

La KTM todavía tiene trabajo por delante en cuanto a manejabilidad.

KTM: llega Dani Pedrosa y deben mejorar los giros

Aseguran sus pilotos, incluido un recién llegado como Zarco, que de potencia la RC16 no va mal, pero que hace falta hacerla más manejable, para que gire mucho mejor en las curvas de lo que lo hace en la actualidad. Seguro que la llegada de Pedrosa como piloto probador ayudará a avanzar en ese sentido, aunque él no se subirá a su nueva montura hasta los ensayos de Sepang.

Aprilia: falta potencia en la RS-GP

Mismos deberes que otros años para la casa de Noale, que pasan por dotar de más potencia a su Aprilia RS-GP. A ver si la llegada de Rivola, procedente de Ferrari, como nuevo director deportivo sirve para que los ingenieros italianos estén más inspirados y puedan ofrecer en 2019 una mejor moto a Aleix y a Innone, nuevo en el box como sustituto de Redding.

0 Comentarios

Mostrar