F1 | LA INTRAHISTORIA

Grosjean intentó ser chef tras quitarle Petrov el Renault de F1

El francés lo ha revelado en el podcast de la F1. En 2010 intentó dedicarse a la cocina profesional: "Fui a una escuela y me dijeron que era muy viejo".

0
Grosjean siempre ha sido un gran aficionado a la cocina.

Romain Grosjean nunca ha sido un piloto al uso. Nacido en Ginebra, hijo de padre suizo y madre francesa, compatibilizaba su trabajo como asistente del responsable de cuentas del banco Baring Brothers Sturdza cuando Renault lo eligió para sustituir en 2009 a Nelsinho Piquet como compañero de Fernando Alonso. Lo había ganado todo lo que había corrido: F-Renault 1600, Renault 2.0, F-3 Euroseries y GP2 Asia Series. Sólo le faltaba GP2, certamen que se llevó en 2011.

Sin embargo, meses antes se encontró en una diatriba existencial. Pese a sus buenas carreras en 2009, Renault le dio su volante al ruso Vitaly Petrov... y Grosjean pensó en cambiar su futuro. "Éric Boullier estaba a cargo de Lotus y yo estaba en contacto con él y me decía: 'Si no encontramos a nadie, serás el elegido porque tienes experiencia en el equipo y demás".

Meses después llegó la mala noticia: "Fue duro. El 31 de enero de 2010 recibí una llamada de Eric diciéndome que habían elegido a Petrov, así que estaba fuera. Pensé: 'Ya está, no soy piloto, ya no estoy compitiendo, e convertiré en cocinero, mi otra pasión'. Pero fui a una escuela de cocina y me dijeron que era demasiado viejo". La historia volvió a virar y ahora el piloto de Haas parece asentado en el Gran Circo.