F1. GP DE SAN MARINO

“Rossi no me había negado la mano sin esta Uccio por medio”

marc márquez

Mirco Lazzari gp

Getty Images

Márquez responde al gesto de Rossi con indiferencia: “Seguimos igual, la vida sigue y no pasa nada”.

Misano

-¿Le habían negado alguna vez la mano en público como lo ha hecho aquí Rossi?

-No, así no. Sin estar Uccio de por medio, no. Ya lo sabía, no pasa nada, pero lo ha preguntado y…

-Rossi decía que no había que hacer las paces, que estaba todo OK, y por eso le he preguntado si le daría la mano.

-Por eso, por eso, cuando ha dicho eso me he venido arriba. Pero seguimos igual, la vida sigue y no pasa nada.

-Está claro que no hay nada que hacer, ¿no?

-Pero es que por mi parte no hay problema. Estoy contento, estoy feliz y no hay ningún problema. Asumí en su día lo que había que asumir y no pasa nada, que la vida sigue y nadie es imprescindible aquí.

-Loris Reggiani asegura que antes de pedir perdón a Rossi tendría que pedir perdón a la afición del Mundial por lo que hizo en 2015. Él es partidario de que corrió contra Rossi en 2015. ¿Qué opina?

-No sé quién es Reggiani y tampoco me interesa. No pasa nada, estamos en Italia, estamos líderes con 59 puntos sobre el segundo, todo va bien, estamos pilotando bien, así que calma y tranquilidad.

-¿Se puede tener calma y tranquilidad en Misano, donde el año pasado le pitaron más que en ningún sitio y donde ahora Rossi le niega la mano?

-Sí, el año pasado fue un gran premio movido pero fue uno de mis mejores grandes premios, gané y conseguí ponerme líder otra vez. Sí que este año llegamos en una situación diferente, pero toca mantener la paciencia, sacar el ciento por ciento. Ya he pasado esta experiencia y no me incomoda para nada, al revés, me motiva.

-¿No le ha extrañó no ver a Rossi en la audiencia del Papa?

-Bueno, estaba convocado pero no quiso ir. No pasa nada. Cada uno es libre de ir a los eventos que quiere. A mí me dieron la oportunidad y yo la aproveché.

-¿Estuvo bien?

-Sí, estuvo bien, es una vez en la vida seas más creyente o menos. Una vez en la vida visitar el Vaticano es cultura y aparte tuvimos la oportunidad de poder conocer al Papa, que me dio la mano y fue curioso, pues sabía lo que hacíamos, sabía que iba líder, que corremos en moto y creo que fue algo diferente.

-¿Es creyente?

-A veces pido cosas, sí, no soy de los extremos pero como todos, es inconsciente. Mi abuela, que en paz descanse, siempre me lo inculcó y aunque no soy de los extremos, a veces se piden cosas.

-¿Qué espera de este fin de semana? Parece que aquí Lorenzo fue muy rápido en los test que hizo...

-Sí, era un test privado pero se saben los tiempos y las Ducati fueron muy rápidas. Ya lo fueron el año pasado, así que seguramente este año tocará remar y tocará tener paciencia al principio ya que saldremos y ellos ya tienen una base de trabajo. A nosotros nos tocará trabajar de una manera diferente, bueno, como venimos trabajando hasta ahora pero con paciencia, pues a lo mejor estamos lejos al primer entrenamiento, ojalá que no, pero es importante que empecemos ya con una buena base.

-¿Qué opina de los pilotos que llegan a la parrilla para sustituir a otros que no tienen un buen currículum, como Chris Ponsson por Tito Rabat?

-No me gusta juzgar antes de, ya que me gusta dar primero la oportunidad, pero sí que es cierto que quizás, para llegar a MotoGP, se tendría que tener al menos una cierta experiencia, un currículum o hacer un test antes para probar la moto y no coger una MotoGP directamente en un gran premio. Eso no vale porque no es seguro. Es un piloto que no conoce la moto, no conoce los neumáticos, aunque conozca la moto, se tendría que replantear para el futuro, pero antes de juzgar todo esto vamos a ver qué tal va mañana.

 

 

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar