FÓRMULA E | INTRAHISTORIA

Jaguar, a la conquista del Coliseo eléctrico

Nelson Piquet Jr y Mitch Evans quieren prolongar en Roma el buen rendimiento demostrado hasta el momento para seguir escalando posiciones en el campeonato.

Roma
El box del equipo Jaguar en el ePrix de Roma.

Coches que se cruzan para cambiarse de carril, motos que adelantan en dirección prohibida, adoquines que ofrecen más diversión que una atracción de un parque temático, pasos de cebra en lugares insospechados… Moverse por Roma se podría definir como una batalla de supervivencia, un símil que se puede asemejar a la sensación que Nelson Piquet Jr y Mitch Evans experimentarán este fin de semana en el ePrix de Roma.

Porque las 22 curvas que conforman el trazado romano no ofrecen lugar para el más mínimo error. Fuertes desniveles, zonas rápidas combinadas con curvas lentas… Un desafío que los pilotos de Jaguar han preparado con una fusión del pasado con el presente para predecir el futuro en el Circo Máximo, el estadio de carreras de carros creado por Lucio Tarquinio Prisco.

"Ave Jaguar", se pudo llegar a escuchar a las 300.000 personas sentadas en las caveas que clamaban al paso de Piquet Jr y Evans junto al I-TYPE 2. "Tenemos buenos pilotos y queremos seguir escalando posiciones en el campeonato",  declaró James Barclay, director del equipo, sobre la séptima carrera del año. Ya se sabe. Roma es como un libro de fábulas. En cada página te encuentras con un prodigio. La suerte está echada.