Temas del día Más temas

"Hamilton y Rosberg ni se saludaban por las mañanas"

FÓRMULA 1

"Hamilton y Rosberg ni se saludaban por las mañanas"

"Hamilton y Rosberg ni se saludaban por las mañanas"

Niki Lauda reconoce que en Mercedes vivieron un difícil 2016: "Tuvimos que poner normas y les avisamos que si seguían igual pensaríamos en rescindir sus contratos".

En el año 2000, dos jóvenes talentos de 15 años corrían en el equipo de kárting Team MBM.com (equipo creado exclusivamente para ellos por Mercedes Benz y McLaren cuya dirección corría a cargo de Dino Chiesa). Competían para todo, desde comer pizza hasta cuál era capaz de manejar mejor el monociclo. Compartían habitación y disfrutaban de su diario helado, en especial si era de vainilla. Hamilton fue campeón de Europa y del mundo de Fórmula A y Rosberg le secundó en el Viejo Continente y acabó noveno la final de Suzuka. La amistad seguía imperturbable y de hecho cuando Mercedes decidió fichar a Hamilton como compañero de Rosberg, éste se mostró conforme. "Es un placer coincidir en el mismo equipo. Era nuestro sueño", espetó el piloto alemán.

Hamilton y Rosberg en sus años en el kárting.

Frase que entronca con la pronunciada días después de anunciar sorprendentemente su retirada como campeón del mundo de F-1. "Es imposible mantener una relación de amistad con Hamilton", dijo Rosberg como final a una serie de sonados encontronazos tanto en la pista como fuera de ella. Ahora Niki Lauda, uno de los máximos dirigentes de la escudería de Brackley, ha reconocido, en una entrevista cono Graham Bensinger en 'YouTube', que 2016 fue un año complicado y difícil de gestionar para todos en la escudería de Stuttgart. "No tenían ningún contacto, estaban tan mal que ni se saludaban por las mañanas. No pretendíamos que desayunaran juntos porque no se caían bien, pero la relación era realmente mala. Afectó a Hamilton, principalmente, pero también a Rosberg, así que no fue fácil".

Hamilton y Rosberg tuvieron un duelo intenso por el título en 2016.

El tema se fue calentando y la jefatura de Mercedes tuvo que tomar medidas, reconoce el tricampeón austriaco: "Pusimos reglas. Les dijimos que lo que estaba ocurriendo era inaceptable, que uno de ellos tenía que ganar y que no se podían echar uno al otro de la pista. Toto Wolff impuso algunas normas y si las incumplían deberían ser castigados e incluso pensaríamos en la forma de liberarles del contrato que les unía a Mercedes porque debían entender que eran jugadores del mismo equipo. Tuvimos paz de nuevo, luchamos duro y los accidentes entre ellos desaparecieron".

0 Comentarios

Mostrar