FÓRMULA 1 | GP DE MÉXICO

Ricciardo celebró su podio en México de noche y sin público

Cuando se enteró de su tercero, acudió a un Foro Sol vacío junto a Verstappen, miembros de Red Bull y periodistas para recibir su trofeo.

0
GP México F1: Ricciardo celebró su podio en México de noche y sin público.
Mark Thompson AFP

Quiso hacer lo que le correspondía por acabar entre los tres primeros. Ir al Foro Sol, subirse al podio, levantar su trofeo y alzar los brazos bajo una lluvia de confeti. Le dio igual que fuera una vez había caído la noche y sin el público que horas antes abarrotaba la grada más caliente del Hermanos Rodríguez. La sanción de Vettel que le dejó sin podio, como antes había pasado con Verstappen, por una acción ilegal según los comisarios al moverse en la frenada en su defensa ante Ricciardo, le dio el tercer puesto al australiano, que se fue directo a celebrarlo.

Así, cambiando el mono de piloto y el casco con el que hubiera posado en la foto tradicional del podio por la vestimenta sport del equipo y un gran sombrero mexicano, Daniel se dirigió a la zona reservada para los tres más rápidos junto a Verstappen, algún miembro del equipo Red Bull y algunos periodistas que no quisieron perderse el momento. El australiano se colocó en su peldaño de tercer clasificado, posó para el himno y recibió el trofeo de manos de Max. Sólo le faltó el champán. 

"Habría sido bonito subir al podio y disfrutar de ello... Ha sido una carrera divertida. Aunque estaba muy frustrado tras la carrera con el incidente y todo eso, me lo pasé bien con la lucha. Tener sanciones después de la carrera no es lo ideal, pero me la jugué y Vettel me estrujó. Las carreras deben ser duras, pero se habló sobre el movimiento en la frenada y eso está en el papel ahora", comentó Ricciardo una vez conocido su tercer puesto. Se perdió la magia del momento, pero más vale tarde que nunca.