F1 I GP MALASIA

Los equipos esperan batir los tiempos de los V10 en Malasia

El reasfaltado de Sepang, la utilización de los neumáticos blandos y la evolución de los monoplazas, claves para lograrlo.

Los equipos esperan batir los tiempos de los V10 en Malasia
EDGAR SU REUTERS

Uno de los aspectos que todos los integrantes de la Fórmula 1 apuntan como clave a la hora de conseguir un buen resultado en el GP Malasia, es lograr una rápida adaptación a los cambios que en el circuito de Sepang se han llevado a cabo desde principios de año.

Debido a la ruptura con la tradición de ser una de las primeras pruebas de la temporada, los monoplazas de GP2 y GP3 han realizado la primera jornada de entrenamientos este jueves donde han dejado visible un aumento en el ritmo por vuelta.

Así, los mejores pilotos de GP2 han rodado en 1:42, un registro que es comparable con la vuelta más rápida dada el año pasado en Malasia por Nico Rosberg (1:42.062). Un hecho que certifica las simulaciones realizadas por los equipos de Fórmula 1 que sugieren una mejora de alrededor de tres segundos por vuelta para este fin de semana.

Un avance que permite plantearse un escenario donde el hombre más rápido en la jornada de sábado puede acercarse o incluso superar los tiempos marcados en Sepang durante la era V10 en la Fórmula 1.  

El año pasado, la calificación fue disputada bajo la lluvia. Sin embargo, la tercera sesión de entrenamientos libres dominada por Nico Rosberg con un tiempo de 1:39.690se celebró en seco. Suponiendo una mejora de alrededor 1.5 segundos entre ambas sesiones, el tiempo de la pole habría sido de de 1:38.

Por lo tanto, teniendo sólo en cuenta la mejora por el reasfaltado del circuito malayo, este año el crono del piloto más rápido en la calificación debería estar alrededor de 1:35 o por debajo.

Si a este progreso añadimos el incremento que supondrá el empleo del neumático blando, que es 1.5 segundos más rápido que el medio empleado por los monoplazas el año pasado en Sepang, así como el desarrollo experimentado por los fabricantes, los registros deberían aproximarse a los tiempos de los coches motorizados por los V10.

A modo de referencia, el mejor crono registrado con estos propulsores data del año 2004, cuando Michael Schumacher a bordo del F2004 obtuvo un 1:33:074, mientras que en la era V8, Lewis Hamilton en 2012 marcó un tiempo de 1:36:219 con el McLaren MP4-27.