MOTOGP | GP DE FRANCIA

Forcada: "Nada distrae a Lorenzo cuando se sube a la moto"

Tras la ceremonia del podio, el jefe de mecánicos de Jorge ya pensaba en Mugello, aunque antes desveló a AS curiosidades de la victoria gala.
GP de Malasia de MotoGP en directo

Forcada: "Nada distrae a Lorenzo cuando se sube a la moto".
EDDY LEMAISTRE EFE

Esta es la novena temporada que Ramón Forcada trabaja como jefe de mecánicos de Jorge Lorenzo en MotoGP. El campeón ya ha expresado que se lo quiere llevar con él a Ducati, pero eso aún está por ver porque nadie le ha dicho aún el qué y el cómo, lo que no quita que sea felicísimo con cada victoria de su piloto y ambicioso, porque acababa de terminar la ceremonia de trofeo en Le Mans y ya estaba pensando en la siguiente cita…

"Para nosotros son 25 puntos muy importantes para el campeonato. Ponerse líderes ahora está bien, pero está mejor ponerse al final. Es una victoria que nos merecíamos tal y cómo había ido el año pasado y tal y como hemos trabajado, pero ahora ya a pensar en Mugello. Recogemos y a pensar en el próximo gran premio", empezó diciendo para AS, costándonos creer que ya tuviera la mente puesta en el GP de Italia de dentro de dos semanas. Era muy cierto: “Claro que pienso ya en Mugello, porque es dentro nada. Allí tenemos la próxima y esto es lo que ha de saber la gente. Los puntos de Francia ya están en nuestra cuenta y esto ya hay que olvidarlo y ponerse a pensar en la siguiente, que nos espera un circuito difícil, como siempre”.

Queda claro que Lorenzo es un ganador y que está rodeado de ganadores, a los que ya no sorprende que su piloto sea capaz de abstraerse de todo cuanto hay a su alrededor cuando sale a la pista. Ya ha firmado con Ducati para los dos próximos años, pero lo sigue dando todo sobre su Yamaha M1, y lo mismo pasó cuando tuvo problemas personales con rupturas con representantes y demás historias. “Esto lo ha hecho siempre. Lo hacía cuando era más joven así que ahora que ha madurado es normal que lo controle. Ya nos sorprendió cuando siendo joven tuvo algún problema. Sin querer piensas que le puede afectar, pero nada distrae a Jorge cuando se sube a la moto", asegura, casi orgulloso como el que habla de un hijo que trae a casa las mejores notas posibles, antes de revelar que “hay una curiosidad en él, porque cuando tenía una diferencia ya buena le hemos puesto en la pizarra que ya estaba OK, pero él no ha querido cortar. Esa es su manera de seguir concentrado, a ritmo de 33 altos. Los demás estaban en 34 y él seguía en 33, 33 y 33. Dice que a él le va bien así porque es su manera de no distraerse. Eso sí, al final me ha estropeado la hoja de tiempos con tres 34…”.

Forcada lo cuenta riéndose, disfrutando del momento, sin la tensión del vuelta a vuelta y vuelve a bromear cuando se le pregunta por qué este año se están viendo tantas caídas: “Igual es culpa nuestra, que les apretamos demasiado. Aparte de bromas, parece ser que las condiciones cambian bastante de los entrenamientos a la carrera. ¿Por qué? Es una duda que tenemos desde hace tiempo. Pensamos que quizá después de Moto2, si hace calor, el agarre cambia, porque hay un tipo de goma diferente, pero es algo que tampoco podemos demostrar. En Jerez fue clarísimo. Los problemas que hubo en la carrera fueron terribles y, en cambio, en los entrenamientos no los hubo. Patinaba un poco, pero no era igual, y luego nos quedamos el lunes a entrenar y no había los mismos problemas que en la carrera. Son cosas que cuestan un poco de entender”.

Para Le Mans, Michelin trajo un nuevo neumático que, según muchos pilotos, corrigió los problemas de Jerez, con ese flanear en plena recta que transmitía a Lorenzo sensaciones de neumático de agua en asfalto seco. “Sigue flaneando, pero es que este circuito es muy complicado, porque la recta acaba en una curva de más de 300 por hora y hacer que la moto no se mueva es muy complicado”, asegura el catalán en ese sentido, antes de rematar la conversación sobre el rival más peligroso que ve de cara al que sería el sexto título del mallorquín, el cuarto en MotoGP: "Si vamos primeros, siempre el que vaya segundo. Y cuando vamos segundos, siempre el que va primero. Ahora Márquez es el que va segundo, así que, evidentemente, él es el rival". Y de su futuro, poco puede decir por contrato, con lo que no se moja entre Maverick y Pedrosa como posible sustituto de Lorenzo en Yamaha: “No sé ni si me quedo, así que no puedo decir nada sobre quién vendrá”.