NASCAR

¡La NASCAR se convierte en una chatarrería! Caos en Talladega

La última carrera en Alabama acabó con un accidente múltiple digno de una película de Hollywood y hubo más terroríficos. Acabaron 21 de 40.

0
¡La NASCAR se convierte en una chatarrería! Caos en Talladega.
Sean Gardner AFP

Cuando se corre separado por milímetros con el coche que te precede, o incluso a veces directamente apoyas tu morro sobre su parte trasera, existe el riesgo de que al mínimo error se provoque un accidente de múltiples dimensiones. Esa es una de las señas de identidad del espectáculo de la NASCAR, por eso gusta tanto a los americanos, pero lo que pasó en la última carrera de Talladega (Alabama) es digno de una película de Hollywood.

Para ir abriendo boca, en la vuelta 63 Dale Earnhardt Jr acabó con la parte delantera izquierda de su Chevrolet nº 88 completamente destrozada. Después de varios golpes, llegó el primer plato con el espeluznante vuelo de Matt Kenseth que parecía no acabar, pero que lo hizo con su Toyota nº 20 con las ruedas mirando al cielo. Y para terminar, un accidente tremendo con varios coches involucrados a 29 vueltas para el final que convirtió la carrera en una auténtica chatarrería. Acabaron 21 de 40 y ganó Keselowski.