NASCAR

Earnhardt Jr. donará su cerebro

El piloto más popular de la Sprint Cup quiere ayudar en el estudio científico de la conmoción cerebral que tanto preocupa al deporte profesional en Estados Unidos

0
Earnhardt Jr. donará su cerebro

En 2011 la prestigiosa Universidad de Medicina de Boston realizó un amplio estudio sobre la llamada encefalopatía traumática crónica (CTE en inglés), hasta entonces asociada principalmente a los boxeadores y conocida como demencia pugilística. El deportista sufría una enfermedad cerebral inducida por repetidos golpes. Sin embargo, el equipo de investigadores concluyó que era un mal endémico de cualquier deporte de contacto y que lesiones traumáticas en la cabeza conducían a una enfermedad cuyos síntomas incluían pérdida de memoria, depresión, discapacidad y demencia.

Los científicos estudiaron 85 cerebros donados por hombres de entre 17 a 98 años, que incluían 64 atletas, 3 veteranos de guerra sin antecedentes deportivos y un individuo que se había lesionado a sí mismo al golpearse repetidamente con la cabeza. Casi la mitad (33) de los hombres habían jugado en la NFL (fútbol americano), uno en la Liga Canadiense de Fútbol, 4 en la Liga Nacional de Hockey de Estados Unidos, y 7 habían sido boxeadores profesionales. Y la conclusión fue tremenda. Los científicos encontraron que 80% de los cerebros, casi todos los de los deportistas, mostraban evidencia de CTE. Y entre ellos, 50 habían sido jugadores de fútbol, incluidos los 33 que habían jugado en la NFL.

A partir de que el estudio se publicara en la prestigiosa revista científica 'Brain', en Estados Unidos la preocupación por la CTE ha ido en claro aumento y más tras conocerse numerosos casos de deportistas profesionales con esta enfermedad. Antes se achacaban los problemas a otras enfermedades, pero ahora la conmoción cerebral que se convierte en crónica y afecta a la vida normal de los atletas se ha convertido en asunto de estado. Dale Earnhardt Jr. lo sabe bien. La estrella de la Nascar que más seguidores tiene en las redes sociales e hijo del mito automovilístico que ganó siete títulos ha sufrido cuatro conmociones cerebrales tras accidentes, dos en el plazo de seis semanas.

Por eso Earnhardt, que ha ganado once veces el premio de piloto más popular de la competición, además de dos títulos en la prestigiosa Daytona 500, ha decidido colaborar en la investigación de soluciones para este problema al que se enfrentan en el deporte profesional de EE UU. Para ello, Dale donará su cerebro a la ciencia cuando fallezca para que lo estudien, a imagen y semejanza de los que han hecho la pasada semana tres exjugadores de los Oakland Riders: George Atkinson, George Buehler y Art Thoms. Buen gesto del piloto de Carolina del Norte de 41 años.