MOTO2

La rareza mecánica de Pasini para salvar su discapacidad

Al italiano le acompaña una lesión desde pequeño en la mano derecha y ha optado por cambiar la maneta del freno y ponerla a la izquierda.

Losail
0
La rareza mecánica de Pasini para salvar su discapacidad

La parrilla de Moto2 repesca esta temporada a Mattia Pasini, que el año pasado sólo corrió en Mugello y Misano, y el italiano se ha inventado en su regreso una rareza mecánica para liberar de trabajo la mano derecha en la que sufre una discapacidad. La lesión le acompaña desde pequeño, fruto de un accidente haciendo motocross, y ello nunca le impidió darle al gas e incluso ganar grandes premios (dos de 250cc y ocho de 125cc), pero ahora ha optado por cambiar de lado la maneta del freno y ponerla a la izquierda, debajo de la del embrague.

“Es algo que empleo en el moto de motocross y hemos probado hacerlo también en la Kalex de Moto2. Si la idea es buena o no lo sabremos en función de lo que diga la bandera de cuadros, pero me siento más cómodo pilotando así”, asegura con una sonrisa el italiano de 29 años, que cuenta en el box con un jefe de mecánicos de primerísimo nivel, Giovanni Sandi, que ha celebrado títulos con pilotos como Lorenzo, Biaggi o Harada.

El veterano técnico cuenta que “no ha supuesto un gran problema mecánico el cambio de posición de la leva del freno. Lo único que ha habido que hacer ha sido pedir a Brembo que fabricara una bomba de freno específica para el lado izquierdo, porque todas las que tenían están concebidas para el lado derecho”. Lo que tampoco es un problema son los recambios en caso de caída, porque “hay de sobra”.

Pasini se las apaña para accionar el embrague y el freno al mismo tiempo. “Usa dos dedos para cada leva”, asegura Sandi mientas emula a su piloto, con el índice y el corazón apretando la maneta superior, la del embrague, y el anular y meñique apretando la inferior, la del freno.

Cuenta el veterano periodista Paolo Scalera que él vio correr al gran Santi Herrero en el TT de la Isla de Man, con la Ossa monocilíndrica en los 60, con la misma solución mecánica para liberar de trabajo el brazo derecho después de una caída.

Y más recientemente, en los 90, Doohan se llevó también al semimanillar izquierdo el freno trasero, el que se acciona con el pie derecho, pero en su caso usaba un gatillo que accionaba con el dedo pulgar en lugar de una maneta como la de Pasini.