Estas leyendo

Alonso, otra vez, subcampeón

GP BRASIL

Alonso, otra vez, subcampeón

Alonso, otra vez, subcampeón

Getty

El asturiano terminó segundo y pierde el Mundial por tres puntos en Brasil. Vettel se convierte en el tricampeón de F1 más joven de la historia al terminar sexto.

"Cuando uno da el 100%, cuando lo hace todo con el corazón, puede estar muy orgulloso del trabajo que ha hecho. Yo lo estoy". Alonso en el podio, con lagrimas en el alma. Orgulloso. Y con él todos los que amamos la Fórmula 1. Increíble carrera en la que el milagro estuvo cerca, pero finalmente Fernando Alonso no pudo lograr ese imposible que era su tercer título. Hasta el final luchó el campeón español al que se recordará para siempre como ese piloto capaz de hazañas espectaculares.

El asturiano llegó a ser campeón del mundo en esta carrera tan caótica como se esperaba, pero finalmente Sebastian Vettel consiguió el premio de ver su nombre en los libros de estadística como el tricampeón del mundo más joven de la historia, como el único que lo ha logrado de manera consecutiva después de su primer título.

La carrera fue emocionante comenzó con una salida espectacular del español, como suele, y con Vettel trompeando y con el coche mirando hacia atrás, se tocó con Bruno Senna, pero el Red Bull debe ser de acero, no rompió el monoplaza el alemán y además tempoco le volvió a tocar nadie. ¿Suerte de campeón? Lo cierto es que Vettel remontó hasta aproximarse a la quinta plaza. Alonso ya era cuarto cuando llegaron varios cambios de neumáticos de los mejores, excepto Button y Hulkenberg, sorprendente líder con el Force India.

Cuando comenzó a llover otra vez accidente entre Hamilton y Hulkenerg cuando el alemán le quería devolver al inglés el adelantamiento anterior y Alonso que se pone segundo cuando Vettel era duodécimo. En ese momento el asturiano era campeón del mundo. Pero Vettel pasó a algunos que no eran rivales, a Kobayashi y después vio como Schumacher le abría paso. Al final terminó sexto. Y campeón. El español a tres puntos del milagro, a tres puntos del sueño. No pudo ser. Pero será. Seguro. Uno de los mejores pilotos de F-1 de la historia no puede terminar sólo con dos títulos. Felicidades Vettel. Gracias Fernando.

También te puede interesar