Actualidad

PS5 Slim ya es una realidad gracias a un fan, es diminuta y funciona a las mil maravillas

Un youtuber crea el primer rediseño de PS5, una versión Slim de la consola que no mide más de dos centímetros de grosor y funciona perfectamente.

El youtuber Matthew Perks, del canal DIY Perks (con casi 4 millones de suscriptores), se ha adelantado a Sony y ha llevado él mismo a cabo el primer rediseño de PlayStation 5. Una espectacular versión Slim que reduce el volumen del actual armatoste hasta que apenas supera los 1,9 centímetros de grosor. Eso sí, el proceso no ha sido precisamente fácil.

DIY Perks ha tenido que sacar la fuente de alimentación y el sistema de refrigeración para sustituirlos por dos alternativas de cosecha propia que mete en una carcasa externa que esconde detrás de la tele. Pero a pesar de los problemas, su PS5 Slim funciona a las mil maravillas incluso con juegos de la exigencia de Horizon Forbidden West. No os lo perdáis:

PS5 y los problemas de stock

Por más que nos guste su versión Slim, nosotros nos conformamos con que se pueda comprar una PlayStation 5 normal sin problemas. La crisis de los microprocesadores y la falta de stock de PS5 y Xbox Series (no habrá consolas hasta 2024) ha provocado que esta generación tenga el motor gripado y haya arrancado al trantrán.

La mayoría de los desarrolladores prefieren que sus juegos salgan en todas las plataformas posibles, sean nuevas o viejas, y nos estamos acostumbrando a proyectos intergeneracionales que no terminan de explotar el potencial tecnológico de las máquinas. Hay hasta quien ha perdido la fe y piensa ya que no existe tanto margen de mejora a nivel gráfico. ¡Já! Estos días no paran de surgir demostraciones técnicas sobre lo que podríamos llegar a ver y es tan ilusionante como desolador saber que no llega. Spiderman en Unreal Engine 5, Cyberpunk con gráficos del futuro... etc.

Muchos estudios también han salido a la palestra para aclarar la situación y explicar por qué retrasar un juego en 2022 es más fácil que nunca y aclarar que no, no es todo tema covid. Hay muchos más motivos detrás de los retrasos a 2023. Pero aún, las conclusiones de los dos artículos a los que enlazamos son claras: los retrasos no son un problema que vaya a desaparecer.