Top 10

Los mejores juegos de Alien, Predator y Alien vs Predator

Elegimos los mejores juegos de Alien de la historia, Predator y AvP inclusive. Así eran las mejores adaptaciones que llegaron a PC, arcades y consolas.

El lanzamiento de Aliens: Fireteam Elite ha hecho que volvamos a sentir mariposas en la boca del estómago. Pero no mariposas de colores de las que aletean cuando estamos enamorados. No. Tampoco como las que salían en Life is Strange o Until Dawn. Estas no cambian el futuro ni provocan terremotos en la otra parte del mundo. Las nuestras son oscuras y parásitas, de las que se posan en los intestinos y te roen por dentro. Son las mariposas propias del miedo. Porque eso es lo que sentimos cada vez que sale una nueva adaptación de Alien: miedo, terror. Y por desgracia no es miedo a los xenomorfos. Como fans de la saga de Ridley Scott sabemos que los antecedentes no son lo que se dice halagüeños. Ha habido más juegos de la licencia fallidos que huevos de alien en la gran pantalla.

A pesar de ello también hemos tenido cosas rescatables. Títulos que, como naves a la deriva, han sobrevivido a los peligros de toda adaptación a videojuego. Como ya hemos hecho algún regreso al pasado de Alien y visto la historia de la franquicia, hoy en MeriStation vamos a aprovechar el lanzamiento de Fireteam Elite para rescatar dichas naves. La redacción ha votado y elegido los mejores juegos de Alien de la historia, incluyendo los míticos crossover con Predator, pues los yautja son uno más de la familia. Una lista llena de injusticias, filias y fobias, como mandan los cánones de todo buen ranking. Os dejamos con ella:

10 - Alien Resurrection

Abrimos nuestra lista con Alien Resurrection, un juego de Argonaut Games (Starfox, Croc) para la primera PlayStation que por extraño que parezca salió a finales del año 2000, cuando el estreno de la película homónima, de 1997, ya no se vislumbraba ni por el espejo retrovisor. No había tirón comercial que aprovechar y para más inri se acababa de lanzar PlayStation 2, lo que terminó de condenar a Alien Resurrection a un inmerecido ostracismo. Concebido como una secuela espiritual del exitoso Alien Trilogy, del que por supuesto hablaremos más adelante, el título nos devolvía a la nave militar Auriga y ofrecía diez misiones de duración considerable que revivían los acontecimientos de la cinta y nos hacían ir cambiando de un personaje otro. Manejábamos al marine DiStephano, miembro de la Auriga, a Christie, uno de los mercenarios que abordaba ésta, a la androide Call y cómo no, a ese clon de Ellen Ripley que era Número 8.

PS2 y algunos de sus títulos de lanzamiento, como TimeSplitters, opacaron el sobresaliente acabado gráfico de Alien Resurrection, uno de los shooters que más partido sacó a la PlayStation original. Pero si por algo ha pasado a la historia el juego es por ser uno de los primeros FPS que hacía uso de los sticks del mando a la manera de hoy en día (es decir, el izquierdo para moverse y el derecho para girar la cámara). Aunque en la actualidad se antoja fácil e intuitivo, siendo casi costumbre, por entonces era un sistema tan extraño que costó que nos entrara en la mollera. Ahora es divertido comprobar cómo hablábamos en su momento de semejantes controles y ver cómo los tachábamos de difíciles e incómodos. En nuestro análisis de Alien Resurrection, por ejemplo, los describíamos como “demasiado complejos para usuarios principiantes, pues usa ambos analógicos (los dos sticks de L y R) y dominarlo todo con soltura, algo esencial, requerirá tiempo”. Cuánto hemos cambiado.

Alien Resurrection
Alien Resurrection (2000).

9 - Aliens: Infestation

De un juego de PSOne eclipsado por el lanzamiento de PS2 pasamos a un juego de la recta final de Nintendo DS al que le ocurrió lo mismo, pero con Nintendo 3DS. Aliens: Infestation salió en 2011, cuando algunos gurús aún hablaban del 3D como el futuro y todos le hacíamos ojitos a la nueva portátil de Nintendo. El catálogo inicial de ésta, por pobre que fuera, acaparaba los mimos y atenciones de la época, motivo por el que pasó tan desapercibido este estupendo y clasicón metroidvania ambientado en el universo de Alien. Se trataba de un juego de desplazamiento lateral cargado de acción en el que limpiábamos de xenomofos unos enormes y laberínticos mapeados basados en las localizaciones más emblemáticas de las películas (como la nave USS Sulaco o el planeta LV-426).

En Aliens Infestation empezábamos con un grupo de cuatro marines a nuestras órdenes y había permadeath, así que si alguno perdía la vida era para el resto de la partida. Mientras explorábamos y completábamos misiones podíamos rescatar y unir a nuestra tripulación a 19 personajes más, todos manejables y cada uno con su propia personalidad, líneas de diálogo e interacción con los escenarios. De hecho estaban diseñados por Chris Bachalo, un reputado dibujante de cómics que también realizó la portada del título. Los detalles de Infestation lo convirtieron en una joyita que hacía honor al género con sus buenas dosis de llaves, secretos y backtracking, a los que añadía los sustos y la ambientación que cualquiera esperaría de la licencia.  WayForward (Shantae, Contra 4) acertó de lleno con este Alientroidvania.

Aliens Infestation
Aliens: Infestation (2011).

8 - Aliens: Extermination

Llegamos al primer arcade de la lista y no será el último. En pleno 2006, cuando las recreativas empezaban a ser un rara avis, Play Mechanix se sacó de la manga Aliens: Extermination, un divertido shooter sobre raíles que se ambientaba un año después de la segunda película de la saga. Formábamos parte de un grupo de marines que regresaba al planeta LV-426 para llevar a cabo una “operación de limpieza” que terminara de aniquilar a los xenomorfos del lugar. El arma que empuñábamos estaba basada en la misma que utilizaba Ripley al final de la cinta de Cameron. Un rifle de pulsos M41A de 10 mm, con un botón amarillo en la parte inferior que activaba un lanzallamas y otro de color rojo en el cañón que permitía disparar una lanzagranadas acoplado de 30 mm. Hasta contábamos con un LED rojo que indicaba la munición restante. Era como estar dentro de la película.

Aliens: Extermination no aportaba nada nuevo, pero era una máquina de las que dejan un gran sabor de boca. Una sucesión de pantallas en las que una horda tras otra de xenomorfos y sintéticos venía a por nosotros, con un espectacular combate final contra una reina alien. Sobra decir que tenía unos picos de dificultad disparatados que buscaban nuestro fallo sin tapujos para así obligarnos a abonar alguna moneda extra. Iba en la línea de Alien 3: The Gun, la famosa recreativa de Sega que también ha recibido algún voto en la redacción, pero no los suficientes para colarse en este top 10. Algunos años después, en 2014, Play Mechanix desarrollaría una secuela bastante más discreta llamada Aliens: Armageddon.

Aliens Extermination
Aliens Extermination (2006).

7 - Alien vs Predator (Rebellion)

La saga Predator lo ha intentado por activa y por pasiva tanto en cine como videojuegos, pero nada, que no hay manera de que salga bien. Y no será porque no se han probado cosas (la última, Predator: Hunting Grounds). Pero a diferencia de lo que ocurre en la gran pantalla, donde todo se vino abajo tras Schwarzenegger, en PC, arcades y consolas la licencia ha encontrado amparo en su mezcolanza con Alien. Lejos de sus aberraciones fílmicas, los títulos de ambas criaturas conforman algunas de nuestras adaptaciones “videojueguiles” preferidas. El Alien vs Predator de Rebellion Developments (Sniper Elite) es un claro ejemplo de ello. Lanzado en 1999 para ordenadores, era un juego mayúsculo que ofrecía tres campañas diferentes: una protagonizada por un xenomorfo, otra por un marine y una tercera con un predator como personaje principal. ¿Os suena? Normal, pues la fórmula ha sido heredada e imitada por decenas de entregas posteriores.

Hoy día todos damos por hecho que al manejar a un alien podemos trepar por las paredes y desplazarnos por el techo, o que al ser un predator podemos hacernos invisibles, cambiar entre varios tipos de visión y lanzar disparos láser siempre y cuando tengamos energía, pero todas estas ideas fueron incubadas en Alien vs Predator. Un juego de acción pura y dura, con un llamativo acabado gráfico y una ambientación que lo convirtió en el título más aterrador de la marca hasta ese momento. Basta con recordar que los aliens sólo recuperaban vida comiéndose los cadáveres de sus víctimas o arrancándoles la cabeza. Hasta contábamos con un modo multijugador de lo más competente. Quizás mereciera estar más arriba en este ranking por originalidad e influencia, pero ese privilegio se lo ha quedado su secuela, todavía más y mejor. La propia Rebellion hizo una tercera entrega a modo de reboot en 2010, pero no estuvo muy inspirada y apenas tuvo impacto en un género tan cambiado para entonces como el de los first person shooters.

Alien vs. Predator (Rebellion)
Alien vs Predator (Rebellion, 1999).

6 - Alien 3

En 1992, unos meses después de la irrupción en cines de esa caja de Pandora que siempre ha sido Alien 3, Probe Software sorprendió al mundo con un interesantísimo shooter de desplazamiento lateral que simulaba ser la adaptación de la cinta. Decimos “sorprendió” porque si bien los noventa fueron una época en la que parecíamos recibir cada semana una mediocre adaptación de la película de turno, éstas no solían ser productos tan dignos y meritorios como Alien 3. Y decimos “simulaba” porque a decir verdad, los parecidos con la obra de Fincher eran mínimos. En vez de combatir contra un único xenomorfo lo hacíamos contra decenas de ellos, por poner un ejemplo, y Ripley no estaba perdida e indefensa, sino armada hasta los dientes con un arsenal con el que hasta nosotros hubiéramos tenido opciones de sobrevivir.

Visual y sonoramente lustroso, Alien 3 perdura en nuestra memoria por su endiabla dificultad. Todavía recordamos la ingente cantidad de veces que nos perdimos por esos enrevesados escenarios, o las rabietas que nos cogíamos al quedarnos sin vidas y ver que teníamos que empezar los niveles desde el principio a pesar de lo largos que eran. Pero lo más demencial era la cuenta atrás que aparecía en grande y rojo en la parte superior de la pantalla. Marcaba el ajustado tiempo límite que teníamos para combatir a los xenomorfos, salvar a los humanos supervivientes y completar cada fase. Estos ingredientes cargaban el juego de tensión y adrenalina. Era un desafío de los que enganchan y no quieres soltar por mucho que te estrelles a los mandos una y otra vez. Mención especial por cierto a la versión de SNES que llegó en 1993, no sólo por su aspecto y por ser la que jugó la mayoría, sino por los muchos cambios que trajo, como la eliminación del tiempo límite, lo que hizo que la dificultad se volcará en la cantidad de munición que teníamos (spoiler: era ínfima). Esto alteraba por completo el ritmo del juego y tuvo tantos detractores como defensores. ¿Qué otra respuesta iba a provocar algo llamado Alien 3?

Alien 3
Alien 3 (1992).

5 - Aliens

A finales de los ochenta, los juegos de Alien eran como una ciudad sin ley. Como vimos en el artículo “historia de un amor por los xenomorfos”, eran unos años en los que se tiraba de ingenio a falta de recursos técnicos. Había cruces macabros entre Pac-Man y Frogger, aventuras gráficas y de texto, minijuegos como el Quién es Quién y propuestas como la de Five Nights at Freddy's, pero con las cámaras y el panel de control de la Nostromo. Un contexto importante para comprender por qué en esta primera recreativa que Konami lanzó de la saga podíamos encontrar zombis, xenomorfos voladores, aliens con tentáculos y enemigos que escupían rayos desde lejos o burbujas de las que brotaban facehuggers cuando las explotábamos. Un hilarante derroche de imaginación que resulta difícil de olvidar.

Con la serie Contra como punto de referencia, Aliens era un divertido shoot 'em up de desplazamiento lateral que, a pesar de sus muchas licencias en lo que a enemigos se refiere, estaba basado en la segunda de las películas. Al igual que en la cinta de Cameron, en el arcade recorríamos LV-426 de la mano de Ripley, quien trataba de salvar a Newt, la niña superviviente, para escapar del planeta junto a ella, previo duelo final con una reina alien a bordo del correspondiente robot de carga amarillo. Se componía de seis niveles de dificultad creciente, ofrecía un modo cooperativo para dos jugadores y contaba con lanzacohetes, bombas, rifles láser y lanzallamas. Hasta había niveles a bordo de un tanque en los disparábamos “al fondo de la pantalla”. Cuando salió en 1990 fue un éxito mundial y acabó volviéndose en un agujero negro que absorbía todas nuestras monedas de 25 pesetas cada vez que pasábamos por los billares y las recreativas del barrio.

Aliens (Arcade)
Aliens (1990).

4 - Alien vs Predator (Capcom)

Tercera y última recreativa de la lista. Alien vs Predator. Un arcade para el recuerdo que salió en 1994 bajo el sello de Capcom. Nuestro compañero Carlos Forcada le dedicó una fabulosa retrospectiva el año pasado en la que definía el título como “uno de los mejores beat'em up que realizó el estudio que precisamente mejor entendió ese género y quien además lo hizo en su momento de más nivel”. Porque como se explica el artículo, ni Sega, ni SNK, ni ninguna otra desarrolladora podía competir con Capcom cuando se enfundaba sus mejores galas y nos regalaba semejantes “Yo contra el barrio”. Repleto de novedades y matices jugables, Alien vs Predator también era visualmente esplendido y permitió a Capcom presumir de su nueva placa CPS2 con un derroche de virtuosismo en todos los campos: diseño, números y tamaño.

En Alien vs Predator hasta cuatro jugadores podían colaborar erradicando xenomorfos y antes de cada partida debíamos elegir si queríamos ser un humano o un predator. Era en las habilidades y particularidades de cada personaje donde recaía la gracia del título. A las decisiones habituales (¿más vida o más velocidad? ¿precisión o potencia de fuego?) se sumaba que los yautja, por ejemplo, introducían unos saltos que nos propulsaban de un lado a otro de la pantalla y unas armas con un tiempo de recuperación que originaba estrategias la mar de dispares. Cambios que hacían aún más rica y variada la acción que nos esperaba después, sin filtro ni paliativos. Batallas contra decenas de enemigos de todas las formas y tamaños que se acumulaban en pantalla y ofrecían uno de los resultados más vistosos del presente ranking. De hecho en 1994 era la mayor concentración de enemigos que se había visto nunca en un beat ‘em up. Alien vs Predator es un clásico imprescindible para los amantes del género, independientemente de su interés en la licencia.

Alien vs. Predator (Capcom)
Alien vs Predator (1994).

3 - Alien vs Predator 2

Inaugura nuestro podio la secuela del Aliens vs Predator de Rebellion, para la que Fox Interactive recurrió esta vez a Monolith Productions (a la que más adelante conoceríamos por sus FEAR y Condemned). Si antes hablábamos maravillas del original, qué podemos decir de esta segunda parte que no arriesgó ni innovó demasiado, pero acertó de pleno con las pocas teclas que tocó y se convirtió en uno de los mejores shooters de 2001. Para empezar aprovechó el motor gráfico de la propia Monolith, el LithTech, muy popular por entonces y capaz de ofrecer un salto notorio en el grado de detalles de los personajes y las dimensiones de los escenarios, con muchos más espacios abiertos. Pero el LithTech supuso sobre todo disfrutar de una iluminación sin precedentes. Los juegos de luces y sombras aprovechando las linternas y bengalas de los marines ponían la guinda a una ambientación ya de por sí excelsa. Lo mismo sucedía con la música. Los efectos se habían multiplicado y la banda sonora había ganado peso, era orquestal e incluso ofrecía el tema principal de las películas de Predator. Gráficos y sonido volvieron la IP más aterradora y fascinante si cabe.

La segunda novedad crucial fue la influencia de Half-Life, patente en una narrativa con mucho más peso. Si en el original las misiones estaban aisladas y no tenían continuidad argumental, en este había un buen número de escenas de vídeo que unían los capítulos y hasta documentos dentro de los mismos que ayudaban a profundizar en la historia. Una historia de enfoque más cinematográfico, pero que seguía constando de tres campañas en las que ahora no se repetían niveles. Cada personaje (marine, alien, depredador) tenía sus propias misiones, de lo más variadas y con un mayor equilibrio entre las tres especies. Los xenomorfos, los más flojos del original, ahora tenían un ciclo vital completo e iban desde un pequeño zángano hasta un imponente predalien. Esto quedaba patente en un multijugador a rebosar de opciones y contenido, donde la gente dejó de cogerse sólo a los humanos. Alien vs Predator 2 era cuanto habíamos echado en falta en el título de Rebellion. Un FPS que no tenía nada que envidiar a nadie.

Alien vs. Predator 2
Alien vs Predator 2 (2001).

2 - Alien Trilogy

Es imposible no amar Alien Trilogy, ese heredero maltrecho de DOOM cuyo late motiv quedaba claro desde el minuto uno: correr y disparar. Sin mayores pretensiones, el juego salió en 1996 para PC, Sega Saturn y la primera PlayStation, convirtiéndose en un éxito de crítica y público. A pesar de su nombre, no seguía el argumento de las películas a pies juntillas y su historia apenas se repasaba a través de unas breves secuencias de vídeo antes de cada misión. Eso no impidió que hiciera las delicias de los fans y permitiera ir abriendo boca para el estreno en cines de Alien Resurrection, previsto para apenas un año después.

Alien Trilogy ofrecía más de 30 niveles que revivían algunos de los momentos más emblemáticos de la saga y nos permitían volver a muchas de sus localizaciones, como la Nostromo, las zonas de incubación de aliens, la colonia LV-426, el planeta prisión de Alien 3, etcétera. Lo tenía todo: pasillos oscuros en los que perderse, xenomorfos que volvían loco nuestro sensor de movimiento, facehuggers que nos daban el susto de nuestras vidas y una mezcla de escenarios 3D y sprites que enamoraba. Pasábamos tanto tiempo vaciando el cargador como maldiciéndonos por haber malgastado las balas. Una constante huida de los enemigos en busca de munición, botiquines y la llave de la puerta de turno. Desarrollado por Probe Entertainment (a los que antes citábamos como creadores de Alien 3), el juego puso el listón muy alto y terminó de asentar a la franquicia en el género por el que sería conocida a partir de ese momento: los first person shooters.

Alien Trilogy
Alien Trilogy (1996).

1- Alien Isolation

¿Qué hace un estudio como Creative Assembly haciendo un survival horror en primera persona ambientado en el universo Alien? Si ellos sólo tienen experiencia con juegos de estrategia como Total War y Halo Wars 2, o con hack and slash sencillotes estilo Spartan: Total Warrior y Viking: Battle for Asgard. ¿Acaso Sega ya no sabe qué hacer con la licencia? Boom, en toda la cara. A pesar del gran número de escépticos que hubo cuando se desveló su desarrolladora y a pesar de la cantidad de gente que era reacia a volver a confiar en un juego de Alien tras de lo sucedido con Colonial Marines, en 2014 nació la adaptación favorita de esta redacción y uno de los baluartes de la saga. Alien Isolation se convirtió fue de los mejores juegos de miedo de la pasada generación y una obra descomunal en muchos aspectos.

Por ese diseño de sonido para estudiar en las escuelas, esa banda sonora que se inspiraba en la partitura original de Jerry Goldsmith o ese doblaje al castellano que hasta contaba con la voz de María Luisa Solá, nuestra propia Sigourney Weaver. Por ese guion original que se atrevía con elementos tan arriesgados como ponernos en la piel de Amanda Ripley, la hija de Ellen Ripley, pero que salía airoso de ellos y encajaba como un guante entre la primera y la segunda de las películas. Por apostar por los survival horror clásicos de ritmo pausado y acción esporádica, con un alien que no podíamos matar, sino únicamente esquivar. Y por esa ambientación que convertía cada viaje por la Sebastopol en una sucesión de flashbacks que nos transportaban al cine, a aquella vez que descubrimos la obra de Ridley Scott. Por todos esos motivos Alien Isolation se ha vuelto un imprescindible cuyas cifras de ventas no estuvieron a la altura de su calidad y nos han privado de cualquier amago de secuela. Ojalá esta posición sirva de grito de reivindicación, pero como todos sabemos a estas alturas, en el espacio nadie puede oír tus gritos...

Alien Isolation
Alien Isolation (2014).

Alien Isolation

Alien Isolation, desarrollado por Creative Assembly y distribuido por Sega para PC, PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360, Xbox One y Switch, es una nueva entrega de la franquicia Alien en el género de la acción y el survival horror en primera persona con todo el sabor del largometraje original y en la que controlamos a Amanda Ripley quince años depués de la desaparición de su madre, Ellen Ripley.

Alien Isolation