La historia de la saga

Alien en los videojuegos, historia de un amor por los xenomorfos

Un repaso a todos los juegos de la saga Alien ante el posible regreso de la serie a consolas de la mano de Alien: Blackout. ¿Hora de volver a la Nostromo?

Han pasado más de cuatro años desde el último videojuego de Alien (si no tenemos en cuenta la maravillosa mesa ambientada en la saga de Zen Pinball 2). Tiempo más que suficiente para echar de menos a los xenomorfos. La espera de una nueva entrega se ha hecho especialmente dura al haber sido su último juego (Alien Isolation, 2014) uno de los mejores de toda la saga y uno de los grandes survival horror de la generación.

Es imposible no echar de menos el terrorífico pitido intermitente de nuestro sensor de movimiento, o el característico escalofrío que le recorre a uno la espalda al escuchar movimiento en un conducto de ventilación. Por suerte, esta misma semana conocíamos que 20th Century Fox había registrado la marca Alien: Blackout a escasos días de The Game Awards. La prestigiosa gala de premios no ha dejado de dar pistas sobre el regreso de Alien y ya ha confirmado que contará con el anuncio de más de 10 juegos nuevos

Ante su posible regreso, o para que penséis en alternativas al mismo en caso de que no se produzca, hemos decidido repasar la historia de Alien en los videojuegos. Una historia repleta de géneros y propuestas distintas, aunque muchos la conciban hoy día como una serie eminentemente first person shooter. Un efímero vistazo a los grandes títulos que ha dado de sí.

¿Alien como heredero de... Pac-Man?

Los comienzos de Alien en esto de los videojuegos no fueron fáciles. Los xenomorfos andaban algo perdidos fuera de su hábitat natural, la Nostromo, y en 1984 aterrizaron en Atari 2600 con un videojuego que parecía un cruce macabro entre Pac-Man y Frogger. Un híbrido aún más terrorífico que los propios aliens. Lejos de convertirse en un ejemplo de lo que no había que hacer, en un aviso de lo mal que podían irle las cosas a la franquicia si no se hacían adaptaciones a la altura, acabó siendo simplemente el primer tropiezo de los muchos que tendría la saga. Porque si bien el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, los xenomorfos son el único alienígena que no tropieza menos de cuatro con cada escollo del camino.

A falta de recursos técnicos, ingenio

Sin embargo, no hubo que esperar demasiado para superar el trauma del Pac-Man de Alien. Ese mismo año, en 1984, Commodore 64 y ZX Spectrum recibieron otro título de la marca (estos dos primeros juegos, por cierto, se llamaron simplemente "Alien" en un alarde imaginativo). En esta ocasión se trataba de una aventura gráfica en la que nos poníamos en la piel del comandante de la Nostromo. Nuestra misión era sobrevivir y hacer sobrevivir a nuestra tripulación.

Aunque hoy día nos tiraríamos de los pelos si viéramos el aspecto del juego, cuya HUD está repleta de líneas de diálogo, opciones e información inútil, lo cierto es que el concepto no estaba mal. En cada partida se seleccionaba de forma aleatoria a un miembro de la tripulación para que fuera el infectado que incubaba a un alien dentro y a otro que hacía de androide y trataba de mantener a este último con vida. Debíamos investigar y descubrir quién era quién para evitar problemas mayores, y en función de nuestrad decisiones la partida iba cambiando (la tripulación se asustaba, se desmoralizaba, moría... etcétera).

Mención especial para su banda sonora:

A falta de potencia técnica y recursos, ingenio. Si el Quién es Quén de Alien no os ha parecido lo suficientemente original y curioso, un par de años después, en 1986, Commodore 64 recibió una nueva y atrevida propuesta ambientada en el universo de Alien. Llamada Aliens: The Computer Game, proponía estar en el panel de control de la Nostromo, que a modo de un control de realización, nos permitía cambiar de una cámara a otra y seguir las andadas de nuestra tripulación. Debíamos tener un ojo sobre todos ellos y atender por primera vez al recién aparecido (y desde entonces imprescindible) sensor de movimiento. Consistía en resistir oleadas y oleadas enemigas hasta quedarnos sin munición... algo que por desgracia no tardaba en ocurrir.

De Aliens: The Computer Game hubo un remake allá por 2007 que podéis descargar y probar desde este enlace.

Aliens: The Computer Game (1986, Commodore 64).
Aliens: The Computer Game (1986, Commodore 64).

Los 90, Alien en los beat'em up y las recreativas

La saga siguió probando cosas en busca de su propio camino. En 1990, de la mano Konami, Aliens apareció en las recreativas de todo el mundo. Se trataba de una adaptación que quizás se tomara excesivas licencias (había xenomorfos voladores, otros que escupían desde lejos, jefes que disparaban una especie de bolas de fuego...), pero que, bebiendo de la saga Contra, nos dejó el primer Alien con formato beat' em up.

Tampoco es que tuviera mucho mérito si tenemos en cuenta que era el género de moda en aquella época (hubo juegos así de Los Simpsons, Las Tortugas Ninja, X-Men...), pero era un avance. Aunque no era el mejor de ellos, ni la historia tenía demasiado sentido (¡salían zombies!) también aportó elementos claves que repetirían en futuras entregas como la aparición del robot de carga, ese pseudo exoesqueleto amarillo que hemos usado decenas de veces con el tiempo.

Alien (1990, Arcade)
Alien (1990, Arcade)

Entre recreativa y recreativa, y coincidiendo con la irrupción en cines de Alien 3, Super Nintendo, Genesis y Amiga recibieron un título con el mismo nombre de la película (Alien 3, 1992). Un juego que, aún sin hacer demasiado ruido, nos dejó un interesante shooter de desplazamiento lateral en el que manejábamos a Ripley por enormes mapas repletos de armas y objetos. Con un límite de tiempo siempre acechando, debíamos impedir que el resto de tripulantes de la nave se convirtiera en la nueva incubadora particular de los aliens. Un juego más que digno y meritorio, que apareció de la nada en una época en la que Genesis y SNES recibían cada semana una mediocre adaptación de la película de turno.

Un año después de la llegada de Alien 3 a cines (y de esa dignísima adaptación de la que hablábamos antes), los videojuegos de la serie seguían subidos a la ola de las recreativas, donde nos dejaron otra adaptación (resulta raro usar esa palabra cuando lo único en común que tenía con la cinta era el nombre) bastante divertida que internaba a la serie en los shooters on rails. Bajo el nombre de Alien 3: The Gun (de 1993) proponía una alternativa menor a Time Crisis que marcaría en gran medida hacia donde irían los tiros (y nunca mejor dicho) desde ese mismo momento.

Alien 3: The Gun (1993, Arcade)
Alien 3: The Gun (1993, Arcade)

Pero antes de abandonar las recreativas cabría mencionar al que posiblemente fuera el mejor juego de Alien que vio la luz en las mismas: Alien vs Predator (1994). Un título en el que hasta cuatro jugadores colaboraban para erradicar xenomorfos. Podíamos elegir si ser predators o humanos, y una vez tomada esa decisión (cada personaje tenía sus propias habilidades y características),nos sumergíamos en el beat' em up definitivo de Alien. Decenas de tipos de enemigos de todos los tamaños y formas, que se juntaban y acumulaban en pantalla con un resultado la mar de vistoso. Quizás no tuviera mucho que ver con Alien en el sentido más estricto de la palabra, pero qué duda cabe de que era divertido.

La saga se asienta en los shooters

El mismo año del clímax de la saga en recreativas llegó a Atari Jaguar el primer Alien vesus Predator desarrollado por Rebellion Developments, uno de los estudios más importantes en lo que a las adaptaciones de la franquicia se refiere. Para muchos es sin duda alguna uno de los mejores juegos de Alien y el mejor título de Predator de entre cuantos se han atrevido a incluir a los mismos en su propuesta.

Era un FPS lanzado en 1994 que contaba con tres campañas, una protagonizada por un xenomorfo, otra por un marine y una tercera con un predator como personaje principal. ¿Os suena? Normal, pues su propuesta ha sido heredada por decenas de títulos de Alien posteriores. Aún siendo anterior a la revolución protagonizada por Half-Life, el título estaba repleto de cinemáticas y eventos distintos, prestando mucha atención a su narrativa. Acción pura y dura, con un llamativo acabado gráfico que empezaba a jugar con las luces, y una jugabilidad que seguía aprovechando elementos como el sensor de movimiento.

Alien versus Predator (1994, Atari Jaguar)
Alien versus Predator (1994, Atari Jaguar)

Antes de que lleguemos a 1996, cuando tuvo lugar uno de los juegos de la saga que mejor recuerdo ha dejado entre los fans, no habría que olvidarse de productos alternativos que iban saliendo de cuando en cuando, como Aliens: A Comic Book Adventure, que basándose en los cómics Aliens: Labyrinth, proponía una aventura point and click en la que, en un centro de investigación de xenomorfos, uno de ellos se escapaba y era buscado por los miembros de la instalación. Un juego cuya historia, si bien prometedora, ofrecía unos puzles y un sistema de combate tan engorrososos como frustrantes, que no le hicieron muy querido por la comunidad, precisamente.

Pero de ahí dimos el salto a Alien Trilogy, que como decíamos, es uno de los juegos de la saga que mejor recuerdo ha dejado entre los fans. Lanzado en 1996 en PC, Sega Saturn y la PlayStation original, era un heredero de DOOM. Un shooter en primera persona cuyo late motiv estaba claro: correr y disparar. Ofrecía más de 30 niveles ambientados en momentos icónicos de las tres primeras películas de la franquicia. Con una notable evolución gráfica (y especialmente sonora), terminó de asentar a Alien en el género por que acabaría siendo conocida, los FPS.

A partir de aquí, los títulos del género se suceden uno tras otro y seguramente a más de uno les suenen sus nombres. Como Alien Resurrection (año 2000), de la primera PlayStation, que fue uno de los primeros shooters en hacer uso de los sticks tal y como hoy día se conciben (el izquierdo para moverse y el derecho para girar la cámara). O el Alien Versus Predator de 2010 que estuvo de nuevo a cargo de Rebellion, un polémico remake del original que ofreció por primera vez modo online.

Del infierno al cielo, Colonial Marines e Isolation

A pesar de haber proliferado como FPS, la saga no ha descuidado en los últimos años sus escarceos con otro tipo de propuestas. Porque si algo hay que concederle a las adaptaciones de Alien es que lo han probado todo. Como ejemplo, el fantástica Aliens: Infestation de Nintendo DS (2011). Cuando todo el mundo estaba dando salto a 3DS su predecesora se sacó de la manga una versión metroidvania de Alien. Un título en la línea de los Metroid portátiles que nos proponía explorar una nave de inmenso mapeado con cuatro marines bajo nuestro mando, los cuales podían morir de manera permanente si no éramos precavidos.

Del mismo modo siguió probando suerte en arcades (el último del que tenemos constancia fue Alien Extermination (de 2006), e incluso tuvo una internado catastrófica en el género de los RTS en 2003, donde tratando de emular Starcraft o X-Com ofreció Alien versus Predator: Extinction, difícil de olvidar a pesar de ser prácticamente un calco de Extinction.

Alien versus Predator: Extinction (2003, PS2 / Xbox)
Alien versus Predator: Extinction (2003, PS2 / Xbox)

Nuestro repaso termina, cómo no, con Aliens: Colonial Marines (2013) y Alien Isolation (2014), ambos la noche y el día. Juegos que todos tenemos hoy en la cabeza al hablar de la franquicia. Para hablar del primero bastaría con recordar los cruces de declaraciones entre Sega y Gearbox. Ambas desarrolladoras se culpaban la una a la otra del resultado final, y en su momento hasta se llegó a acusar a Gearbox de desviar fondos del juego para trabajar en Borderlands.  Estudios que cerraron debido a dicho acabado final, Sega admitiendo que los trailers no se veían como el producto final, varias demandas por su pobre rendimiento...

Quizás no fuera el peor, pero desde luego sí fue una de las mayores decepciones de la saga. Un juego que nadie podía esperar que acabara saliendo con tantos problemas como tuvo y para los que basta con ver el siguiente vídeo.

Pero un año después sucedió todo lo contrario. Con un gran número de escépticos muy reacios a volver a confiar en un juego de Alien, en 2014 apareció Alien Isolation, esta vez desarrollado por Creative Assembly (Total War, Halo Wars...), que no tardaría en convertirse en uno de los baluartes de la saga y a pesar de ello, Alien Isolation vendería menos que su predecesor.

No sabemos si finalmente tendremos un nuevo Alien en los The Game Awards, pero qué duda cabe de que sería una grandísima noticia. En 2019 la saga cumplirá 35 años en la industria del videojuego, en la que se ha atrevido con todo. Aventuras gráficas, point and click, RTS, beat'em up, shooters... ha tocado toda clase de géneros en toda clase de plataformas, y aunque ha habido momentos para olvidar, también los ha habido inolvidables.

Aunque la historia de la relación entre la saga y los videojuegos ha cobrado tal fuerza que se ha vuelto independiente de las películas,  mereciendo un punto y a parte de ellas, sigue teniendo un elemento en común: nuestro amor por los xenomorfos.

Alien Isolation (2014, PC, Xbox One, Xbox 360 PS4, PS3)
Alien Isolation (2014, PC, Xbox One, Xbox 360 PS4, PS3)

Alien Isolation

Alien Isolation, desarrollado por Creative Assembly y distribuido por Sega para PC, PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360 y Xbox One, es una nueva entrega de la franquicia Alien en el género de la acción y el survival horror en primera persona con todo el sabor del largometraje original y en la que controlamos a Amanda Ripley quince años depués de la desaparición de su madre, Ellen Ripley.

Alien Isolation

Assassin's Creed Odyssey

  El año 2014 fue el principio del cambio en Ubisoft.  Desde Noviembre de ese año a Noviembre de 2015 salieron Assassin’s Creed Rogue, Assassin’s Creed Unity, Assassin’s Chronicles China ...