Tony Hawk's Pro Skater 1+2
Tony Hawk's Pro Skater 1+2
Carátula de Tony Hawk's Pro Skater 1+2

Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2, Análisis Nintendo Switch. El parque en tu bolsillo

Analizamos el port de Beenox de la colección remasterizada de Tony Hawk en la híbrida de Nintendo. Un trabajo ejemplar, ahora en cualquier parte.

Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2 fue una auténtica alegría para los amantes del skate en general y los seguidores de la saga Tony Hawk en particular. 2020 fue un año marcado por la pandemia, pero eso no impidió que recibiésemos grandes videojuegos como este, que pusieron de manifiesto que con empeño y dedicación se pueden hacer grandes adaptaciones de casi cualquier obra en Nintendo Switch. Estamos de enhorabuena, porque los sacrificios a los que se ha sometido al título hoy protagonista en esta plataforma no deslucen, ni mucho menos, una colección cercana a la excelencia. Su port, que ahora analizamos, está a la altura.

Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2
Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2

Una adaptación a la altura de las circunstancias

Hay que comenzar dejando claro que Activision acumula un buen currículo de ports en la consola híbrida de Nintendo, de la que hemos analizado sus principales adaptaciones. Comenzando por Crash Bandicoot N. Sane Trilogy y Crash Team Racing: Nitro Fueled, donde la resolución fue el principal escollo, hasta Spyro Reignited Trilogy, donde el resultado evidenció sensibles mejoras en modo portátil. La constatación de ese esfuerzo llegaría con el impecable port de Crash Bandicoot 4: It’s About Time, cuyo principal sacrificio fueron los 30 FPS. Y es ahí donde nos encontramos ahora, con una colección de dos obras inolvidables que podemos llevar a cualquier parte.

Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2
Algunos detalles técnicos evidencian la atención por el detalle en este port.

Seremos claros desde el principio: nuestra experiencia esta última semana jugando a Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 en Nintendo Switch estándar y Nintendo Switch Lite ha sido muy satisfactoria, aunque si venís de la versión doméstica para PS4 o Xbox One, especialmente en PC, PS5 y Xbox Series X|S, donde podemos jugar en resolución 4K a 60 FPS, se nota. Claro que se nota. Pero cuando te haces con el juego en Nintendo Switch has de llegar con la lección aprendida: aquí la virtud es la portabilidad, no el apartado técnico.

Por tanto, ¿qué ofrece Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 en Nintendo Switch? Afortunadamente, todo lo del título que ya conocemos. No falta ningún modo, contenidos ni se ha recortado en su jugabilidad. A nivel de calidad de imagen, es muy similra a lo visto en los modelos PS4 y Xbox One estándar, con una imagen nítida en resolución 1080p en modo TV. Hemos apreciado algo menos de matices en algunas texturas, no así en las animaciones. De base, Beenox, encargada de esta adaptación del juego de Vicarious Visions, ha entendido perfectamente el Unreal Engine 4 y han apostado por una resolución dinámica que apenas presenta caídas ni tirones. Es cierto que, en algunos momentos, especialmente si vamos a mucha velocidad, hay algún tirón mientras estamos en el aire; nada molesto y apenas apreciable. Por tanto, la mayoría del tiempo la fidelidad visual será total, fluida y cómoda.

Los Joy-Con no son el mejor método para jugar si os gusta utilizar la cruceta para los trucos y combos, así que en caso de que juguéis en televisor, seguramente os merezca la pena contemplar el uso de un Nintendo Switch Pro Controller. Entonces, por lo demás, ¿es grave el recorte a 30 FPS? En absoluto, porque son buenos 30 FPS. Lo decimos honestamente. En este tipo de videojuegos, aunque la acción y el frenetismo sean acentuados, nuestra mirada (la posición de nuestros ojos) presta mucha atención a la posición del skater, que siempre está en el mismo sitio. De ese modo, no apreciamos tanto que haya algo de dientes de sierra en algunas texturas del fondo del escenario, alcantarillas y otros modelados más complejos. La imagen es fluida y, en modo portátil, es una cumple con creces. Los tiempos de carga, eso sí, son algo extensos al iniciar el juego y algunos escenarios.

Modo portátil, la gran baza de Tony Hawk Pro Skater 1+2 en Nintendo Switch

Hablemos por tanto del juego en modo portátil, donde presumiblemente muchos de vosotros estaréis pensando jugar. Para este análisis hemos utilizado una Nintendo Switch (modelo original de 2017) y una Nintendo Switch Lite, ambas partiendo de una carga completa (100%) y con la luz al máximo. Como solemos decir en este tipo de reseñas, el reducido tamaño de la pantalla de Nintendo Switch (5’5” respecto a las 6,2” del modelo estándar) hace que la imagen gane ligeramente en PPI (píxeles por pulgada), sumado a la existencia de una cruceta como alternativa de control en el propio chasis de la máquina. Nos hubiese gustado que el tamaño de la fuente de letra de la interfaz fuese más grande; por suerte, los menús e interfaz sí llegan a resolución 720p, lo que facilita la legibilidad de toda la información que se presenta en pantalla.

La experiencia de Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 en portátil es lo más parecido que recordamos al ya lejos Tony Hawk’s Project 8 (2006), con la severa diferencia de que aquí ambos juegos son muchísimo mejores y la experiencia gana enteros a todos los niveles. Tras sesiones de una hora de partida, en ambos modelos teníamos aún entre un 60 y un 65% de batería, así que podemos estimar unas tres horas de autonomía. La consola no se ha sobrecalentado en absoluto, algo no tan común en algunos ports ambiciosos de Nintendo Switch.

El modo multijugador es donde la experiencia cambia y, ya avisamos, no es tan recomendable. En pantalla partida, de base, la calidad de la imagen sufre severamente. En modo online no hemos tardado prácticamente nada en encontrar a gente conectada (ha coincidido con los días posteriores al estreno del juego), algo positivo en materia de matchmaking, pero había algo de lag y había petardeos, artefactos, mucho más notorios que cuando jugamos originalmente en PlayStation 4 el pasado año. No es tanto que empeore el rendimiento de nuestro personaje, sino el resto de skaters en pantalla. Resultado irregular.

Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2
La experiencia en línea no siempre ha sido óptima

Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 merece la pena especialmente en solitario y, donde brilla, es en modo portátil. Tener estos títulos en una plataforma de bolsillo (o híbrida, en el modelo doméstico) era atractivo sobre el papel; el resultado, dejando claros sus defectos y compromisos técnicos, es muy notable. Si a eso sumamos una banda sonora exquisita, con temas que no han perdido calidad en la compresión y que suenan bien incluso con el altavoz de la propia máquina, no podemos hacer más que recomendarlo a todos aquellos que estéis deseando recuperar esa vibración de antaño en Game Boy Advance, cuando muchos nos aficionamos a eso del skate de bolsillo.


Hemos realizado este análisis con un código de descarga suministrado por Activision en Nintendo Switch y Nintendo Switch Lite.

CONCLUSIÓN

Activision ha demostrado de nuevo que, si se depositan los recursos necesarios y hay esfuerzo en el proceso, Nintendo Switch es una plataforma capaz de soportar ports de alta calidad. Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 es uno de esos casos. Con sacrificios gráficos y una frecuencia de 30 FPS, la gran virtud de esta adaptación es su portabilidad. La calidad de imagen en modo portátil es muy buena, sin tirones, y una resolución cercana a los 720p (1080p en TV). El manejo es óptimo, no se ha recortado en modos de juego y el resultado general es más que notable. Merece mucho la pena si lo que tienes en mente es llevarte el juego a cualquier lugar. Gran trabajo.

LO MEJOR

  • Se controla de maravilla en Nintendo Switch; port ejemplar.
  • Gran desempeño en modo portátil.
  • 30 FPS sólidos; una imagen muy fluida.

LO PEOR

  • La experiencia multijugador deja que desear.
  • Algunas texturas y pop-in en momentos muy concretos; nada grave
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.