Crash Team Racing Nitro-Fueled
Crash Team Racing Nitro-Fueled
Carátula de Crash Team Racing Nitro-Fueled

Crash Team Racing Nitro-Fueled, análisis

Crash Bandicoot y compañía regresan a las carreras de karts con un lavado de cara que los adapta a la generación actual en PS4, Xbox One y Switch.

Ya han transcurrido 20 años desde que Naughty Dog publicó la cuarta entrega de la saga de Crash Bandicoot a PS1, dónde el marsupial y todos sus compañeros subieron a sus respectivos karts y quemaron rueda para ver quién era el más rápido al volante. Beenox Studios y Activision traen de vuelta a CTR: Crash Team Racing y Crash Nitro Kart a la generación de consolas actual (PS4, Xbox One y Nintendo Switch) con un lavado de cara que les sienta muy bien. Lo hemos jugado y explorado cada uno de sus modos para traeros un análisis detallado de los puntos fuertes y flojos de Crash Team Racing Nitro-Fueled. Abrochaos el cinturón y acelerad en el último momento, ¡Arrancamos!

Modos de juego, personajes, pistas y más

Al iniciar el juego nos encontramos con la presentación de los estudios que han creado el remake que nos ocupa: los canadienses Beenox Studios están al volante del desarrollo, mientras que Activision son los encargados de la publicación del título. En el momento en que Crash hace su aparición en pantalla, sujeta un trofeo y las letras CTR surgen para golpearlo, sabemos que nos encontramos ante una obra fiel a la original, debido a que la escena descrita es la misma que teníamos al arrancar el juego original.

En el menú inicial nos recibe una selección de diversos modos de juego y opciones: Aventura, Partida Local (Carrera, Torneo, Batalla, Contrarreloj, Carrera por la reliquia, Desafíos CTR y de cristales), En línea, Boxes y Récords. El primero de ellos, el modo aventura, supone una experiencia trasladada desde CTR a la que se le han incorporado diversas novedades. Entre estas encontramos la posibilidad de cambiar a nuestro antojo de personaje y personalizar su kart, además de poder disfrutar de nuevas cinemáticas introductorias.

La premisa argumental se basa en que Nitros Oxide, un extraterrestre muy aficionado a las carreras, llega a la Tierra y desafía a Crash y al resto de personajes a un reto: si alguien le puede vencer se rendirá y huirá de vuelta a su planeta, Gasmoxia, mientras que si él resulta vencedor acabará conquistándolos.

Para llegar hasta la carrera en la que nos enfrentamos a él tendremos que pasar por hasta 4 áreas diferentes en las que se van desbloqueando diversas pistas a medida que las completamos. Una vez hayamos completado todas las de una zona, podremos enfrentarnos en una carrera 1vs1 con el jefe local (Ripper Roo, por ejemplo) para que nos dé una llave que abra la puerta a la siguiente zona. Además, cuando lo hagamos, las pistas que ya hemos completado añadirán nuevos modos de superarlas: mediante el desafío CTR (en el que hay que encontrar las tres letras escondidas por la pista y ganar la carrera) y el contrarreloj (ganaremos una reliquia especial si superamos la pista en tiempo récord).

Por ello, aunque no nos llevará demasiado completar la primera vuelta al modo aventura y ver los créditos, si queremos obtener todas las reliquias del contrarreloj y completar los desafíos CTR sí que necesitaremos más tiempo. Además, el modo aventura sirve de calentamiento para recordar o aprender todas las mecánicas al volante que probablemente tengamos algo oxidadas.

Si volvemos a los modos de juego principales encontramos las típicas partidas rápidas de una sola pista a elección de los jugadores entre los 32 circuitos disponibles o bien un Torneo en el que se reúnen 4 pistas y los puntos se van acumulando de una a otra para acabar delimitando quién es el vencedor. También encontramos el modo online, para el que será necesario disponer del servicio de suscripción mensual de la consola en la que juguemos con tal de conectarnos y competir en la red.

En cuanto a los personajes: contamos con 25 corredores en total (aumentarán con el tiempo), que reúnen a los héroes y villanos de los dos juegos originales: Crash, Coco, Polar, Pura, Tiny Tiger, Dr.Neo Cortex y muchos más. En un inicio tan solo tendremos a 10 desbloqueados, pero a medida que venzamos a los enemigos en el modo aventura pasarán a estar jugables. Otros personajes serán más difíciles de conseguir, ya que el hacerlo estará ligado a completar desafíos o bien a su compra con monedas en Boxes (la tienda del juego, que detallamos más abajo). Cada uno de los personajes cuenta con unas estadísticas diferentes que varían entre Velocidad, Aceleración y Conducción. Escoger uno u otro dependerá enteramente de nuestras necesidades o preferencias.

Por otro lado, también podemos acceder al modo Batalla, que deja la velocidad y las líneas de meta aparcadas para enfrentar a los jugadores en distintos modos: Lucha límite (en el que debemos atacar con potenciadores a los demás para sumar puntos), Capturar la bandera, Recoger cristales, Último kart Superviviente y Roba la panceta (similar al de la bandera pero más complejo). En todos ellos podremos fijar las reglas a nuestro gusto y crear 2 equipos de hasta 4 jugadores para alzarnos con la victoria ya sea en solitario o bien en cooperativo. Sí, vuelve la pantalla partida.

Personalización al detalle y Boxes

Lo mencionado hasta ahora es un traslado de lo que ya pudimos jugar en las versiones originales. Aun así, el distintivo de Nitro-Fueled es el hecho de poder personalizar a los personajes mediante skins, escoger distintos tipos de karts (en versiones modernas o retro) y pinturas, pegatinas y ruedas para ellos. Todos estos cambios son meramente estéticos, ya que escoger un u otro tipo de kart no nos hará ir más rápido o tener mayor tracción por ejemplo. A nuestro parecer este punto es algo en contra, ya que resta variedad en la jugabilidad de las carreras.

Los objetos estéticos podrán obtenerse a medida que progresemos en el modo Aventura o bien adquirirlos al gastar monedas en la tienda del juego: Boxes. Allí encontraremos “ofertas diarias” que irán cambiando cada día. Las comillas son a propósito, ya que el término oferta no es el que utilizaríamos para describir el precio de los ítems. A pesar de que al empezar el juego tengamos una cantidad de más de 8000 monedas, una vez que las gastemos será complicado volver a llenar el monedero.

Por cada carrera o batalla completada en cada uno de los modos obtendremos desde 10 a 60 monedas y el precio más barato en la tienda (de un diseño para un coche) será de 1000. Si queremos algo mejor como una skin de personaje o un kart nuevo tendremos que desembolsar hasta 4000 monedas, por lo que reunir esa cantidad desde cero nos podría costar aproximadamente unas 100 carreras.

Aun así, no hemos visto que el dinero real aparezca por ninguna parte, por lo que tan solo deberemos emplear tiempo y esfuerzo en ganar las monedas. A favor de Nitro-Fueled también debemos recordar el hecho de que su pase de temporada será gratuito, por lo que todas las pistas, personajes (como Spyro) y demás que vayan llegando al juego las podremos conseguir sin necesidad de pasar por caja.

La importancia del derrape

Después de repasar todos los modos y opciones disponibles arrancamos y empezamos la carrera para adentrarnos en su apartado jugable. Si jugamos al original recordaremos el manejo y trucos que se usaban para vencer y serán necesarios de nuevo si queremos ir a la cabeza. Sí, hablamos principalmente del superderrape y los turbos. Dominarlos es algo complejo, ya que si no lo hacemos en el timing correcto acabaremos unos instantes mareados. Aun así, una vez que lo consigamos lograremos obtener hasta tres boosts de velocidad en cada curva dónde derrapemos y podremos enlazar muchos derrapes seguidos para estar constantemente con una velocidad mayor (técnica conocida como sneaking).

Para hacerlo tendremos que pulsar el botón R1 (en la versión de PS4) y en cuanto el humo del tubo de escape se torne negro, pulsar L1 sin soltar el otro botón. Con ello lograremos impulsarnos y pasar por delante de los demás. Por supuesto, el bote en cualquier elevación también será primordial con tal de acelerar automáticamente al volver a tocar el suelo. Será algo imprescindible en los niveles más altos de dificultad y en el modo contrarreloj, donde cada fallo penalizará y tendremos que conocernos bien cada pista y dónde hacer los derrapes y demás estrategias con tal de ser los primeros en cruzar la línea de meta.

Por otro lado, todos los objetos tradicionales (conocidos como potenciadores) regresan en esta nueva entrega. Burbujas protectoras, cajas de TNT y Nitro, turbos, esferas eléctricas que afectan a quién va en cabeza, cohetes y más. Todo un arsenal con tal de fastidiar a los demás y obtener ventajas jugables que pueden decidir quién gana en el último momento. También contamos con las frutas Wumpa, que nos darán velocidad y si reunimos 10 mejoraremos nuestros potenciadores al recogerlos.

En cuanto a las pistas en sí, presentan los atajos y caminos secretos que tuvieron antaño (lugares en los que se suelen esconder las siglas CTR), además de las placas de turbo del suelo, obstáculos que van desde barriles giratorios que nos aplastan hasta focas que se deslizan por el hielo y nos hacen desequilibrarnos. Todo muy fiel a los originales, en unos escenarios en los que los jugadores veteranos de la saga juegan con ventaja.

Aspectos gráficos y técnicos

El apartado visual presenta una clara mejora respecto a las formas más poligonales de los títulos originales. Tanto los personajes, como los escenarios y las animaciones se han adaptado a la generación actual con gran acierto. Los circuitos presentan muchos detalles que recordaremos de las entregas clásicas, pero con un nuevo aspecto mucho más colorido y brillante, con sombras y texturas. Lo mismo se aplica a los personajes, cuyo aspecto se ha actualizado y diseñado de nuevo, manteniéndose fiel a los originales pero con mayor complejidad.

Por otro lado, en el apartado técnico no hemos detectado problemas tales como bugs o caídas de FPS. La tasa de frames por segundo se mantiene estable y, aunque no sea una bestia técnica que alcance los 60 FPS, las carreras resultan fluidas y adecuadas. Con ello se consigue que la diversión esté asegurada y que los más exigentes también encuentren su espacio con tal de cumplir los diversos objetivos que propone el título.

Por último, queda por comentar que la banda sonora se ha actualizado pero se mantiene fiel a las pistas de audio, sonidos y demás originales que muchos recordamos. También es de agradecer el hecho de que el juego cuente con un cuidado doblaje al español, por lo que podremos oír hablar a muchos de los personajes que acompañan al marsupial de nuevo a la pista de carreras.

El modo online

Hemos probado el modo online a partir de su día de salida para actualizar esta parte del análisis, en cuanto se han abierto los servidores. Por el momento, el estado de este modo es muy mejorable, ya que el tiempo para iniciar cada partida y hacer matchmaking es demasiado largo. Además, todavía no hay ránkings online en los que clasificarnos, así que cada partida se cuenta de forma individual y no sentimos que tenga un valor a largo plazo.

Una vez dentro solemos encontrarnos con bastante lag y tirones de frames que en ocasiones dificultan el jugar bien. Este problema también ha causado que, una vez alcanzada la línea de meta, se reestructure el orden de los jugadores conforme al tiempo real que han tardado en llegar. Por ejemplo, podíamos haber cruzado la meta siendo los terceros, pero en verdad acabamos los cuartos porque el lag presente no nos ha dejado ver que había un jugador por delante.

En alguna de las partidas ha habido más suerte y ha ido bien, pero todavía no se pueden comparar a la calidad general que presentan las partidas de los modos individuales. Beenox ya ha avisado de que los parches que han llegado para las tres versiones del juego están dedicados a "mejorar la experiencia online". Lo hemos probado y hemos comprobado que la experiencia online con amigos ha mejorado bastante en calidad. Sin embargo, en el online general con desconocidos todavía hay fallos, aunque los servidores se han estabilizado un tanto respecto al estado que tenían en el lanzamiento.

Con el tiempo y a medida que vayan sacando más parches para arreglar todos los aspectos del online que necesitan mejora, podría llegar a quedar equilibrado completamente, pero todavía queda trabajo por hacer.

Análisis realizado con la versión de PS4

CONCLUSIÓN

Crash Team Racing Nitro-Fueled consigue trasladar la experiencia clásica a la generación actual con un lavado de cara que le sienta muy bien después de los 20 años transcurridos desde el origen. Mediante un aspecto gráfico actualizado y un apartado técnico que se mantiene a la altura, Beenox Studio y Activision consiguen traernos un divertido juego de carreas que reúne todo lo bueno que tuvieron las entregas originales en su momento.

32 circuitos y 25 personajes que se irán ampliando gracias al pase de temporada (gratuito) podrán repartirse en diversos modos de juego que van desde Aventura hasta carreras rápidas, torneos, modo batalla y más. Si queremos colocarnos en el primer puesto y ser los primeros en cruzar la línea de meta será imprescindible dominar los derrapes y los acelerones que proporcionan. Con todo ello, tanto los recién llegados como los jugadores veteranos, se encontrarán con una versión fiel al original que reúne todos los ingredientes clásicos y los transforma en algo nuevo y completo. A pesar de echar en falta algunos cambios que amplíen las posibilidades de personalización de estadísticas en lo jugable y de presentar un modo online muy mejorable, resulta un remake a la altura de lo que esperábamos en líneas generales.

LO MEJOR

  • Todos los personajes, pistas, modos, objetos y demás de las entregas originales
  • Buena adaptación a la generación actual
  • Exigente si queremos completar todo
  • El pase de temporada es gratuito
  • Doblaje al español muy cuidado

LO PEOR

  • Los karts no tienen estadísticas propias
  • Puerta de entrada con una dificultad algo elevada para novatos
  • El elevado precio de los ítems de la tienda (Boxes)
  • El online necesita mejoras y ajustes
8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Spiderman. Lejos de casa

La segunda película de Spiderman dentro del Universo Cinematográfico Marvel hace que me sienta muy feliz de que Sony haya renunciado a hacer sus versiones anticuadas del personaje y hayan cedido sus derechos a Disney.Ya sé que mucha gente od...