Top-10

Monster Hunter: los 10 mejores juegos de la saga

La redacción y los colaboradores de MeriStation eligen los 10 mejores juegos de la saga Monster Hunter.

Mark-on es una empresa de realidad virtual japonesa que se lo veía venir. Monster Hunter Rise, el esperado nuevo título de la saga, está a punto de llegar al mercado. Ante esa situación, esta compañía ha decidido dar el día libre a sus trabajadores, a sabiendas de que muchos de ellos no iban a poder reprimir sus deseos de jugarlo, lo que iba a conllevar la pérdida de concentración durante su jornada laboral. Así es el fenómeno en Japón, al igual que lo ha sido Dragon Quest desde sus inicios. La producción más reciente de Capcom, que llega primero a Nintendo Switch y más adelante a PC (principios de 2022), marca un nuevo hito dentro de la conocida saga. En MeriStation ya lo hemos analizado, por lo que os recomendamos echar un vistazo al texto.

Monster Hunter nació en PS2 y ha transitado por distintas plataformas, tanto portátiles como de sobremesa. Incluso se ha adaptado a dispositivos móviles en algunas ocasiones. Cuenta con un buen puñado de videojuegos principales, pero también con spin-off que salen de los moldes habituales de la licencia para ofrecer enfoques distintos, aunque siempre respetando ciertos elementos que comparten con la saga principal. La redacción de la revista se ha reunido, ha votado y ha seleccionado los mejores Monster Hunter hasta la fecha. ¿Nos vamos de cacería?

Monster Hunter Top 10
Monster Hunter Rise.

10. Monster Hunter 2 (PS2)

Dos años después del lanzamiento de Monster Hunter en PlayStation 2, Capcom lanzó la primera secuela. Dotado de un editor de personajes que siguió la línea marcadas por la primera entrega, la empresa japonesa amplió opciones y ofreció más posibilidades a la hora de diseñar al cazador que manejamos durante la partida. De nuevo, aparecen las villas como el elemento que articula los momentos previos a la caza. Podemos visitar tiendas y disponer de un hogar, así como interactuar con los distintos personajes que pueblan la zona. El mundo se amplía con escenarios más detallados y abiertos, en el que nos esperan los distintos monstruos. Las bases del juego original se respetaron, por lo que se introducen objetivos principales y secundarios, nuevos monstruos, distintas estrategias y un modo online en una época en la que todavía era algo incipiente en consolas. En lo jugable, el título mantiene todos los ingredientes principales, y aunque puede resultar algo conservador, pule la fórmula original.

9. Monster Hunter Stories (Nintendo 3DS, móviles)

No todos los juegos de la saga que se han comercializado a lo largo de todos estos años son productos de la línea principal. Nintendo 3DS fue una consola que no solo albergó experiencias más tradicionales, sino que también recibió un spin-off como Monster Hunter Stories, que posteriormente se adaptó a dispositivos móviles. A diferencia de la saga principal, este juego abraza el género del JRPG, de forma que implementa combates por turnos y otras características ligadas a este tipo de experiencia de juego. Ryozo Tsujimoto, máximo responsable de la marca, contó con Kenji Oguro en la dirección de esta simpática producción que nos introduce en el mundo de Monster Hunter de otra forma distinta. Eres Rider, un personaje que recorre todo tipo de localizaciones mientras lucha contra monstruos, cría Monsties y los personaliza. El jugador puede igualmente personalizar al protagonista, ya se equipando armas e incluso modificando su aspecto. La historia, sin ser excesivamente profunda, es lo suficientemente entretenida como para mantenerte a los mandos. En total, más de 40 horas de misiones principales y secundarias.

8. Monster Hunter Generations (3DS)

A Nintendo DS y 3DS, al igual que a Wii, se les ha considerado como una plataforma ideal para iniciarse en los videojuegos, lo que no significa que no se desarrollaran experiencias profundas y pensadas para el jugador más experimentado. Esta saga se concibió desde el principio como un producto difícil de domeñar, algo que no ha cambiado a lo largo de todos estos años. Monster Hunter Generations no revoluciona la fórmula, sino que la plasma en una portátil a través de una jugabilidad tradicional, con sus pequeños añadidos. Es tal vez algo más accesible que otras entregas. Las bases, por lo tanto, son las mismas: creas un cazador, seleccionas las armas y te lanzas a un mundo repleto de tareas y objetivos a realizar, que por supuesto implica cazar a muchos monstruos. Se trata de un título que requiere paciencia y perseverancia, gestionar los objetos y el equipamiento con cabeza. Cada uno de los enemigos cuenta con sus patrones, fortalezas y debilidades, que debemos descubrir y explotar para derrotarlos. El juego, que se lanzó en 2016, también permite jugar con amigos.

7. Monster Hunter Tri (Wii)

Después de los inicios de la saga en PlayStation 2 y PSP, Capcom no se cerró a trabajar en otras plataformas. Con Monster Hunter Tri, tercer juego de la saga principal, los japoneses eligieron a Nintendo Wii, un sistema que triunfó en todo el mundo y que se convirtió en la consola elegida por todo tipo de jugadores. En el caso de este capítulo, al igual que con Monster Hunter Generations años después, la empresa nipona no casualizó la fórmula, pero sí abrió caminos para que los menos experimentados pudieran iniciarse y aprender las mecánicas que iba a acompañarles durante decenas y decenas de horas. Monster Hunter Tri es un juego enorme, colosal, con un nivel de detalle que hasta entonces nunca se había visto en la saga. Cabe destacar que el sistema online de Wii presentaba problemas en muchos títulos, pero en el caso de esta producción, el juego hace gala de un modo online muy contundente. El multijugador se integra como un aspecto central del videojuego, eso sí, a elección del propio jugador.

6. Monster Hunter (PS2)

El 11 de marzo de 2004 comenzó el fenómeno en Japón. En aquellos tiempos, muchos títulos japoneses tardaban en publicarse en territorio occidental. Y dentro de los tres mercados, el europeo solía ser el último en recibir esos contenidos. Con Monster Hunter, el original de PlayStation 2, pasó algo similar. Los jugadores norteamericanos solo tuvieron que esperar unos meses, hasta septiembre de 2004, mientras que los usuarios del Viejo Continente, se vieron obligados a contener la expectación hasta más de un año después de su lanzamiento en territorio nipón, mayo de 2005. Antes se ha mencionado que los distintos títulos principales de la serie juegan con los mismos elementos una y otra vez, aunque se van añadiendo novedades a medida que evoluciona la fórmula. Monster Hunter ya nos permitía crear a nuestro cazador, dar una vuelta por la aldea y charlar con el jefe de la misma para aceptar los distintos encargos. De ahí al mundo, los monstruos, las estrategias y la gestión del equipo. Monster Hunter puro y duro.

5. Monster Hunter 3 Ultimate (Wii U, 3DS)

Análisis MeriStation

Las consolas de Nintendo recibieron una versión mejorada y definitiva de Monster Hunter Tri. Se trata de Monster Hunter 3 Ultimate, desarrollado en exclusiva para Wii U y Nintendo 3DS. Esta producción fue definida por el productor Ryozo Tsujimoto como un auténtico remake, un calificativo que se adapta perfectamente a la realidad. No en vano, varios de sus ingredientes principales se diseñaron desde cero con el fin de aprovechar las capacidades de cada una de las consolas. En números, Monster Hunter 3 Ultimate duplica la cifra de monstruos con respecto a su versión original, pues incluye criaturas de otros títulos de la saga. Se incorporan misiones nuevas de todas las dificultades y se refuerza el multijugador, puesto que Capcom permitió que jugadores de ambas versiones jugaran juntos. Además, no hay que olvidar que Wii U, con el añadido del GamePad como elemento jugable, aporta una nueva forma de jugar.

4. Monster Hunter Generations Ultimate (Nintendo Switch)

El título ya deja claro que se trata de una versión mejorada de Monster Hunter Generations, un videojuego que se anunció por sorpresa en Nintendo Switch y que se lanzó en el año 2018 en territorio europeo. Es importante subrayar que este título se construyó con la versión japonesa en mente, un producto que nunca salió en Europa y que fue conocida como “edición G”. Además de la inclusión del Rango G, Diablos regresó con una nueva mutación, por no hablar de la creación de un dragón anciano inédito Valstrax. Pese a que la mejora gráfica no es espectacular, a nivel de contenido se nutre de cientos y cientos de misiones y armas, hasta el punto de que es uno de los títulos más completos en lo que se refiere a las cifras brutas. La faceta cooperativa se soluciona de manera satisfactoria a través del multijugador local y online, como satisfactorio es su funcionamiento tanto en modo portátil como en televisión.

3. Monster Hunter Freedom Unite (PSP, móviles)

La primera portátil de Sony disfrutó de varias entregas de la prolífica licencia de Capcom. Una de ellas fue Monster Hunter Freedom Unite, una expansión de Monster Hunter Freedom 2. Este nuevo contenido para PSP, que se puso a la venta entre 2008 y 2009 en los diferentes mercados —más adelante en dispositivos móviles—, es más que una sucesión de nuevas misiones y piezas de equipamiento. Implementa una novedad que facilita las cacerías en solitario, los llamados camaradas Felyne. El juego en sí ofrece los ingredientes habituales, con una historia que apenas se esboza en la introducción, pero con un jugabilidad que pone a prueba las habilidades del jugador. Este debe analizar al adversario con el fin de descubrir sus puntos débiles para explotarlos, conseguir el arma adecuada (a menudo recolectando materiales) y eligir cuidadosamente el resto de piezas de equipamiento. Aun así, caer en combate no es inusual, de modo que el aprendizaje es siempre continuo. Las misiones multijugador (también disponibles para jugar en solitario) se presentan aparte de la campaña principal y son especialmente duras. Sin duda, todo un reto para el usuario más exigente.

2. Monster Hunter 4 Ultimate (3DS)

Monster Hunter 4 nunca salió en Europa, de modo que esta versión Ultimate fue para muchos su primer contacto con la cuarta generación de monstruos. En Capcom, eran conscientes de que todavía existía un segmento del mercado que no habían explotado, una serie de jugadores que nunca se había acercado a la saga, ya sea por su dificultad o por otros aspectos. Habida cuenta de que Nintendo 3DS era una consola que apostaba por la accesibilidad, los japoneses decidieron introducir toda una amalgama de tutoriales, consejos, tablas de combos y recomendaciones dentro del juego. Al mismo tiempo, no descuidaron al fan de toda la vida, ya que el universo de Monster Hunter 4 Ultimate conserva todos los desafíos habituales de la serie. Se trata de una entrega que transforma las cacerías y los mapas mediante una jugabilidad mucho más vertical, donde las alturas son cruciales. Se implementan ataques desde el aire, la opción de subirse a monstruos gigantescos y la posibilidad de escalar por zonas escarpadas, lo que revitaliza enormemente el componente de exploración. Los compañeros Felyne cobran más protagonismo, al tiempo que el modo online para hasta cuatro jugador es realmente robusto.

1. Monster Hunter World / Iceborne (PS4, Xbox One, PC)

Alcanzar a más público se ha convertido en un objetivo dentro de Capcom, y aunque los japoneses han intentado borrar las barreras de entrada, Monster Hunter World ha sido el juego que verdaderamente ha conquistado a los jugadores de todo el mundo. A fecha de hoy, casi 17 millones de usuarios han disfrutado de las cacerías. Y pese a todo, el juego no facilita el aprendizaje, por lo que los usuarios deben hacer un esfuerzo para dominar las múltiples opciones y mecánicas que se presentan, todo ello a través de los distintos tutoriales que se despliegan. Aquí, la paciencia es uno de los aliados importantes, porque esta saga siempre ha exigido observación y perseverancia, unos elementos que no han cambiado un ápice. La esencia, lo característico de los Monster Hunter anteriores, sigue presente como antaño, pero con modificaciones interesantes que hacen evolucionar la fórmula para llevarla a un nivel superior. Para empezar, el trabajo a nivel gráfico es extraordinario (especialmente en PC). Monster Hunter World nos traslada a un mundo con escenarios amplísimos, aunque sin estructura de mundo abierto. Allí moran monstruos peligrosos que deberemos cazar sin contemplaciones.

Cuando aceptamos una misión y nos desplazamos a la localización correspondiente, debemos tener en cuenta los objetos que llevamos encima, las armas y las piezas de equipamiento. Seguimos las pistas del monstruos en una primera fase, hasta que por fin damos con él para dar comienzo a la lucha. Una batalla que se puede dilatar en el tiempo y que puede acabar antes de tiempo, si el monstruo logra huir antes de que le demos la estocada final.

La personalización de las armas y armaduras es más profunda, el combate más ágil que en otras entregas, así como el multijugador, el más sólido hasta esa fecha (a la espera de cómo funciona el de Rise). Monster Hunter World: Iceborne, su gran expansión, es prácticamente un juego nuevo en lo que refiere al contenido. Ambos títulos se han hecho merecedores del triunfo en el top de MeriStation.

Monster Hunter Freedom Unite

Nuevo juego de la exitosa serie que vendrá acompañado de una PSP edición especial.
Monster Hunter Freedom Unite