Tutorial básico

PS5: Cómo sincronizar el Dualsense a la PlayStation 5

Os detallamos cómo podéis sincronizar de forma correcta el DualSense de PlayStation 5 (PS5) en vuestra consola, ya disponible en todo el mundo.

El DualSense es una de las principales novedades e innovaciones que trae consigo PlayStation 5. La consola ya está disponible en todo el mundo, por lo que podremos disfrutar de títulos como Astro Playroom o Demon’s Souls, entre otros, por todo lo alto. Con esto nos referimos a que funciones como los gatillos adaptativos, sensores hápticos o los sonidos que el propio mando emite cuando un enemigo nos lanza una bomba en Boletaria, por poner un ejemplo. Lo que sí podemos desconocer si somos recién llegados al mundo de las consolas o simplemente no dominamos demasiado la máquina de Sony es cómo sincronizar el DualSense a PS5, por lo que a continuación os lo explicamos paso a paso en este sencillo tutorial.

También te puede interesar:

Cómo sincronizar DualSense a PS5

Cuando iniciemos la consola PlayStation 5 nos indicarán en pantalla que debemos pulsar el botón con el símbolo de Play para poder así sincronizarla con la consola de forma fácil y sencilla. Aun así, es probable que en ocasiones usemos el mando para jugar a otras plataformas con las que es compatible, por lo que éste se desincronice de PS5. Para volver a sincronizar, debemos tomar los siguientes pasos:

  1. Seleccionar la opción de Ajustes en la parte superior derecha del menú principal (símbolo de engranaje).
  2. Descendemos hasta encontrar el apartado de “Accesorios” (debajo de Pantalla y vídeo)
  3. Clicamos y allí podemos seleccionar tanto General para ver qué accesorios tenemos conectados por Bluetooth como en Mandos (la segunda opción empezando por arriba).
  4. Una vez allí podemos escoger el “Método de comunicación” con la consola, ya sea Usar Bluetooth, por cable y demás.

En ese mismo apartado podemos retocar también a nuestro gusto otros apartados como el Volumen (altavoz del propio mando), Intensidad de vibración, Intensidad del efecto gatillo y el nivel de luminosidad de los indicadores del mando.