La Next Gen ya está aquí.

Xbox Series X, impresiones finales: consola, mando, Gears 5 a 120fps, Auto HDR...

Todo sobre la nueva consola de Microsoft, a la que hemos dado uso durante las últimas semanas y que presenta novedades importantes de cara a su estreno en noviembre. Bienvenidos a la Next Gen.

Xbox Series X está entre nosotros desde hace ya varios días. Durante las últimas semanas hemos ido dejando píldoras de contenido que podíamos ofrecer, hasta hoy: el embargo para las impresiones ha finalizado y podemos dar rienda suelta a todo lo que nos está pareciendo la nueva consola de Microsoft, que sale oficialmente a la venta el próximo 10 de noviembre. Dos semanas intensas, probando decenas de juegos, funcionalidades, el nuevo mando, descargando, instalando y trasladando contenido. Que nos han servido para poder abrazar muchas funcionalidades de las que no queremos despegarnos nunca más. La Next Gen es un salto al frente en muchos sentidos. Y Xbox Series X hace gala de ello. Bienvenidos a la nueva generación de consolas. Bienvenidos a la cuarta generación de Xbox.

Lo primero que podemos y deberíamos destacar es cómo luce la consola a nivel visual. Desde que se mostró el diseño quedó claro que era un dispositivo que podía encajar en cualquier lugar. Un ortoedro de unos 30 centímetros de alto, 15.1 x15,1 de ancho, elegante y minimalista con la rejilla y el característico color verde de la marca en la parte superior, precisamente por donde, entre otros lugares, expulsa el aire de la consola. Mantiene en su parte frontal el botón para extraer los discos en el lector y el botón de sincronización para enlazar nuestro mando. Por detrás, todo lo que esperábamos y que ya conocíamos.

Las conexiones posteriores se reparten en un puerto HDMI 2.1, tres puertos USB 3.1 (uno delante), WiFi 802.11 de doble banda, entrada Ethernet 802.3 10/100/1000 y la entrada para las tarjetas de expansión diseñadas en exclusiva para la consola. Todo ello con un peso que no llega a los 4,5 kilos y un detalle curioso, signos que sirven para identificar cada entrada para las personas ciegas. A nivel visual, simple y llanamente nos gusta y mucho. La consola luce elegancia por los cuatro costados, nunca mejor dicho, y encaja bien en cualquier salón. Destacar que también permite colocarse de manera horizontal si así lo deseamos, midiendo de largo más o menos lo mismo que Xbox One X.

¿Se calienta en exceso Series X? ¿Qué tarda en encenderse?

Uno de los debates que se ha abierto en los últimos días en las redes ha llegado de comentarios que aseguraban que la consola se calentaba en exceso y que eso podía ser un problema. La realidad, en nuestras semanas de pruebas, está lejos de tal afirmación. Para empezar, la consola no se calienta. En todo caso expulsa calor desde la parte superior, y eso, como ahora está más a mano, puede llamar la atención. Pero ni expulsa un calor incontrolable ni tampoco es más que lo que hemos notado poniendo la mano detrás de Xbox One X o detrás de Playstation 4 Pro. Para precisar: buena noticia que sea capaz de expulsar el calor por los lugares que están destinados a ello, faltaría más. Así que podéis estar tranquilos en este sentido porque al menos en estas sesiones de juego no hemos notado nada fuera de lo común.

Por otra parte, el arranque de la plataforma es rápido, pero no esperemos algo inmediato: unos seis segundos. Concretamente, la consola tarda unos 40 segundos en arrancar si ha estado apagada sin el reinicio inmediato, mientras que si reiniciamos por algún motivo, todo ello se eleva a los 47 segundos. One X tarda 1:07 en arrancar. Destacar que para enlazar y preparar la consola mientras se estaba actualizando, utilizamos una app de Xbox en nuestro móvil (disponible en iOS y en Android) para agilizar el proceso, algo que se realiza de manera totalmente sencilla.

Interfaz, nuevas funciones y características del televisor

La interfaz con la que hemos estado trabajando está todavía en fase preview, por lo que no es la interfaz definitiva que tendrá la consola cuando llegue su salida en noviembre. En todo caso, ya podemos intuir una mayor agilidad y velocidad de movimiento en casi todo lo que hacemos. Por ejemplo, cuando pulsamos el botón home del mando y se nos abre el menú/pestaña vertical a la izquierda, tendremos algunos atajos en la parte inferior que nos permitirán acceder rápidamente a distintas funciones como notificaciones, gamepass, store, buscar y audio sin que haya algún parón ni nada por el estilo. Eso sí, de momento es casi calcada a la interfaz que tenemos en One X (incluso en los tipos de bloques que podemos añadir al inicio), por lo que esperamos a una renovación más profunda para detallarla.

Destacar que a la hora de conectar la consola al televisor, se nos abre un menú que explica perfectamente todo lo que podremos conseguir y lo que no con dicho dispositivo. Dicho de otra manera: si no tenéis claro si vuestro televisor permite los 120hz, 4K, una mezcla de ambos, etc. este menú os indicará hasta donde llega vuestro dispositivo. En este sentido, nosotros pudimos configurarlo con una LG C7V por lo que la conexión nos permitía 4K con hasta 60hz máximo o 1080p hasta los 120hz. Esta configuración es la que podríais conseguir con una entrada hdmi 2.0. Para llegar a los 4K y 120hz es necesaria una entrada en la tele 2.1, que tiene mucho más ancho de banda. La consola también acepta la resolución de 1440p como nativa en monitores que estén preparados para ello (algo que hemos comprobado con nuestro Acer Predator XB271HU).

La gran novedad tecnológica en este sentido son los 120hz que permiten los 120 frames por segundo en juegos para ofrecer mayor suavidad y realismo en los movimientos. De momento solo hemos podido probarlos en DiRT 5, con un resultado muy satisfactorio en movimiento aunque, eso sí, a costa de perder detalles gráficos de manera evidente; y con el multijugador de Gears 5, que se actualizó para hacerse compatible y del que podréis leer algunas impresiones unas líneas más abajo en este mismo artículo.

Xbox Series X, impresiones finales: consola, mando, Gears 5 a 120fps, Auto HDR...
Si te sale así, ve pensando en cambiar el televisor.

No es lo único nuevo disponible en la configuración de la consola. Contamos con la posibilidad de calibrar el HDR10 con los televisores que sean compatibles, con otras funciones como el VRR (para televisores compatibles) y una novedad interesante, el Auto HDR. Básicamente es una función que aplica un HDR automático a juegos que originalmente no lo tienen. Funciona a través de una IA que analiza en qué puntos puede mejorarse la iluminación y lo aplica de manera directa, dando un resultado más que sorprendente en muchos juegos de las pasadas generaciones, como es el caso de los Banjo Kazooie o Ninja Gaiden 1 y 2, juegos que hemos probado con este sistema. Es verdad que no en todos los juegos luce igual de bien -en Beyond Good and Evil HD hemos visto resaltados algunos colores que no tocan- pero en general, es un añadido que sorprende a simple vista y que, en todo caso, se puede deshabilitar si así lo deseamos.

El nuevo mando: refinando la excelencia

Xbox lleva desde 360 ofreciendo mandos de un altísimo nivel, tanto en ergonomía como en respuesta. Esta vez, en Series X el mando es una evolución del de One, refinando ciertos elementos y ofreciendo acabados de calidad. Entre ellos los grips o agarres en la parte posterior de los laterales, que lo hacen algo más cómodo, y también estilizando algo más sus formas. La disposición asimétrica de los sticks analógicos se mantiene inalterable, con el stick izquierdo en posición elevada y el derecho en la parte baja, así como la presencia de los cuatro botones principales, dos superiores y dos gatillos. A los dos botones de opciones y pausa se le añade una novedad, el botón share, que quiere cambiar la experiencia que teníamos hasta ahora para compartir contenidos.

Dicho botón tiene distintas funciones según si lo pulsamos un momento o lo dejamos pulsado. Podremos asignar desde el menú de accesorios de la consola qué queremos que haga. Capturar los últimos 30 segundos, iniciar una captura larga, terminarla, etc. Naturalmente, podemos hacer capturas de pantalla mientras grabamos un clip, por lo que básicamente se agiliza el sistema que tan poco intuitivo era en Xbox One, donde abrir el menú para luego capturar algo nos podía hacer perder el momento clave que queríamos… O peor aún, poner automáticamente el juego en pausa. Aquí, el botón funciona muy similar a una de las funciones que se añadieron en el mando Elite V2 de Xbox One.

Entrando en materia, el mando responde a la perfección para todo aquello que queremos de él. Los sticks analógicos son precisos, no tienen puntos muertos y se agarran perfectamente a nuestros dedos, no en vano siguen la estela de los mandos predecesores de la compañía. Los gatillos también responden sin ningún problema y en general, la sensación es que el mando es más ágil que los anteriores (pesa unos 50 gramos menos que el Elite, que eso sí lleva batería incorporada). Seguramente lo que más gente tenía ganas de conocer son las impresiones de la renovada cruceta, que avanza para no ser la clásica cruceta ni tampoco el d-pad del Elite. El resultado es más que convincente.

La cruceta tiene forma de disco con los cuatro puntos cardinales resaltados. Este diseño permite marcar muy bien, mejor que sus predecesores, las diagonales, y eso se agradece en juegos de lucha o en juegos de plataformas. La mejor manera de comprobar si una cruceta es como nosotros esperamos, es ver si somos capaces de realizar los mejores combos de nuestro elenco con un mando totalmente nuevo. Ya os decimos que sí, que a diferencia de las anteriores crucetas, nos sentimos muy cómodos con los movimientos veloces como un instant air dash en juegos de lucha que precisan de movimientos exigentes y veloces. De momento, muy satisfechos con lo que nos propone. Eso sí, es cierto que los avances del mando son conservadores. La ausencia de botones posteriores, algo cada vez más demandado y presente en mandos premium o en mandos licenciados a terceros, así como otras funciones extra más allá de una vibración de altos vuelos, hacen que veamos este nuevo mando como una manera de refinar el mejor mando de la pasada generación, pero no de revolucionar ni añadir funciones rompedoras. También algunos echarán en falta una batería como en el mando Elite -se puede comprar aparte- en lugar de las pilas con las que viene.

Xbox Series X, impresiones finales: consola, mando, Gears 5 a 120fps, Auto HDR...
La cruceta tiene las cuatro direcciones elevadas, y facilita mucho marcar diagonales.

Cómo funciona el Auto HDR en juegos antiguos

Una de las novedades que os contábamos antes era la presencia de un Auto HDR que aplica por Inteligencia Artificial una capa de HDR a juegos que originalmente no soportan esta tecnología. Esto tiene un resultado de lo más diverso. Os mostramos algunos juegos (para apreciarlo necesitáis verlo desde una pantalla que sea compatible con HDR) cómo se ven con este añadido en el siguiente vídeo (necesitáis verlo desde un dispositivo compatible y puede que todavía tarde en procesar todas las resoluciones a la hora del embargo):

Gears 5 ya va a 120fps en su multijugador

Una de las últimas actualizaciones con la consola nos trajo una novedad no menor: la anunciada mejora de Gears 5 para Series X. Además de beneficiarse de tiempos de carga mucho menores a los que vimos en One y contar con funciones como el Quick Resume, el título añade también ya la posibilidad de jugar a 120fps en el modo multijugador, además de contar con VRR para los televisores que lo soporten. La experiencia en el multijugador es digna de mención. A pesar de encontrarnos en un momento todavía de preview y por pulir de cara al lanzamiento de la consola, los 120fps son un avance notable en las partidas que hemos podido jugar.

La fluidez y agilidad de movimiento es claramente superior a lo que hemos podido probar en el modo campaña, y eso se agradece a la hora de girar, de apuntar y de reaccionar a distintas situaciones que se van dando a lo largo de las partidas. Para los usuarios de consola que no estamos habituados a jugar a esta tasa de framerate, se nota y mucho. Incluso más que la experiencia de DIRT 5 de la que ya hablamos hace algunos días. Se habla muchas veces que el gran salto notorio en tema de framerate es el de los 30 a los 60, y es así, pero en modalidades competitivas como puede ser el multijugador de un juego de acción, poder empezar a disfrutar de los 120fps es toda una gozada. Cuando lo probéis, simple y llanamente no querréis volver a jugar al multijugador de Gears 5 a menor refresco.

Pero no es lo único que el juego mejora con la optimización para Series X. También se notan mejoras en la campaña, que cuenta con 4K y HDR. Aquí uno de los elementos que se ha mejorado es la iluminación, con muchos más detalles y cambios en tiempo real, así como todo lo referente a las sombras. Todo ello eran añadidos que ya se anunciaron hace algunos meses, pero que en esta versión preview ya se están dejando ver aunque todavía no están todas integradas ni pulidas del todo. El juego luce especialmente bien en campaña y especialmente suave y ágil en el multijugador. Dos motivos para darle una nueva visita con la consola, sin lugar a dudas. Aquí podéis ver cómo luce la campaña a 4K:

Consola más potente, juegos mejorados (automáticamente)

Los primeros días con Xbox Series X los dedicamos a ir probando los juegos que iban entrando en el catálogo de retrocompatibilidad. La idea para la salida es que estén todos los de Xbox One, los que ya lo eran de 360 y Xbox. De momento, nuestra experiencia con varios nombres no pudo ser mejor. Sekiro: Shadows Die Twice es uno de los que más nos sorprendió. Sin hacer nada, por el simple hecho de tener los fps desbloqueados, el título pasa a controlarse a 60 frames por segundo de manera sólida. Una mejora en suavidad y fluidez que se agradece y que casi dobla a nuestra experiencia en One X, donde quedaba algo por debajo de los 40fps. Otro juego que sale beneficiado de estas mejoras automáticas es DOOM Eternal, que ya apuntaba a los 60fps en su versión para One X pero que ahora, además de mantenerlos de forma sólida, la resolución 4K dinámica se mantiene mucho más estable en momentos de mayor acción. Luce mejor.

En otros títulos las mejoras tal vez no son tan evidentes, aunque en Resident Evil 2 Remake notamos mejoras en iluminación y detalle, y sobre todo algo que parece magia: poder arrancar la partida en apenas tres segundos. A nivel de framerate, el juego ya era sólido a 60fps en One X, algo que naturalmente se mantiene aquí. Luego saltamos a Control, un juego del que habíamos visto buenas palabras en algunos tests norteamericanos y que quisimos comprobar por nosotros mismos. El juego, que tenía en One X su mejor versión en consolas -con un rendimiento en general discutible en todas las plataformas y 30 fps con caídas en la de Microsoft- se luce especialmente por dos motivos: por un lado, la solidez del framerate que no sufre en ningún momento, y eso que lo probamos en ciertas zonas repletas de enemigos del tramo final de juego, y el segundo, unos tiempos de carga mucho más ágiles y agradecidos, ya que era uno de sus principales problemas. En este sentido, juegos como Red Dead Redemption 2 es capaz de mantener un framerate (30fps a falta que se desbloquee en un futuro si Rockstar lo considera oportuno) estable, sin fisuras y un acabado a nivel de resolución mucho más sólido en todas las situaciones que se presenta el juego, por encima de lo conseguido en One X. Y si a esto le añadimos cómo mejora en tiempos de carga...

Tiempos de carga muy rebajados

Por su parte, también os pudimos mostrar como los tiempos de carga habían mejorado de manera radical con la presencia del SSD en la consola, reduciendo notablemente el tiempo entre los tiempos de carga de Xbox One X respecto a la nueva Series X. En el vídeo que viene a continuación comparamos varios títulos como Resident Evil 2, Forza 7, Red Dead Redemption 2 y muchos más para demostrar la mejora evidente en este formato. Os dejamos una tabla:

Tiempos de carga Series X vs One X

Juegos probados Series X One X
Red Dead Redemption 2 00:37:11 2:06:43
Sekiro: Shadows Die Twice 00:07:52 00:21:41
Nier: Automata 00:16:34 00:22:37
Assassin's Creed: Oddyssey 00:18:58 1:23:00
Resident Evil 2 00:03:11 00:18:53
Forza Motorsport 7 00:11:33 00:39:55

Estos números, además de otros juegos que pudimos comprobar en un vídeo como Ninja Gaiden 2, desmuestran la gran velocidad de carga de juegos, algo que también hemos notado en titulos como Yakuza Like a Dragon o Dirt 5, que ya están optimizados para Xbox Series X y que mantienen tiempos de carga muy competitivos.

El Quick Resume, una maravilla de la nueva generación

Durante la semana pasada os mostramos las bondades del Quick Resume, un sistema que permite tener varios juegos suspendidos a la vez para poder cambiar entre ellos con tan solo 5-10 segundos de tiempo. Nosotros pudimos comprobarlo con hasta 7 juegos a la vez, aunque la intención de Microsoft es poder llegar a los 12 juegos al unísono. En este vídeo que grabamos podréis ver como funciona el sistema en cuestión.

Otras funciones: Blue Ray, Youtube, Netflix, Twitch…

Algunas de las primeras aplicaciones que hemos podido probar son las de varios elementos multimedia conocidos. Podremos ver DVD y Blu Ray sin ningún problema, con tan solo descargar la aplicación gratuita para este menester. En lo que Youtube se refiere, la aplicación permite ver vídeos en 4K, y lo mismo sucede con Netflix. Además, también tenemos una app de reproductor multimedia que lo muestra casi todo, incluido archivos que los televisores (por ejemplo los mkv) no reproducen). Por su parte, Twitch es una aplicación no menos importante por lo que nos ofrece. Desde que Xbox dejó atrás el sistema de Mixer, su plataforma de Streaming que no acabó de arrancar, ahora no tenemos la opción de poder hacer streamings activando desde nuestro propio menú. La solución que hemos encontrado de momento es hacerlo desde Twitch.

Xbox Series X, impresiones finales: consola, mando, Gears 5 a 120fps, Auto HDR...
Twitch

Es algo tan sencillo como descargar la aplicación, vincularla a nuestra cuenta de Twitch y arrancar el espacio de gestión. Ahí, además de poder ver los streams que queramos, tendremos la opción de emitir desde la consola. Podremos hacerlo hasta a 1080p, configurando distintos elementos como el título del stream y otras cosas menores, y escoger en qué lugar colocamos la barra para poder controlar el directo mientras estamos jugando. De momento, eso sí, no hemos sabido ver una opción para poder hacer streaming desde otra plataforma, como podría ser Youtube mismo.

Tarjeta de Expansión Seagate de 1TB

Otra de las características propias de Xbox Series X es que cuenta con un sistema de tarjetas de expansión propias para ampliar el 1TB de espacio en el disco duro SSD que tiene. De momento, la marca Seagate es la encargada de proveer estas tarjetas, que cuestan más de 220 euros por doblar el almacenamiento. El diseño es compacto y se conecta por la parte posterior de la consola, y el rendimiento es más que bueno. Sin ir más lejos, los tiempos de carga que antes habíamos enseñado de juegos como Red Dead Redemption 2, que es uno de los más importantes si se compara con One X, es con el juego de Rockstar instalado en la misma tarjeta de expansión. Por lo tanto, la práctica totalidad de beneficios del SSD se encuentran disponibles también en la tarjeta de expansión.

Por desgracia, eso sí, el sistema de unas tarjetas de expansión exclusivas no parece la mejor de las noticias a la hora de encontrar una variedad de opciones que a lo mejor nos podría dar la compra de un disco duro externo del mismo tamaño y de tipo SSD. Veremos cuando entren nuevas compañías a la competencia si el precio es algo más competitivo. El tiempo dirá.

Los juegos de salida

Microsoft tiene listado ya los juegos que estarán de salida en Xbox Series X el próximo mes de noviembre. Con la retrocompatibilidad serán muchos más, pero aquí indicamos o los que son nuevos títulos o los que llegan con Smart Delivery, mejoras específicas y optimizados para la experiencia de la nueva consola. El listado es el siguiente:

  • Assassins Creed Valhalla(Smart Delivery)
  • Borderlands 3 (Smart Delivery)
  • Bright Memory 1.0
  • Cuisine Royale  (Smart Delivery)
  • Dead by Daylight (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Devil May Cry 5: Special Edition
  • DIRT 5 (Smart Delivery)
  • Enlisted
  • Evergate
  • The Falconeer (Smart Delivery)
  • Fortnite
  • Forza Horizon 4 (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Gears 5 (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Gears Tactics (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Grounded (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • King Oddball (Smart Delivery)
  • Maneater (Smart Delivery)
  • Manifold Garden (Smart Delivery)
  • NBA 2K21
  • Observer: System Redux
  • Ori and the Will of the Wisps (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Planet Coaster (Smart Delivery)
  • Sea of Thieves (Xbox Game Pass + Smart delivery)
  • Tetris Effect: Connected (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • The Touryst (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • War Thunder (Smart Delivery)
  • Warhammer: Chaosbane Slayer Edition
  • Watch Dogs: Legion (Smart Delivery)
  • WRC 9 FIA World Rally Championship (Smart Delivery)
  • Yakuza: Like a Dragon (Smart Delivery)
  • Yes, Your Grace (Smart Delivery)

Primeras semanas muy prometedoras

Y hasta aquí llega todo lo que hemos podido probar hasta el momento con la nueva Xbox Series X, eso sí todavía sin ser hardware ni software final (se esperan cambios más relevantes en el sistema operativo y en la interfaz de lo que nosotros hemos probado, sin ir más lejos). Las sensaciones son las de realmente dar un paso al frente a nivel de tecnología gracias al SSD, a funciones como el Quick Resume, el Auto HDR para juegos antiguos, a los primeros juegos a 120fps y a otros menesteres, como la mejora de una gran cantidad de juegos por el simple hecho de correr en una consola más potente. Desde framerates más estables hasta juegos que aumentan su rendimiento o resoluciones que ya no necesitan bajar para mantener el la tasa de refresco, todas las mejoras aplicadas a los juegos retrocompatibles disponibles a día de hoy sirven para marcar músculo sobre lo que es posible con esta nueva generación. El mando refina una fórmula que ya nos parecía excelente, mejorando la cruceta, aunque en general peca de conservador; y se han agilizado funciones y elementos de la interfaz que no eran tan ágiles en One X.

Esto solo acaba de comenzar, porque a partir de ahora y hasta la salida oficial de la consola todavía tendremos muchos más contenidos por sacar. Juegos optimizados, versiones finales de funcionalidades y nuevos lanzamientos que ya saldrán pensando en la nueva máquina. La Next Gen ya está aquí, y su carta de presentación promete. Tenemos muchas ganas de más.

Otros contenidos publicados estos días previos relacionados con Xbox Series X:

Gears 5

Gears of War 5 es la quinta entrega de la saga de acción y disparos de The Coalition y Xbox Game Studios para PC y Xbox One. La dependencia que tienen los seres humanos en la tecnología se ha convertido en su perdición y los enemigos se unen para destruir todos los supervivientes. Como Kait, viaja al pasado para revelar los orígenes de los Locust y lucha con tu equipo para proteger lo que haya quedado.

Gears 5