Smart Experience

Yakuza: Like a Dragon, impresiones a 4K y 60fps con Xbox Series X

Probamos varios capítulos de la nueva entrega de Yakuza con la futura consola de Microsoft, donde la saga luce especialmente bien.

Yakuza: Like a Dragon sale el próximo mes de noviembre, y en lo que consolas de nueva generación se refiere, se estrena primero en Xbox Series X, aunque en PS5 se podrá jugar a la versión de PS4 a la espera de las mejoras Next Gen para principios del año siguiente. Hemos tenido la suerte de poder jugar largo y tendido -entre los capítulos cinco y ocho- del juego en Series X, consola de la que estamos sacando impresiones estos días desde que la recibimos. Y lo tenemos claro: Yakuza nunca ha lucido tan bien en consolas como en la plataforma de Microsoft. 4K y 60 frames por segundo para una entrega que quiere ser revolución en la franquicia.

Porque la séptima iteración de la saga principal de SEGA se enfrenta a cambios importantes en su puesta en escena. Empezando por uno evidente en la presencia de Ichiban Kasuga como protagonista del juego, algo que supone la nada sencilla tarea de suplir a Kazuma Kiryu. Pero hay otro elemento que agita los cimientos de la saga: por primera vez, los combates serán por turnos. Una decisión meditada desde el equipo de desarrollo y que quería darle un nuevo aire a la serie. Para ello, controlaremos a Kasuga, pero también a tres acompañantes como Nanba, Adachi y una misteriosa chica, Saeko, que se suma al plantel con nosotros al principio de dicho capítulo.

JRPG, ahora por turnos

La presencia de Saeko presencia no es menor, ya que -seguramente conscientes- aporta un carácter y una personalidad diferente a la que estábamos acostumbrados en la saga. De hecho, no son pocos los personajes que nos hablan con sorpresa de la presencia de una mujer en el equipo, incluso sugiriendo lo que no es. Su papel es relevante en el primero de los capítulos que jugamos, ya que nos permite abrirnos las puertas de varias zonas inaccesibles para dar con un mafioso que creemos está detrás del asesinato de una figura importante para Kasuga. Pero volviendo al tema importante, los cuatro personajes conforman un equipo al más puro estilo JRPG de toda la vida con los que luchamos con distintos enemigos por las calles de Yokohama.

El sistema de combate por turnos es bastante dinámico. No solo porque los personajes se van moviendo por el escenario cuando entramos en una lucha con una transición inmediata, sino porque obliga al jugador a participar de manera semi-activa de lo que sucede en pantalla. Por un lado tenemos los ataques normales, que hacen un daño estándar. Por otro, la guardia si queremos bloquear posibles golpes poderosos. Pero es en la tercera opción, las habilidades, donde empieza a desplegarse lo interesante. Contamos con varios tipos de habilidades, tanto ofensivas como defensivas y de apoyo, que naturalmente gastan una parte de la barra de energía, tipo MP. Pero escoger entre el sinfín de ataques disponibles es solo el principio, porque todavía hay más.

Una de las características de este sistema es que contaremos con algunas acciones que potencian más nuestros ataques. X para machacar un combo de golpes, Y para darle un plus de fuerza al ataque… Son pequeños QTE que nos obligan a estar pendientes para poder maximizar el daño. A todo ello se añaden elementos clásicos de los JRPG más fantasiosos, y que van desde las magias (recreadas con objetos reales como por ejemplo, dinamita para generar un ataque de fuego), así como ataques especiales de efectos imprevisibles, como la ruleta rusa de Saeko que lanza un ataque múltiple con su revólver con una animación digna de una invocación. Pero con traje y corbata. En Yokohama.

Los trabajos: distintas maneras de luchar

Yakuza siempre ha sido un RPG, y ahora lo muestra todavía más con su sistema de combate. Tiene un punto hilarante, como siempre ha ofrecido la saga, por las situaciones que se dan en un título ambientado en una época contemporánea, y en este caso estas particularidades se mantienen. Gracias, también, a un sistema de trabajos que nos permite cambiar el estilo y habilidades de los personajes. No solo tendremos nuevas habilidades y acciones que realizar, sino que también afectan a todas nuestras estadísticas de cara a crear perfiles de luchadores que sepan generar sinergias entre ellos.

Una vez desbloqueamos la selección de trabajos, podremos escoger ser videntes, guardaespaldas, raperos, capataces, músicos, chefs, matones… Para conseguir cada uno de ellos necesitamos diversos objetivos (por ejemplo, tener un nivel de intelecto +7 para ser vidente), y cada uno tiene sus propias particularidades. Kasuga pierde puntos de salud pero gana PM y magia si se equipa como vidente; en cambio, como capataz pierde 90 puntos de PM, 10 de magia, 35 de curación y gana en ataque, defensa y resistencia a las balas. Todo ello con habilidades propias que aportan sus ventajas concretas. Gracias a ello podemos dedicar algún personaje, como Adachi, a golpes más contundentes y poderosos, mientras que Saeko en su versión Crupier puede encargarse de disparar a múltiples enemigos a distancia.

El sistema de combate funciona, y aunque es cierto que muchas veces es complicado esquivar los combates aleatorios (grupos de matones o mafiosos que te ven y si estás en su rango de visión, te obligan a combatir) acostumbran a ser luchas ágiles, aunque hemos de decir también que a la larga se vuelven poco interesantes. Puede que sea por empezar con un nivel ciertamente generoso la preview, en todo caso. Distintos son los enfrentamientos con algunos jefes o en algunas mazmorras, donde los enemigos tienen la capacidad de infligir algunos efectos negativos en nuestro equipo -nosotros también, en todo caso- y tienen un nivel superior al nuestro, haciendo que los combates sean más exigentes. En todo caso, el sistema cuenta con la posibilidad de dejar que luchen de manera automática bajo algunas premisas, algo solo recomendable en refriegas por las calles.

Cada vez que ganamos un combate sumamos dinero, experiencia, experiencia laboral, mejoras de vínculo con miembros del grupo y varios objetos que luego podemos usar para mejorar nuestras armas. Cada apartado tiene su función: el dinero no hace falta presentarlo; la experiencia, para subir de nivel y mejorar atributos de nuestros personajes: la experiencia laboral, importante para nuevas habilidades y para desbloquear nuevos trabajos; y el vínculo para mejorar la relación y sinergia entre los miembros del equipo.

Armas, negocios y minijuegos

A lo largo de nuestro avance pudimos ver varios elementos marca de la casa. Desde extras y lugares donde hacer vida normal, como puestos de comida o minijuegos extravagantes, hasta lugares para comprar armas en los que, además de recolectar materiales para las mejoras, podremos invertir en infraestructuras para que crezcan y a cambio, nos ofrezcan mejores productos. El minijuego que más nos sorprendió es el del cine clásico, que nos invita a ver películas de culto y el objetivo es no dormirse durante la película. Para hacerlo tenemos que ir pulsando la secuencia de botones que toca en cada momento para evitar que las cabras mágicas nos provoquen un sueño irremediable. Como ya explicamos recientemente, el juego contará con una gran cantidad de minijuegos y extras donde no faltan carreras de karts, karaoke y más.

Acabando el primero de los capítulos se nos dio la opción de empezar a crear nuestro propio imperio del mundo de los negocios, algo que nos obligaba a invertir dinero en infraestructuras, establecimientos, organizar trabajadores, despedir a los que no sirven y prepararlo todo para producir y luego ganar. El objetivo, ser la compañía mejor valorada en la bolsa de Japón y siempre estar en números verdes. Lo que vimos de este apartado nos dejó claro que podremos invertir muchas horas en este sistema, ya que tiene pinta de contar con mucha más profundidad de la que uno podría esperar en un primer momento.

Tampoco falta el sistema de misiones secundarias en el que vamos encontrando eventos diversos por la ciudad, así como algunas de larga duración como el Part Time Hero, una especie de clan que busca héroes para que ayuden a aquellos que piden socorro mediante un mensaje a cambio de recompensas.

Yakuza se luce en Series X

Seguramente lo que más nos ha sorprendido del juego es cómo luce en Xbox Series X. Es uno de los reclamos para el estreno de la consola gracias a sus 4K y 60fps, y la verdad es que el juego sube de nivel. El detalle con lo que están diseñados los personajes y cómo se ven durante las escenas de vídeo y en movimiento es digno de mención, pero también la nitidez y la calidad de las texturas en cualquier lugar que pisamos. Desde los carteles y los neones que brillan y reflejan la noche de Yokohama hasta las expresiones de los protagonistas o las animaciones de combate, tanto cuerpo a cuerpo como a distancia. Es cierto que se nota que acabamos de empezar, y que estamos ante un juego intergeneracional subido de nivel, pero a pesar de ello, no deja de ser toda una celebración para la vista la combinación de 4K y HDR, algo que también podemos ver con la vista en primera persona que podemos activar con tan solo pulsar un botón. Podéis ver el juego en movimiento en el gameplay que encabeza este artículo.

En lo que apartado sonoro se refiere, tenemos la posibilidad de escoger voces en inglés o en japonés, con el añadido que el juego llega totalmente traducido al castellano, algo que se agradece si tenemos en cuenta todas las líneas de texto, muchísima, mensajes en el móvil, entradas en los menús y demás que nos vamos encontrando.

Yakuza: Like a Dragon llega con cambios relevantes, sobre todo en lo que sistema de combate se refiere. Y lo hace lo suficientemente consciente como para ofrecer algo que encaje en el universo de la serie y sea dinámico para aquellos que echen en falta el combate anterior. Si conseguirá convencer a su público, eso ya dependerá de como se adapte y cambie a lo largo de las horas. Lo que nosotros hemos probado nos ha convencido. Y en Series X luce especialmente bien en resolución y framerate, por lo que Ichiban se postula como un más que serio candidato a protagonizar el estreno de muchas Series X el próximo 10 de noviembre.

Yakuza: Like a Dragon

Yakuza: Like a Dragon es la nueva entrega de la saga de Sega para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series, ahora como RPG con combates por turnos con nuevo protagonista. Conviértete en Ichiban Kasuga, un yakuza de bajo rango al que el hombre en el que más confiaba dejó al borde de la muerte. Agarra tu bate legendario y prepárate para reventar cráneos de los bajos fondos

Yakuza: Like a Dragon