Opinión

A propósito de Ghost of Tsushima: el cometido de la penúltima aventura de Sony

Ghost of Tsushima
Ghost of Tsushima | Sucker Punch

Sucker Punch ha lanzado una moneda al aire, pero no sabemos aún si saldrá cara o saldrá cruz. Una aventura que tengo cada vez más ganas de jugar.

El desgaste de una fórmula es uno de los males endémicos de la industria del videojuego; pero creo que no soy el único que, cuando terminé de ver el último State of Play dedicado a Ghost of Tsushima, tuve ganas de que esta aventura de acción en tercera persona exclusiva de Sony fuese la penúltima. Hemos tenido muchas esta generación en PS4. La compañía japonesa ha sabido encauzar cada producción por diferentes vías y, generalmente, con un consenso claro entre calidad y éxito comercial.

Sí, reconozco que tengo sensación de déjà vu, de haber jugado ya antes a Ghost of Tsushima; que esto no inventa nada, un proyecto que recicla elementos de otros referentes en eso de hacernos sentir en una butaca de cine. Sin embargo, leo también entre líneas que este videojuego tiene cierto sabor de despedida, la voluntad de poner el broche final a una alineación de títulos exclusivos indiscutiblemente excelsa en PlayStation 4.

“No necesito que todos los juegos sean revolucionarios ni reinventen la rueda”

Se le pueden criticar muchas cosas a Sony esta generación. Desde mandos con joysticks que parecen pétalos de rosa a una consola en ocasiones dispuesta a salir volando como un cohete, pero su catálogo de exclusivos es casi impecable. No sé a estas alturas si Ghost of Tsushima estará a la altura de las Naughty Dog y Sony Santa Monica, como ya han demostrado Guerrilla Games e Insomniac Games a lo largo de este ciclo; no obstante, la aventura de samuráis protagonizada por Jin se siente como un auténtico AAA, un producto con unos valores de producción dotados de una delicadeza extrema. Esto me genera confianza.

Insisto: quiero savia nueva, deseo que el recién inaugurado sello PlayStation Studios dé un golpe sobre la mesa a partir de la generación de PS5 y nos brinde no solo nuevas IP, sino nuevas formas de interpretar sagas ya existentes. God of War lo hizo. Puedo tolerar, por tanto, que le demos el beneficio de la duda a Sucker Punch, como también lo haremos con un lógicamente continuista The Last of Us Parte 2.

Ambientación, documentación del equipo de desarrollo, una jugabilidad que promete tender la mano a un abanico de jugadores más amplio que el de las obras de Team Ninja y From Software… No consideremos esto un aspecto baladí. La temática japonesa de siglos atrás está viviendo un momento de gracia, solo que en la mayoría de casos ondeando la bandera de la dificultad. Ghost of Tsushima puede llenar un hueco hasta ahora no cubierto. No, al menos, en la escena de las superproducciones.

Al final, no serán los gritos en Twitter quienes determinen si habrá más aventuras de acción en tercera persona bajo el icono PlayStation, lo serán la suma de crítica y ventas. Lo que funciona, sigue; como lo hacen los FPS multijugador con especial acento en los battle royale. No entiendo, entonces, el rechazo que puede generar a estas alturas este juego más allá del escepticismo de ser un estudio que no ha alcanzado la excelencia con sus trabajos más recientes. Ser uno más en el mercado o trascender en la historia del medio no depende de la cantidad de apuestas similares ya disponibles, sino de la capacidad del estudio a nivel individual para sacar la mejor versión de sí mismo.

Es pronto para saber si Ghost of Tsushima estará en el grupo de los olvidables o en el de los que sirvan como espejo para los que vendrán después, así que lo más justo es que esperemos para valorar si será este uno de esos de los que seguiremos hablando dentro de cinco o diez años. Hemos visto solo la punta del iceberg; no saquemos conclusiones antes de tiempo.

Ghost of Tsushima

Ghost of Tsushima, desarrollado por Sucker Punch y editado por Sony para PlayStation 4, es una aventura de acción ambientada en el Japón feudal y en el que un samurái trata de hacer frente a la invasión del ejército mongol en el año 1274. Acero y dominio de la espada: domina ambos aspectos para sobrevivir a este tremendo desafío, donde el ejército mongol se ha hecho con el control de la isla de Tsushima. Colócate la armadura, afila tu katana y tensa el arco en tu rol como Jin, un maltratado samurái que permanece en la isla con la esperanza de acabar con el despiadado khan y su salvaje imperio. Entre los bosques de bambú, castillos ornamentados y paisajes espectaculares, solo queda un alma valerosa capaz de luchar contra toda posibilidad. ¿Serás capaz de erigir tu leyenda como "el Fantasma" en esta sangrienta historia de traición y sacrificio inspirada en las historias de samuráis clásicas?

Ghost of Tsushima