Life is Strange 2
Life is Strange 2

Análisis Life is Strange 2 - Episodio 4: Fe

Analizamos el cuarto episodio de Life is Strange 2 y con ello continuamos la aventura de los hermanos Sean y Daniel, que se acerca a su desenlace.

El cuarto capítulo de Life is Strange 2 se centra en salir del middle point en el que el argumento se quedó al finalizar el tercer episodio. Tras pasar un tiempo en calma rodeados de nuevos amigos, el abrupto desenlace del que venimos nos dirige al capítulo que nos ocupa: conciso y sin apenas tiempo para descansar ni detenernos. Sean despierta de un coma de algo más de un mes y debe escapar del hospital en el que lo retienen para poder partir en busca de su hermano Daniel, quién se encuentra en paradero desconocido. Con esta premisa inicial y habiendo perdido facultades visuales, debemos levantarnos una y otra vez a pesar de las múltiples adversidades que se encuentran en el camino con tal de reunir a los hermanos Díaz y dirigirnos al desenlace final del juego.

Inclusión de nuevas temáticas argumentales: religión, sectas y racismo

El equipo de Dontnod Entertainment sabe bien lo que hace, el producto que tienen entre manos y el público al que se dirigen. Por ello, Life is Strange es uno de los títulos más inclusivos que hemos jugado hasta el momento en lo que a diversidad sexual, racial y de pensamiento se refiere. Fue algo que ya empezamos a ver en la primera temporada de la saga con Max y Chloe y que en esta ocasión se ha visto potenciado todavía más al contar con PEGI 18 y poder tocar más temas con libertad.

Los hermanos Díaz tienen ascendencia mexicana por parte de padre, algo que se ve reflejado en sus rasgos, piel e incluso algunas expresiones como el cariñoso “enano” con el que llama Sean a Daniel. Por ello, Life is Strange 2 juega bien sus cartas al mostrar el racismo habido en gran parte de los Estados Unidos con los vecinos del sur, un tema que en la realidad que vivimos ha aflorado con más fuerza debido a las ideas de quién preside el país actualmente. En el juego, podemos vivir diversas escenas en las que los hermanos se ven acosados por adultos blancos y americanos que deciden arrinconarlos y amenazarlos para obligarlos a soltar algunas frases en español, entre otras peticiones humillantes. En el cuarto capítulo en concreto, hay un momento en el que es prácticamente imposible no sentir empatía por Sean, además de su impotencia y rabia interior.

Esta empatía es una de las sensaciones que mejor consigue reflejar Life is Strange, el hacernos sentir parte de la aventura (o más bien desventura) de los hermanos protagonistas, quienes se enfrentan a un mundo salvaje y despiadado donde es preferible desconfiar de todos antes de salir mal parado por otorgar un voto de confianza.

Esta lección la llevamos aprendida, por lo que podremos escoger con mayor convicción entre las opciones que se nos presenten en el transcurso del episodio. Por supuesto, nos encontraremos con diversas bifurcaciones en las que tendremos que optar por un u otro desvío argumental hasta alcanzar el final del episodio. Algunas decisiones tendrán una mayor importancia en el desarrollo personal de los hermanos, mientras que otras serán menores y tan solo servirán para ponernos las cosas más fáciles o más difíciles.

Aparte del racismo mencionado, en el cuarto episodio también se añaden nuevas temáticas, como lo son la religión y las sectas. Es algo que tiene un gran poder en el mundo y en concreto en Estados Unidos, donde una sencilla iglesia en medio de la nada puede albergar un poder y capacidad de sugestión enormes. Algo así nos encontraremos en Heaven Point, lugar que visitaremos en busca de Daniel y donde se concentran un buen número de creyentes, atraídos por “un ángel que obra milagros”. La madre reverenda nos dará la bienvenida y no tendremos que ser demasiado avispados para detectar el veneno que se encuentra tras sus dulces palabras. No contamos mucho más para no hacer spoilers, pero si habéis llegado hasta este punto de la historia ya os podéis imaginar lo que tocará hacer.

Un ritmo acelerado para un capítulo conciso y con “poco gameplay”

El capítulo cuatro presenta una duración algo menor que el resto de esta segunda temporada. Es comprensible debido a que se centra en un punto argumental muy concreto, que funciona para volver a reunir a los protagonistas tras el incidente por el que han pasado y que los encamina hacia el desenlace final del juego, que veremos en el quinto capítulo. Para ello tendremos que esperar hasta el 3 de diciembre, por lo que es muy probable que el episodio que nos ocupa nos sepa a poco.

También hemos de mencionar que se trata de uno de los episodios con “menos gameplay” de la temporada. Con esto nos referimos a que habrá poca exploración (la que hay se concentra en escenarios de tamaño pequeño) y escenas en las que nos den el control jugable de la situación. Con ello, todo el peso del capítulo queda en las conversaciones, los momentos de tensión y el resto de pilares argumentales con los que se sostiene la trama.

Aun así, supone una parte interesante del viaje en la que podemos centrarnos más en Sean para seguir con su evolución de personaje: desde el niño que salió asustado de casa en el primer capítulo hasta el hombre responsable y con cabeza fría en el que se está convirtiendo. Además, la aparición de alguien importante en la trama del juego nos hará poder disfrutar de diversas conversaciones en las que se explora la libertad del ser humano para tomar decisiones difíciles y comprobaremos, una vez más, como la vida no es de color blanco o negro, si no que presenta una amplia variedad de tonalidades cromáticas.

Cada vez mejor a nivel gráfico pero con ligeros baches en lo técnico

Si nos centramos en su apartado gráfico, no hay duda en que se trata de lo mejor visto hasta el momento. Desde escenarios detallados y coloridos, con una iluminación y texturas realistas, hasta pequeños detalles como las gotas de sudor que descienden por el rostro del protagonista. Life is Strange no pretende ser un título hiperrealista a lo que gráficos se refiere, pero hace un muy buen trabajo en mostrar su particular estilo visual en su máximo esplendor.

En cuanto al apartado técnico, continuamos encontrándonos con algunos pequeños bugs, como algunas ocasiones en las que una túnica atraviesa el cuerpo de un personaje o el saltar bruscamente de un plano a otro mientras mantenemos una conversación. Eso sí, nada grave que impida el progreso del juego y que no se pueda arreglar con algún parche.

La banda sonora del juego continúa siendo una delicia para los amantes de las bandas indies. Desde piezas enteras hasta efectos de sonido y ambientales muy logrados, el apartado acústico de Life is Strange sigue brillando como lo ha hecho hasta el momento. Todo ello nos ayudará a sentirnos más inmersos en el mundo del juego y parte del gran viaje de los hermanos Díaz, el cual se acerca a su desenlace final. Tendremos que esperar unos meses para que llegue, pero por el momento podemos afirmar que estamos disfrutando de la aventura.

CONCLUSIÓN

El episodio 4 de Life is Strange 2 nos acerca al final de la historia de Sean y Daniel de forma trepidante. Despertamos de un coma de más de un mes y debemos escapar del hospital en el que nos retienen para encontrar a nuestro hermano pequeño desaparecido tras el incidente final del capítulo 3. Con esta premisa arranca el capítulo, que se desarrolla de forma breve y concisa para presentarnos a personajes importantes en la trama, además de tocar diversos temas como la religión, las sectas y el racismo de forma acertada. Aun así, nos quedamos con ganas de más y para ello tendremos que esperar hasta el 3 de diciembre. Acabará el año y a su vez la gran aventura con luces y sombras de los hermanos Díaz.

LO MEJOR

  • Mantiene el interés por la historia, cerca de su desenlace
  • Trato adecuado de temas y preocupaciones reales
  • Aparición de personajes importantes para la trama

LO PEOR

  • Duración menor que el resto de capítulos
  • Poca exploración y momentos jugables
  • Algunos bugs menores

Tutorial para hacer Backups de Uplay

Acaba de salir Uplay +, la espectacular suscripción de Ubisoft con más de cien juegos propios y que está de forma gratuita hasta el 30 de Septiembre. Está genial y es impresionante la cantidad de juegos buenos que tiene, pero avisan de un...