Bienvenidos al Infierno en la Tierra

DOOM Eternal: Un camino hasta el Infierno en la Tierra

Alejandra Pernias

DOOM Eternal nos trae el Infierno a la Tierra. Repasamos lo que fue el renacimiento de la saga con el DOOM de 2016 y nos centramos en sus influencias apocalípticas.

La QuakeCon 2018 nos dejó hace unas semanas con la miel en los labios. DOOM Eternal se mostraba impasible en su gameplay. Lo nuevo de Bethesda e id Software es la continuación directa del renacimiento de la saga en el año 2016. DOOM nos dejó a todos estupefactos con su frenetismo y salvajismo sin miramientos. Ya no hay clemencia, la brutalidad se ha adueñado de esta franquicia de disparos y demonios que ahora nos trae su Infierno a la Tierra.

Todos sabemos que DOOM Eternal, al igual que su antecesor, no va a contar con una profundidad excesiva en su argumento. Su narrativa, por el contrario, sí que esconde pequeños detalles que nos dejan ligeros resquicios de un lore que merece la pena conocer. Escondidos por un demoniaco escenario se encuentran datos e historias que forman un conglomerado que aporta intensidad e interés. Además, DOOM Eternal nos trae el infierno a la Tierra. ¿Qué papel tomamos en esto, cuáles son las referencias de todo este caos desatado en nuestro planeta?

Buscando la exhumación de todos los pecados

Durante las horas de acción y tiroteo sin pausa tomamos el papel protagonista con DOOM Slayer o Marine, DOOM Guy en los juegos originales, que no es otro que nosotros mismos. Hace ya unos años, John Romero revelaba el proceso de creación de este personaje en una entrevista para PC Gamer: "El modelo del cuerpo se quitó la camisa y comenzó a posar con la pistola de plasma. Don nos pidió sugerencias, así que comencé a decirle que el Marine iba a ser atacado por una cantidad ingente de demonios. El modelo sostenía el arma en varias posiciones y ninguna me resultaba verdaderamente interesante. Frustrado, tiré mi camisa y le dije que me diera el arma y que se tirara al suelo, ¡toma mi brazo como uno de los demonios! Apunté el arma en una dirección ligeramente diferente y le dije a Don ¡Esto es de lo que hablo!' Don tomó varias fotos. Moví el arma un poco, el demonio agarró mi pierna, otro brazo. Al final, todos decidimos que la pose de agarrar el brazo iba a ser la mejor". Así que sí, Romero es el DOOM Guy, al menos en la portada.

Sin nombre, sin conocer su apariencia. Su armadura y su casco es la referencia para empezar a empatizar con un personaje que carece de personalidad. Ese hueco lo rellena el jugador. Nosotros mismos somos los que regalamos a este personaje su carisma, así empieza a funcionar una maquinaria que consigue que nos sintamos aniquiladores de las huestes de Lucifer. Un pedazo de esa magia se rompió cuando John Romero confirmaba que había un cruce entre franquicias. DOOM y Wolfenstein, otro aniquilador sangriento, forman parte del mismo universo, al menos ligeramente.

A través de su cuenta personal de Twitter, fuente inagotable de información, Tom Hall confirmaba los rumores y las teorías que llevaban cocinándose durante tantos años. Un seguidor preguntó al creativo sobre las líneas de sangre entre ambas franquicias. Una teoría se sustentaba en el parentesco de B.J. Blazkowicz y el protagonista de DOOM. Esto los convierte en bisabuelo y bisnieto, respectivamente: “El linaje no es una teoría. Es un hecho”.

Caminantes del Infierno

Todo eso es historia de una saga que nos ha marcado en los videojuegos. Los pasos empezaron a cambiar en el año 2016 con el renacimiento llamado DOOM. El mítico shooter llegaba con unos padres nuevos a la actual generación de consolas y sorprendió muy gratamente al jugador. Frenetismo, salvajismo y mucha acción son los sellos de identidad de una franquicia que ha renacido de sus cenizas para darnos lo mejor de id Software y su gunplay. Los creadores ya han reiterado en más de una ocasión que su versión de la saga es el Génesis de todo. Son los orígenes de una historia que no es lo que más pesa en la franquicia. De hecho, en una entrevista para el medio VentureBeat, Marty Stratton, productor ejecutivo de id Software, ha dejado algunos comentarios al respecto: “Queríamos algo más para DOOM que historia. La saga no es conocida por su argumento. Una de las cosas que teníamos claras durante el desarrollo fue que los jugadores no vienen a DOOM a por una historia. Vienen a matar demonios y volar cosas por los aires. Teníamos que ser fieles a eso, e incluso usarlo como uno de los elementos centrales de la historia que contamos. El Marine se despierta y no está allí para hacer nada más que matar demonios. Eso es lo que creemos en cuanto a las expectativas del jugador”.

Por eso en DOOM no se profundiza en la historia a pesar de que el juego cuenta con unas referencias muy ricas. La religión y las creencias brotan a media que aniquilamos a los seres del averno que han invadido Marte. Los pecados no han sido redimidos, el sacrifico que hemos hecho no ha sido suficiente y el Infierno se cierne sobre la Tierra. Ya no hay vuelta atrás, la lucha nos lleva a combatir contra el ejército demoníaco en nuestro mundo. Los demonios han invadido la civilización y han destruido la Tierra tal y como la conocemos. Así se presenta DOOM Eternal.

DOOM Eternal: Santificado sea tu Infierno

El Día del Juicio Final ha llegado. El castigo divino se ha apoderado de nuestro mundo y las huestes del infierno se han hecho con el control de la Tierra. El mundo de los videojuegos es muy rico en referencias y se pueden encontrar minas de oro de información y relaciones. La mitología de DOOM juega con diferentes creencias y adopta el concepto apocalíptico como base para dar vida a su universo. El Apocalipsis es un libro de la Biblia escrito por el apostol San Juan. Se trata de un texto no demasiado popular entre los creyentes ya que tiene un tono oscuro que narra el fin del mundo tal y como lo conocemos. Además, es el único texto del Nuevo Testamento de carácter profético. La palabra Apocalipsis es una palabra de origen griego que significa Revelación. Esto mismo puede traducirse en lo que se encontró en Marte, la energía Argenta, la gran revelación. ¿Cómo salieron los demonios de su morada?

Si prestamos atención al tráiler de DOOM Eternal, o a su extenso gameplay, podemos observar muchos de estos detalles entre líneas. La Wiki de DOOM complementa la información y pone en situación. Adoptamos la piel del salvador, del aniquilador de demonios. Estos seres están asolando la Tierra a modo de plaga y castigo para una Humanidad que jugado a ser Dios durante demasiado tiempo. Los propios humanos son los causantes de su mal y purga. Recordemos que, en el DOOM de 2016 un equipo de investigadores de la UAC estaba dedicando sus esfuerzos a desarrollar tecnologías para la exploración interdimensional. Afincados en una base en Marte descubrieron una fuente infinita de energía llamada Argenta, la que hemos llamado gran revelación, la causa del Apocalipsis. Esta inexplicable y poderosa fuente de poder estaba conectada con el Infierno. La curiosidad humana se torna en codicia con facilidad. El Dr. Samuel Hayden mandó construir la Torre Argenta para extraer esta energía infernal. La intención era la de purificarla para utilizarla en favor de la tecnología humana, de esta manera se acabaría la crisis de recursos de la Tierra.

Ya con la torre en pie los humanos realizaron varias incursiones al Infierno, capturaron demonios e hicieron pruebas con ellos. El mal no se puede contener si le abres la puerta y la voluntad de las personas es maleable por doquier. Los poderes oscuros demoníacos sedujeron a algunos miembros del personal, poco a poco se fue creando un culto a estos seres. La UAC se transformó convirtiéndose en una especie de secta en favor de estos seres oscuros. La seducción fue la responsable de que se utilizara la energía Argenta para abrir un portal permanente hacia el Infierno. Los demonios ya tenían una vía de escape hacia Marte, por ende a la Tierra, nuestro hogar. Uno de los miembros más destacados de la UAC, Olivia, pactó con los demonios y desató una Ola del Infierno, la instalación fue invadida y purgada en su totalidad. Marte estaba tomado por el mal.

La Eternidad entre ríos de fuego

En DOOM Eternal cambiamos de escenario. El juego se ha presentado como: “El Infierno en la Tierra”, así lo comentó Pete Hines antes de comenzar el E3 de 2018, algo que podemos leer en DualShockers. En el tráiler del título se ve nuestro mundo invadido por los demonios y sumido en un completo caos. Ríos de lava han empezado a abrirse paso entre las calles de la civilización. El asfalto se ha derretido dando lugar a precipicios que llevan al fin absoluto. El aire parece tóxico, el humo se ha hecho dueño y señor del ambiente dejando un resultado irrespirable. Montañas de acero y escombros colapsan las ciudades, el orden ha dejado paso al caos y el silencio reina hasta que se oye un rugido gutural demoníaco. Nadie pasea por las aceras o coge el transporte, no hay rutina ni vida normal. El Apocalipsis ha devastado cada rincón del planeta. Cielo y Tierra se han teñido de rojo y negro, colores que en el libro de La Biblia significan miseria, lamentación, furia y sangre.

La acción se traslada de ubicación y va a mostrar el hogar de la Humanidad asolado por la plaga. El castigo de la revelación ha llegado a lo que más apreciamos, nuestra casa. Poco más se ha develado sobre lo que nos presentará esta nueva entrega del prodigioso shooter de Bethesda e id Software. Sí que se han mostrado y comentado numerosas mejoras técnicas y de gunplay para este juego. Uno de los más llamativos se presentó en el gameplay de la QuakeCon, un gancho que permite que nos acerquemos a los enemigos al apresarlos. ¿Quieres violencia? En esta entrega vamos a poder arrancar el corazón de algunos de los demonios ya hacer que se los traguen para que exploten. La verticalidad es otro de los puntos que va a llevarnos a recorrer DOOM Eternal de una manera mucho más amplia, no solo se trata de avanzar por el suelo, vamos a tener que escalar. Recovecos, secretos y opciones de lucha se esconden en lo alto, el diseño de niveles ha evolucionado y ha crecido para aportar más opciones de pelea al jugador. Los demonios se han mostrado muy variados, tanto en aspecto como en resultar imponentes o más factibles a la hora de matar.

Después de hacer este repaso por lo que ha sido el renacimiento de DOOM y su nueva propuesta, ya solo podemos rezar. Tras este viaje por la base de la mitología apocalíptica y demoníaca que nos espera, solo tenemos la opción de desear mucha más brutalidad, violencia y furia descarnada. No hay una fecha oficial confirmada para recibir la nueva entrega. En la QuakeCon no dejaron ni una pista y habrá que esperar a que desde la distribuidora e id Software nos den algo de esperanza entre tanto caos y desesperación. Ver el juego en movimiento ha sido poner la miel en los labios de un usuario que está deseando destrozar corazones demoníacos y hacer una limpieza en la Tierra. La purga de los demonios llegará próximamente, con ella horas y horas de absolución con la escopeta y ese gancho que se ha incorporado a las filas de un completo arsenal.

Todo lo que hemos visto sobre DOOM Eternal nos ha dejado las cosas muy claras sobre sus intenciones. No pretende mostrar una historia profunda en la que debatirnos con la moralidad, no quiere hacernos pensar sobre lo que está bien o lo que está mal. Es pura destrucción y liberación para el jugador, disparar, destrozar y despedazar. Está provisto de una libertad más amplia que en el título del año 2016 y aniquilar demonios llegados del Inframundo va a ser muy satisfactorio. DOOM nos lleva a la Eternidad y santificado sea el Infierno que está por llegar a nuestras vidas gracias a Bethesda e id Software.

DOOM Eternal

DOOM Eternal, desarrollado por id Software y editado por Bethesda para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch, es la secuela directa del celebrado título de acción tipo shooter de 2016, el reboot de tan mítica franquicia. Un personaje mucho más poderoso deberá enfrentarse al doble de demonios de la primera entrega.

DOOM Eternal