NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CICLISMO | CRITÉRIUM DEL DAUPHINÉ

Ferron redime a la fuga antes de una traca final sin Ayuso

El ciclista del TotalEnergies corona la escapada, que ayer se quedó a las puertas de la victoria, con un ataque a 800m de meta. El español, con fiebre, no toma la salida.

Actualizado a
Ferron redime a la fuga antes de una traca final sin Ayuso
MARCO BERTORELLOAFP

La calma antes de la tempestad, paradójicamente, se llevó al ciclista español mejor posicionado en el Critérium del Dauphiné. Juan Ayuso, antes de tomar la salida en la sexta etapa, 196 km entre Rives y Gap, se veía obligado a abandonar debido a un proceso febril, tal y como informaba su equipo, el UAE. En la jornada anterior, como revelaba el doctor del equipo emiratí, David De Klerk, el barcelonés ya se había quejado de molestias en el estómago. Un adiós prematuro, pero que no disminuye las dosis de ilusión que rodean al prodigio. En una jornada en la que Valentin Ferron, con su primera victoria World Tour, redimió a la escapada, Ayuso se despedía octavo en la general y segundo en la clasificación de los jóvenes. El español estaba, antes de las dos últimas y decisivas etapas de montaña, a 1:55 de Wout van Aert, que se mantiene en la cima. Con tranquilidad antes de los problemas.

Ampliar

Sobre todo, por el esquema de la etapa, previsible. “Ayer estuvo muy ajustado y hoy hay más opciones para que la escapada triunfe. Según cómo se forme, trabajaremos en una dirección u otra”, avisaba el belga antes de arrancar. Es una sensación generalizada en la presente temporada, cogió fuerza en el Giro y, en tierras francesas, se está ratificando: las fugas cada vez tienen más boletos para triunfar. En la jornada anterior, en Chaintré, los valientes se quedaron a las puertas del premio; en Gap, lo consiguieron a través del joven francés (24 años) del TotalEnergies, emocionado en el podio y prácticamente llorando tras cruzar la meta. Con todos los precedentes, la escapada se buscó desde los primeros kilómetros, con ataques constantes al frente del pelotón, y el ritmo de la carrera, muy alto, no tardaba en cobrarse sus primeras víctimas: Michal Kwiatkowski (Ineos) abandonaba y Chris Froome (Israel), que conseguía volver al grupo y pinchaba en los últimos kilómetros, se descolgaba en la primera subida. Tras la segunda, la Cote des Grands Goulets (3ª categoría), se formaba la fuga del día: Geoffrey Bouchard (Ag2r), Burno Armirail (Groupama), Andrea Biagoli (Quick Step), Victor Lafay (Cofidis), Valentin Ferronn (TotalEnergies), Warren Barguil (Arkea) y Pierre Rolland (B&b Hotels).

Ampliar

Todos ellos, salvo Armirail, se citaban para disputarse la victoria de etapa, que no pareció inquietar al pelotón, que dejó una de las imágenes más deleznables de la temporada: Sebastián Molano (UAE),descalificado, agredía a Hugo Page (Intermarché) con un puñetazo. Mientras, el Jumbo ejercía labores de control a regañadientes. Por compromiso y, también, para evitar que Bagioli, a 3:02 de Van Aert antes de tomar la salida, se vistiera de amarillo al término del día. No hubo que preocuparse en un final en el que la diferencia entre cabeza y pelotón fue disminuyendo, pero por la vigilancia que los fugados ejercían entre ellos. Eso mismo, de hecho, abrió las puertas a Ferron, que aprovechó la inactividad para sorprender a 800 metros de meta. Sólo Barguil, tercero, pareció intentar cerrar en un primer momento, mientras Pierre Rolland, incansable en la cosecha de puntos para su maillot de lunares, cruzaba segundo. El veterano corredor del B&B Hotels-KTM encadena fuga tras fuga, porque, como se está demostrando, cada vez premian más.

Etapa reina y un dilema

“Era una escapada de mucho nivel, ha habido un momento como de parón y he visto que era el momento de arrancar. Ya esta tarde en el hotel me daré cuenta de la victoria que he conseguido”, analizaba Ferron, más tranquilo, tras sumar la segunda victoria para el TotalEnergies en la vuelta gala, que se acerca a su final. Mañana, sábado, 135 km entre Saint-Chaffrey y Vaujany con dos puertos fuera de categoría. Primero, el Galibier, con los últimos 8,7 km al 6,5%; luego, el Croix de Fer, con los últimos 6,7 km al 8,2%. El domingo, otras dos escaladas de primera categoría y cierre en alto. “Son etapas cortas, en las que se va a ir a tope. La del sábado es muy complicada y la del domingo algo más sencilla, aunque con un final muy exigente”, analiza Van Aert, con Mattia Cattaneo (Quick Step) a 1:03 y su compañero Primoz Roglic a 1:06. Posible dilema del Jumbo que la carretera, como siempre, pondrá en su sitio.

Ampliar
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?