BELLATOR MMA

Bader ajusta cuentas con Kongo

Ryan Bader y Cheick Kongo viven la secuela de su combate. En 2019 el pleito acabó con un nulo por un piquete de ojos. Se ven las caras en París.

0
Previa de Bellator 280: Bader vs Kongo 2.
Bellator MMA

La legalización de las MMA en Francia abrió un filón muy importante para las grandes empresas de la disciplina. Bellator fue la primera en iniciar mercado allí y lo hizo en octubre de 2020 poniendo a su principal baza local en el estelar. Cheick Kongo, quien compitió siete años en UFC y lleva desde 2013 en Bellator, cayó en el duelo estelar de la noche. La desilusión fue máxima, ya que es una leyenda para sus paisanos y la fiesta no pudo ser completa. Este viernes, el galo busca la redención a sus 46 años en Bellator 280. Tras una victoria ante Sergei Kharitonov, quiere ser el nuevo campeón del peso pesado.

Para lograr el título tiene que superar al campeón del pesado, Ryan Bader. El estadounidense, de 38 años, llega en un situación, extraña. Tras lograr convertirse en el primer campeón simultáneo de la empresa (semipesado y pesado) solo ha logrado dos victorias en cinco peleas. Se dejó el título del semipesado ante Nemkov y al intentar recuperarlo cayó en las semifinales del Grand Prix. Le tocaba dar cuentas en el máximo peso ante el monarca interino, Valentin Moldavsky, a quien derrotó en enero para salvar el match ball. Nada más que ganó se anunció el pleito contra Kongo. No tuvo tiempo ni de asimilarlo.

Por si la previa fuese poco excitante, ambos luchadores ya se han enfrentado. Bader, tras ganar el cinturón del pesado ante Fedor en la final del Grand Prix de la categoría, dio su primera oportunidad titular a Kongo. El pleito acabó sin resultado por un piquete de ojos que el campeón aplicó al aspirante. La revancha debió darse antes, pero no fue así y desde septiembre de 2019 lleva esperando Kongo. El papel de favorito es para el campeón por esa vitola, pero está claro que el apoyo del público al local será otro factor determinante. En condiciones normales, Bader sería favorito: por recorrido en los últimos años, edad y por las buenas sensaciones que dejó en su último pleito. Pese a ello, Kongo sabe que está ante su último tren: todo o nada y encima en casa. Con una pegada en ambos córners que roza el 50%, el guión parece claro, ahora deben ratificarlo y aprovechar los fallos del otro. No será fácil, ninguno está en su mejor momento y llegan presionados. París será clave para el futuro de ambos.