PREMIOS AS 2021

Los Premios AS del reencuentro: Benzema, Suárez, Djokovic...

La 15ª edición reconoce a los delanteros de Real Madrid y Atlético. El tenis brilla con Badosa. Pleno de héroes olímpicos: Craviotto, Sandra, Portela...

Madrid
0

Había ganas de volver a verse. Muchas ganas de celebrar. Los Premios AS del Deporte, que en 2020 tuvieron que entregarse en un formato reducido y con sólo un puñado de invitados, volvieron hoy al Hotel Palace de Madrid, su escenario tradicional, para reunir de nuevo a toda la familia del deporte. Igual que las competiciones se pusieron en marcha, que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos sirvieron para reunir a lo mejor de la humanidad y enviar un mensaje de esperanza, igual que el fútbol supo y pudo disputar una Eurocopa, la Liga, la Champions o la Europa League. O que el tenis vivió la explosión de nuevas estrellas, la 15ª edición de los Premios AS cerró también el año con un evento lo más cercano a la normalidad posible, con felicidad y alegría en un año en el que la luz va abriéndose paso entre las sombras.

Un día para ver juntos después del derbi a Karim Benzema y Luis Suárez, para escuchar a Novak Djokovic celebrar lo "lindo" del reconocimiento a sus 20 Grand Slams en el país de Rafa Nadal, para recrearse con los oros de Sandra Sánchez, Alberto Ginés, Alberto Fernández y Fátima Gálvez o Susana Rodríguez. Con los récords de Saúl Craviotto y Teresa Portela. Para volver a erizarse la piel con el abrazo de Ana Peleteiro y Yulimar Rojas tras sus vuelos hacia el Olimpo. Apretar los puños con los drives de fuego de Paula Badosa y Carlos Alcaraz. Sentir el brillo en los ojos del Balón de Oro de Alexia Putellas. Gritar otra vez con los 51.000 habitantes de Vila-Real el título del Submarino Amarillo y de la afición del Metropolitano con su 11º Liga. Recoger uno de los 4.725 rebotes de una leyenda como Felipe Reyes. O sumarnos a cualquiera de los proyectos de la Fundación Trinidad Alfonso, como su Maratón de Valencia.

Por eso Vicente Jiménez quiso comenzar el acto con un brindis y no dejarlo para el final. "Vamos a celebrar muchos éxitos, todos merecidos, pero si me lo permiten los deportistas que tanto esfuerzo y sufrimiento han padecido para lograr lo que han logrado, para nosotros en AS, humildemente, el mayor éxito es volver a tenerlos a todos ustedes aquí. Por lo que significa, por lo que vale en tiempos todavía inciertos y preocupantes", animó el director de AS a los dos centenares de asistentes.

Y entre los que alzaron sus copas, además de los deportistas, invitados muy especiales. Miquel Iceta, ministro de Cultura y Deporte; José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid; Marta Rivera de la Cruz, consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid; Blanca Fernández Morena, consejera de Igualdad de la Junta de Castilla-La Mancha; Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español; José Manuel Franco, secretario de Estado para el Deporte o Marisol Casado, miembro del Comité Olímpico Internacional.

Una representación institucional a la que dieron la bienvenida Carlos Núñez, presidente de Diario AS; Rosauro Varo, vicepresidente de PRISA; Juan Cantón, director general de Prensa de PRISA Media y Jiménez.

"Son quince años reconociendo a los mejores, quince años de títulos, de récords y de gestas inolvidables y, como este 2021, quince años de emoción, entretenimiento y pasión por el deporte", introdujo Susana Guasch, que presentó la Gala. "Las competiciones han regresado y, lo que es más importante, el público ha vuelto a vibrar con los deportes, los equipos y los deportistas que aman", siguió la periodista de Movistar para ir dando paso al desfile de estrellas.

Primero, un tipo enorme en todos los sentidos, al que contemplan 24 títulos de clubes y diez medallas en la Selección. El faro de 'La Familia' y del Real Madrid, Felipe Reyes, que recogió el premio a la trayectoria tras retirarse en junio con 41 años. “Me dijeron que no tenía cualidades para el baloncesto”, recordaba el ahora embajador del club blanco.

Y de la historia, al futuro: Carlos Alcaraz. Con 18 añitos, ha conseguido ilusionar otra vez a la afición. "Este año ha sido el boom y quiero más. El premio lo voy a poner en el mejor lugar de mi casa. Es un placer estar en esta gala rodeado de tantas personas grandísimas", dijo el maestro NextGen, con los ojos muy abiertos ante la constelación de estrellas a la que pronto se sumará. Un elenco en el que está ya Paula Badosa, campeona en Indian Wells.

Estrellas como Susana Rodríguez, campeona paralímpica y mundial de triatlón que mereció la portada de 'Time' por su trabajo como doctora durante la pandemia. Madridista de pura cepa, feliz de compartir premio con Karim Benzema, la gallega describió como "mágico" su año. Ella fue protagonista en verano, en los Juegos de Tokio. Como los tiradores Alberto Fernández y Fátima Gálvez, el escalador Alberto Ginés o la karateca Sandra Sánchez. Oro puro. Campeones olímpicos. "A los que empiezan les diría que luchen por lo que les haga felices", advertía la talaverana.

Son gente que ha materializado lo que imaginaron. Lo hizo Teresa Portela, quien con 39 años, y en sus sextos Juegos (la española con más participaciones) logró por fin la medalla que se le resistía. Otro piragüista, Saúl Craviotto, se convirtió en el español más laureado después de la plata con el K4 500 que sumaba a dos oros y un bronce. "¿Leyenda? Sólo soy un piragüista normal y corriente con buenos resultados", avisa. La modestia también se premia.

O la resistencia. La del Atlético de Madrid, que ganó el título de Liga en el último partido, fiel a su tradición. Recogió el premio Enrique Cerezo junto a Luis Suárez, que también se llevó el Premio AS América. El goleador uruguayo, con sus 21 goles, fue clave para conquistar el trofeo. Dianas que se cantaron en las diversas ediciones de AS en Latinoamérica y Estados Unidos, que hacen de este medio líder en información deportiva en español. Resistió también el Villarreal, que logró su primer título internacional, la Europa League, tras tumbar a un coloso, el Manchester United, en una tanda con 21 penaltis. El trofeo de Xavier Mariscal lo recogieron José Manuel Llaneza (vicepresidente) y un mito como Marcos Senna de manos de Javier Tebas, presidente de LaLiga.

Alexia Putellas, campeona de la Champions con el Barça, redondeó su año con el segundo Balón de Oro para el fútbol español. Una estrella con trascendencia mundial, como Djokovic. Uno de los deportistas más grandes de la historia que recibió con "orgullo" la distinción. Admiración hacia él y hacia instituciones como la Fundación Trinidad Alfonso y su patrono Juan Roig, hacedores de sueños. Sueños tan bonitos como el de ver reunida, otra vez, a la familia de AS.