FÚTBOL SALA | COPA DE ESPAÑA

El VAR es el gran protagonista... también en el fútbol sala

El llamado VIR (Video Instant Replay) está siendo decisivo en la Copa de España: expulsiones, goles anulados... los jugadores celebran su empleo.

Madrid
0
El VAR es el gran protagonista... también en el fútbol sala
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Al igual que en el fútbol, el VAR de fútbol sala está tomando protagonismo. En este caso se llama VIR (Video Instant Replay), y en el ámbito nacional se usa en competiciones destacadas, por el momento, únicamente. Los casos en los que interviene el VIR son los siguientes: situaciones de gol o no gol, de tarjeta roja directa, de final del partido con el cronómetro en marcha o no, de errores de identidad en amonestaciones y en penaltis. No lo hace en cuanto a la falta en sí, sino al lugar donde se ha producido, si ha sido fuera o dentro del área.

Cada equipo tiene un intento por partido. Si lo solicitan, los árbitros acudirán al monito de la mesa a ver la acción repetida. Si dan la razón al equipo que lo solicitó, mantienen su ‘petición’ hasta que fallen a la hora de reclamar. En esta Copa de España, se está utilizando incluso “más de lo esperado” afirman algunos jugadores, aunque “todo lo que sea mejorar, bienvenido sea”, destacan. El monitor del WiZink Center de Madrid está siendo muy demandado... y decisivo. Posiblemente, el equipo más ‘afectado’ por él fuera ElPozo. En cuartos de final, los colegiados no vieron una parada de Juanjo fuera del área. En el banquillo del Barça sí lo apreciaron y lo solicitaron. Revisión, falta y roja al meta murciano. Además, Ferrao marcó en esa misma falta y Juanjo se perdió la tanda definitiva de penaltis, de la que es especialista.

ElPozo lamenta el penalti no señalado tras el VIR

En ese mismo partido, ElPozo fue el que en este caso reclamó un penalti de Dyego sobre Salas. Los árbitros revisaron y no cambiaron su decisión inicial, lo que provocó el enfado y las lamentaciones del club entrenado por Diego Giustozzi. “Creo que la expulsión de Dyego era más que evidente, no había ni que entrar al VAR. Claramente es un gravísimo error”, lamentó el argentino tras el partido. En semifinales, la tecnología también hizo acto de presencia. En un partido tenso y sin tantos, Pito abrió la lata ante el Cartagena. Los jugadores del Movistar lo celebraron y, antes de que el equipo de Duda sacase de centro, solicitaron desde su banquillo el VIR por mano del brasileño en el control previo al gol. Tenían razón.

Los árbitros lo revisaron y anularon el tanto. El Movistar también lo solicitó por una posible agresión de Solano a Raya que los árbitros no consideraron. “¿Estás seguro? Si es así lo pedimos”, se escucha desde las gradas del WiZink, unido a la escasez del público por las medidas sanitarias, entre los jugadores del banquillo y los de la pista a la hora de reclamar el VIR. Saben que puede ser clave y, en caso de malgastarlo, podrían echarlo de menos a lo largo de un partido. Fuera como fuere, la tecnología ha llegado al fútbol sala para quedarse.