WATERPOLO

Martín y Oca, hasta 2024

La RFEN anuncia la renovación hasta los próximos Juegos de sus dos seleccionadoras de waterpolo. El catalán lleva desde 2017 mientras que el madrileño desde 2010.

Miki Oca, con la Selección.
RODOLFO MOLINA

Como estaba previsto por el presidente de la Real Federación Española de Natación (RFEN), Fernando Carpena, los dos seleccionadores de waterpolo continuarán hasta los Juegos Olímpicos de París 2024 pase lo que pase en Tokio y en el siguiente ciclo. La apuesta por David Martín y Miki Oca es firme, y ambos firmaron sus contratos hasta que expire un nuevo mandato del presidente que lleva en esta federación desde 2008.

Para David Martín, que llegó al cargo en 2017 y debutó en el Mundial de Budapest, esta noticia refuerza su valentía por la renovación de la Selección, avalada por sus éxitos en el Europeo de Barcelona de 2018, el Mundial de Gwangju de 2019 y el Europeo de Budapest de 2020. En las tres competiciones España disputó la final y se tuvo que conformar con la plata, excelentes noticias después de una década alejada de los podios internacionales.

David Martín.

"Acostumbrados a ciclos de cuatro años, la Federación ha visto que el proyecto debía tener esta continuidad. Trabajamos a corto y, a la vez, a largo plazo. Nosotros hemos estado juntos en verano, tuvimos en enero la World League y ahora un torneo recién acabado en Italia. Aunque, entre unas cosas y otras, no hemos podido trabajar con el grupo entero. Contamos con una mezcla de jóvenes y veteranos, pero estos últimos entrenan como si tuvieran 18 años. Es un privilegio tener a Dani, Felipe, Fran, Blai... se palpa su madurez en un grupoe n que también hay jóvenes que van cogiendo experiencia”, comentó el seleccionador.

Miki Oca, por su parte, lleva en el cargo desde 2010 y ahora ve como su ciclo puede durar incluso 14 años. Un cuarto de vida del ex jugador madrileño, el gurú de una Selección que ha conseguido medallas olímpicas (plata), mundiales (oro y plata) y europeas (oro y bronce), una auténtica referencia en este deporte. "Está bien pensar en el cliclo de París, y estamos contentos con poder continuar el proyecto, pero hay que pasar antes por Tokio. Es verdad que hemos jugado poco, la última competición oficial fue Budapest en enero de 2020. Pero tras el confinamiento nos fuimos encontrando y aprovechando espacios y una concentración en Navidad. Hay jugadoras consolidadas en el equipo y otras jóvenes con talento que están subiendo y que saben competir. Esto nos garantiza competir por lo máximo en los próximos años del ciclo", soslayó.