UFC

Moraes quiere más

Marlon Moraes se enfrenta este sábado a Cory Sandhagen en el combate estelar del UFC Fight Island 5. El brasileño pretende reafirmarse y optar al título.

Previa del UFC Fight Island 5: Moraes vs Sandhagen.
UFC

La retirada de Henry Cejudo ha dejado la división del peso gallo muy abierta. Petr Yan se impuso a Jose Aldo en el UFC 251 y la pugna por ser su rival no puede estar más agitada. Marlon Moraes es el contendiente número uno, pero por detrás vienen apretando muchos. Son uno menos porque Cody Garbrant ha decidido poner sus ojos en el cinturón del mosca (iba a disputarlo en el UFC 255, pero está fuera del combate por una infección), pero aún así a competencia es alta. Por ello, el peleador brasileño desea ratificar su posición.

Para ello, la UFC le ha puesto un duro examen: Cory Sandhagen. El número cuatro del ranking es uno de esos luchadores jóvenes (28 años) que viene en ascenso. En su último combate cayó ante Aljamain Sterling (número dos de la clasificación), pero eso no es un motivo para menospreciarlo. "Es una versión mejorada de Dominick Cruz. Yo quiero subir al octágono y mostrar el calibre de peleador que tengo. Llegar hasta un oponente de alto nivel como Cory. El no es pelea fácil para nadie. En mi opinión es uno de los mejores de la división y uno de los peleadores más duros para enfrentar", avisa en la previa Moraes.

Está claro que no se fia y es lógico. Antes de su derrota, Sandhagen acumulaba siete victorias consecutivas ante rivales como Raphael Assunçao. Hay calidad y la comparación con el hombre que hizo historia entre 2010 y 2016 sin duda ensalza a su oponente. Pese a ello, Moraes es consciente de que en su posición debe ganar sí o sí. Con la alta competencia otra derrota le alejaría del objetivo. Perdió ante Cejudo en el UFC 238 y recuperó la senda de la victoria en el UFC 245 ante Aldo. Necesita volver a ganar y tocará la puerta de Yan. Pese a su posición, los halagos hace que Sandhagen sea favorito. El estadounidense es un peleador muy completo que domina todos los campos. Moraes también, aunque en su caso tiene más pegada. Por tanto, la pelea se espera igualada. La experiencia del brasileño puede ser clave, pero quizá la ilusión de la promesa empuje más. La Fight Island dictará sentencia. En ella Moraes busca más.