Competición
  • Champions League

UFC

Cejudo evoluciona a "triple c" y Shevchenko asombra en Chicago

Henry Cejudo se convirtió en campeón del peso gallo al noquear a Marlon Moraes en el UFC 238. Shevhchenko también dejó KO a Eye y Ferguson venció a Cerrone.

Henry Cejudo da un rodillazo a Marlon Moraes durante el UFC 238.
Getty Images

"Desde ahora soy triple c: campeón olímpico (en lucha en Pekín 2008), campeón del peso mosca UFC y también del peso gallo". Así de exultante se mostró Henry Cejudo tras ganar por TKO a Marlon Moraes en el tercer asalto del combate estelar del UFC 238. Cejudo salió de Chicago como nuevo campeón del peso gallo (el cinturón estaba vacante por el positivo de Dillashaw) en una pelea en la que demostró valentía y mucha inteligencia. Un tobillo lastrado y una diferencia de tamaño amplia no fueron impedimento para que el estadounidense, de origen mexicano, hiciese historia. Esta eufórico y lanzó un órdago a Dana White, presidente de la compañía. "Merezco cobrar como los pesos grandes. Tengo muchos nombres en mi lista: Dominick Cruz, Cody Garbrandt... y después subir al peso pluma y ser campeón en tres divisiones", espetó el campeón. Henry Cejudo no se pone techo.

Pese a la victoria, a Cejudo le tocó sufrir. Moraes impuso su envergadura de inicio e intentó dañar las piernas de su rival. Lo hizo, porque cómo reconoció el estadounidense tras el combate, una de esas patadas dañó su tobillo derecho. Le costó un asalto y medio leer la pelea a Cejudo, que al final del segundo acto entró con una derecha e incrementó el ritmo. Metió presión, muchas manos y dañó a Moraes con el thai clinch, lo hizo perfecto y restó mucho oxígeno al brasileño, que acabó muy tocado. El descanso dio mas fuerza al campeón, pues salió igual y el sufrimiento de Moraes se multiplicó. Sacaba golpes, pero cada vez mes. En la parte final del tercer round Cejudo logró llevar el combate al piso. Era el punto débil de Moraes, y acabó siendo su final. Primero intentó la sumisión el estadounidense, la rozó... pero no era el camino. Cejudo tomó la posición, cuando quedaban poco más de 30 segundos para el final, y sacó sus puños a relucir. Pega duro y en el ground and pound masacró a Moraes hasta que el árbitro detuvo el pleito. Victoria para consagrarse como uno de los grandes de la compañía. Cejudo ya es triple c.

Shevchenko consiguió uno de los KO del año

Valentina Shevchenko no es sólo campeona de la UFC, es una verdadera artista marcial. Ante Jessica Eye confirmó su trono del peso mosca con un brutal KO. Después, dejó clara su calidad humana. No festejó hasta que su rival se recuperó. Quiere marcar una época y tiene todas las cualidades. Shevchenko llevó la pelea al suelo en el primer asalto. Rozó la sumisión, pero Eye soñaba con destronarla y resistió. En el segundo round la campeona demostró su inteligencia. Lanzó varias patadas al tronco. Quería que la estadounidense bajase su guardia y encontrar el espacio. Valentina amagó abajo, Eye bajó sus brazos y Shevchenko puso su tibia en la cabeza de su rival. KO instantáneo. Sin oposición. Shevchenko confirma su reinado y abre la puerta a cualquiera que quiera retarla: "Cualquiera del Top10 es una rival muy complicada", apuntó. Quiere ser leyenda y no tema a nadie.

Ferguson ganó a Cerrone una batalla épica

Donald Cerrone y Tony Ferguson intercambian golpes en el UFC 238.

Un error de novato del luchador más veterano de la UFC acabó con el combate antes de tiempo. Tony Ferguson y Donald Cerrone estaban disputando uno de los combates del año, pero Cerrone se equivocó, su ojo derecho se cerró y los fans se quedaron sin un asalto. El Cowboy tenía inflamado el ojo derecho y sangre en la nariz, intentó sacarla y el aire se fue a su ojo, que quedó completamente cerrado. Él mismo reconoció su error y ante esa situación, médico y árbitro no tuvieron más remedio que detener el pleito en el segundo asalto. Victoria para Ferguson, que se quedaba muy insatisfecho: "Si quieren vuelvo a pelear con él", apuntó. "Siento no haber podido acabar la lucha", completó Cerrone. Antes de eso, ambos estaban intercambiando golpe por golpe. Ninguno cedía, pero Ferguson estaba mucho más preciso, sobre todo en el segundo round, y fue dañando el rostro del Cowboy. Peleón y chasco. La revancha se vislumbra.

Consulta todos los resultados del UFC 238