WWE

A-Kid, a las semifinales de la Heritage Cup con una genialidad

A-Kid ganó en cuartos de final de la Heritage Cup a Flash Morgan Webster. Iban 1-1 y logró el triunfo con una sumisión. Ahora peleará ante Noam Dar.

A-Kid se clasifica para las semifinales de la Heritage Cup.

Los pensamientos de A-Kid no iban más allá de la Heritage Cup. "Le motivaba" mucho este torneo y lo demostró este jueves en un nuevo episodio de NXT UK. El español derrotó por un marcador de 2-1 a Flash Morgan Webster, quien acabó felicitando al wrestler madrileño por su excelente desempeño. La contienda iba 1-1 y tras una acción brillante, A-Kid logró la rendición de su oponente. Dos segundos faltaban para que terminase el quinto round. Gran manera de pasar a las semifinales, dónde ya le espera Noam Dar (por el otro lado del cuadro aun deben disputarse el Dave Mastiff vs Joseph Conners y el Trent Seven vs Kenny Williams), pero vayamos paso por paso porque el vencedor tuvo que sufrir mucho.

La Heritage Cup se disputa a seis asaltos de tres minutos. Se puede vencer con cuenta de tres, rendición o conteo fuera del ring. Se disputa a dos de tres caídas o si se llega al final sin haber llegado a ese número, el ganador será el que vaya por delante. En este caso, A-Kid no agotó el tiempo, pero no lo tuvo fácil. Morgan y él son dos luchadores muy técnicos y lo demostraron de inicio. Las llaves fueron continuas. Primero dominó con ellas el español y después fue el turno del galés. En la parte final del segundo asalto, tras una continuación de paquetitos, Morgan metió la cabeza de A-Kid entre sus piernas y logró el 1-0.

Pese a ir por debajo estaba entero el español, pero el tercer acto fue el peor para él. Hizo varias piruetas que dejaron clara su calidad, pero con un contragolpe Morgan lo dejó KO. Le salvó la campana y tardó en recuperarse. El galés se dio cuenta y fue con todo. Sufrió A-Kid, pero salvó una cuenta de tres y se rehizo con una patada cuando su oponente estaba en la tercera cuerda. Ahí lo planchó desde la tercera cuerda y con un empate puso la igualada. Con solo 20 segundos entre rounds es difícil recuperarse, pero Morgan lo hizo. A-Kid estaba crecido, pero Morgan aguantó.

Fue el momento en el que A-Kid emergió. Volvió a estar tocado por un vuelo de Morgan sobre él cuando estaba en el ringsite. El galés se vino arriba, pero la calidad de los dos salió a relucir. Así, A-Kid reaccionó a un vuelo de Morgan con una voltereta, la cual transformó en un intento de armbar. No lo cerró, pero sí pudo cerrar un candado en el brazo agarrándole por la espalda. Quedaban siete segundos, pero la presión era alta y Morgan se rindió. Fue el español el que le ofreció su mano en señal de respeto. Se fueron así, aunque con el galés desafiante. Lo sorprendente fue que al terminar el duelo, y tras una pausa, Flash Morgan apareció en el suelo tras haber sido atacado. ¿A-Kid? ¿Una trampa? Tocará esperar para saberlo.