GOLF | TOUR CHAMPIONSHIP

Rahm, a las puertas de El Dorado

El vasco sale este viernes (20:20) en la final del PGA. Tiene a tiro un botín mayúsculo: el torneo, el circuito, el número uno y 15 millones de dólares.

0
Rahm Tour Championship 2020
Kevin C. Cox AFP

Incluso en año tormentoso, la nave del PGA llega a puerto. El esprint pandémico del circuito culmina con el Tour Championship (desde las 20:00 en Movistar Golf), que arranca este viernes en el East Lake Golf Course. Han sido once torneos en algo más de dos meses, desde que la actividad se reanudara con el Travelers Championship el 25 de junio hasta llegar a la cita final de Georgia (EE UU), en la que competirán una treintena de jugadores, los más regulares de la temporada. Una suerte de G30 golfístico. La flor y nata.

Entre ellos estará Jon Rahm, pletórico tras una victoria memorable en el BMW Championship de la semana pasada. El vizcaíno, que antes de desembarcar en Atlanta se dejó caer por Nueva York para tomarle el pulso a Winged Foot de cara al US Open (del 17 al 20 de este mes), está a las puertas de El Dorado, a un paso del gran botín: un segundo triunfo seguido le haría campeón del circuito, algo que no ha conseguido ningún español aún, y podría devolverle al primer puesto del ranking mundial en función de lo que haga Dustin Johnson, su compañero de partido en las dos primeras vueltas (en la primera saldrá a las 20:20 españolas). Además está la bolsa, 60 millones de dólares en premios, 15 (unos 12,7 de euros) para el vencedor.

"Con ese dinero hasta mis bisnietos podrían pagarse la universidad", asegura Rahmbo. ¿Una cantidad obscena en tiempos de crisis? "El PGA Tour hace un trabajo inmenso con la plataforma que tiene para ayudar a distintas comunidades por todo el país. Jugamos más de 40 semanas al año y en cada torneo ayudamos a una. Así que no, no me siento culpable. Yo mismamente he donado mucho dinero a en estos cuatro años en el tour, por ejemplo a supervivientes de desastres naturales, a veces, u otras a diferentes personas que necesitaban ayuda", tercia. "Creo que todos estamos aquí para tratar de ser los mejores", añade.

Tarjetas de salida

-10 Dustin Johnson

-8 Jon Rahm

-7 Justin Thomas

-6 Webb Simpson

-5 Collin Morikawa

-4 Berger, English, DeChambeau, Im, Matsuyama

Él lo tendrá más fácil que otros de entrada. Con el cambio de formato efectuado el año pasado, los participantes comienzan con un cierto número de golpes de ventaja (ver tabla) en función de su ubicación en el ranking de la FedExCup tras el BMW. Así, Rahm saldrá en -8. Del 11º al 15º arrancarán en -3; del 15º al 20º, en -2; del 21º al 25º, en -1, y los cinco últimos al par. La renta es importante, pero no definitiva. Hay cuatro días por delante y por detrás suyo cargarán campeones consumados en el circuito como Justin Thomas, Hideki Matsuyama, Bryson DeChambeau y Webb Simpson. También jóvenes valores como Collin Morikawa, Daniel Berger o Viktor Hovland.

Sin Tiger y Mickelson

Tiger Woods, fuera de forma tras el parón por la crisis sanitaria, no consiguió plaza en el BMW. Se perderá la final por segundo año consecutivo tras ganarla en 2018, en medio del proceso de reconstrucción que culminó en el Masters de Augusta del año pasado. Tampoco comparecerá Phil Mickelson, que a sus 50 años ya ha comenzado la transición hacia el circuito para veteranos. La ausencia simultánea de dos de las figuras que han marcado este circo en el siglo XXI no pasa desapercibida, pero tampoco desmerece el broche a una temporada que concluye el lunes aunque falten por disputarse el US Open y el Masters, que figurarán en el calendario de la próxima temporada. Al fin y al cabo, nada es normal en 2020.