BOXEO

Andrade cambia de objetivo tras noquear a Keeler en Miami

Demetrius Andrade derrotó por TKO en el noveno asalto a Luke Keeler para retener el WBO del peso medio. Al terminar aseguró que quiere a Billy Joe Saunders.

Crónica del Andrade vs Keeler: WBO del peso medio.
AFP

Un jab para molestar y una izquierda recta para liquidar. Así de sencillo parecía el trabajo de Demetrius Andrade ante Luke Keeler. El estadounidense, de 31 años, defendía el Mundial WBO del peso medio en Miami y su intención era clara: arrasar para retar a los grandes nombres de la división. No pudo hacerlo, y es que el irlandés fue una roca que resistió en pie hasta el noveno asalto. El castigo fue algo, igual que la superioridad de ‘Boo Boo’. Triunfo, aunque por ratos le volvió a pasar algo recurrente: no lució. El rival no era propicio para ello y se notó. Pese a ello, apuntó a los grandes carteles. “Me gustaría enfrentarme a Billy Joe Saunders por su cinturón”, apuntó. Andrade parece olvidarse de su antiguo sueño, Canelo, y apunta a una posible tercera corona (también ha sido campeón mundial en el superwelter). Deberá esperar, el camino que tome el mexicano marcará el del resto.

Su combate, pese a su inesperado inicio, no tuvo demasiada emoción. Andrade tardó 10 segundos en enviar a su oponente al suelo. Keeler aguantó y trabó la pelea. Vio tan cerca el campeón los titulares alabándolo que se lanzaba demasiado y eso fue en su contra. Aún así, con otra gran izquierda recta, volvió a enviar al irlandés al suelo. Ahora si parecía letal... pero Keeler se levantó. Otra vez. Ahí Andrade se dio cuenta de que el final no iba a ser rápido. Tenía un titán delante. El aspirante trabó las acciones y el campeón se obcecó con el KO, lo que restaba rapidez y sorpresa al golpe que había provocado que el nocaut sobrevolase el pabellón. Andrade era muy superior, sumaba un gran castigo, pero le faltaban golpes de poder claros continuados para terminar todo antes del límite. No ocurrió hasta el noveno. Antes, el estadounidense boxeó confiado y  luciendo una buena defensa. Llegaba con manos aisladas, pero le faltó poner en sobre la tarima series más largas. Cuando enlazó un crochet con una izquierda recta y otro crochet, derribó la muralla irlandesa. Después puso su rumbo a Inglaterra. Quiere a Billy Joe Saunders.

Jojo Díaz y Murodjon Akhmadaliev, nuevos campeones mundiales

El Main Event, que tuvo como evento coestelar el triunfo por KO en el primer asalto del Youtuber Jake Paul sobre el también Youtuber Anesongib, contó con dos peleas por fajas mundiales más. Joseph ‘Jojo’ Díaz derrotó por decisión unánime (116-112, 115-113 y 115-113) a Tevin Farmer para alzar el Mundial IBF del peso superpluma. En una pelea cerrada, Díaz puso más ritmo y la defensa de Farmer no le bastó. Capítulo especial merece el arrojo del nuevo campeón, quien aguantó desde el segundo asalto con un importante corte en su ojo provocado por un cabezazo. Por su parte, Murodjon Akhmadaliev destronó a Daniel Román y es nuevo campeón WBA e IBF del supergallo. El uzbeco, que logra su corona en su octava pelea profesional (es bronce olímpico y cuenta con 315 peleas amateur) se llevó un duelo mas que igualado por decisión dividida (115-113, 113-115 y 115-113). Roman salió con un plan de combate claro y rompió los esquemas a Akhmadaliev, quien mostró que en peleas largas nota todavía la inexperiencia al salir sin un plan. Sacó menos trabajo, pero fue más preciso que el campeón y eso convenció a los jueces. Del undercard, destacó el triunfo de Amanda Serrano sobre Simone Da Silva. La puertorriqueña, que aceptó la pelea al caerse su pleito en MMA previsto para el 25 de enero, ganó por KO, fácil, en tres asaltos y apunta a Katie Taylor.