TRIBUNALES

Piden 15 años de inhabilitación para el juez que filtró el sumario de Sáez a Escañuela

José Luis Escañuela.

FERNANDO VILLAR

EFE

Comienza el juicio contra Juan Antonio Toro. La Fiscalía cree que prevaricó. El expresidente de Tenis había presentado una querella contra Cardenal cuando fue inhabilitado.

La Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid acoge mañana miércoles el juicio contra Juan Antonio Toro Peña, extitular del Juzgado de Instrucción número 36. La Fiscalía solicita 15 años de inhabilitación especial y multas que pueden ascender a 9.900 euros por un delito de prevaricación y otro de revelación de secretos.

La causa contra Toro deriva de la investigación por una querella que José Luis Escañuela, inhabilitado como presidente de la Federación Española de Tenis en septiembre de 2015, interpuso contra Miguel Cardenal, entonces secretario de Estado para el Deporte, y contra la directora del CSD, Ana Muñoz. Escañuela, que llegó a grabar sin permiso conversaciones privadas con periodistas que presentó en la querella, incluyó documentación para, a su juicio, demostrar un trato discriminatorio del CSD respecto de José Luis Sáez, presidente de la Federación de Baloncesto, que utilizó fondos de la FEB para gastos privados. Escañuela creía que había una caza contra él que no se dio con Sáez desde el CSD.

El juez Juan Antonio Toro Peña.

Toro, suspendido provisionalmente por el Consejo General del Poder Judicial, primero archivó la querella y luego abrió otra contra los dirigentes de la FEB en las que ya no se personó Escañuela.

Pero Escañuela solicitó a Toro que uniera a las actuaciones ya archivadas una copia digitalizada de las diligencias contra Sáez. El juez lo atendió el 9 de enero de 2017 “con conocimiento de su improcedencia”, sin “motivación alguna” ni razón jurídica “explicable”, según la Fiscalía. El 23 de enero de 2017, además, entregó al sevillano 12 tomos con la totalidad de diligencias de la instrucción sin estar personado. Información personal del ‘Caso Sáez’ que se filtró a medios para justificar su 'cruzada' contra Cardenal. 

El juez Toro, en una conexión curiosa, es amigo de Rafael Cortés Elvira, ex secretario de Estado para el Deporte, al que Escañuela hizo presidente de honor de la Fundación del Tenis Español, un organismo que casi no tuvo actividad y al que fueron 200.000 euros públicos que el CSD investigó. La UCO de la Guardia Civil registró un encuentro de Cortés Elvira, amigo del magistrado, Ángel María Villar y el propio juez en julio 2017, días antes de que el ex presidente de la Federación de Fútbol fuera detenido. Toro había archivado un par de querellas antes contra Villar.