Competición
  • Copa América
  • Mundial Femenino
  • Copa de África
  • Champions League

GOLF

"Tiger Woods es ahora mejor golfista de lo que fue nunca"

"Tiger Woods es ahora mejor golfista de lo que fue nunca"

Kevin C. Cox

AFP

Jack Nicklaus, con 18 grandes, ve como el Tigre se acerca peligrosamente a su récord tras ganar el número 15 en Augusta.

Jack Nicklaus, ya a sus 79 años, vio por televisión el desenlace del Masters de Augusta y hubo un momento en el que supo que Tiger Woods ganaría su quinta Chaqueta Verde. “Percibí que estaba poseído, tenía todo bajo control. Sabía que los rivales cometerían errores y él no haría ninguno”, decía en Golf Channel el Oso Dorado, con 18 majors en su historial, que vislumbra como el Tigre, de 43 años, se le acerca muy peligrosamente. Llegó a 15: “Estoy asustado, y los dos próximos majors son en Pebble Beach (US Open en junio) y Bethpage (PGA en mayo) donde ya ganó dos grandes”. Tiger conquistó en esos campos sus dos primeros US Open, en 2000 y 2002.

“Ahora iremos a por el major 16, Tiger tiene 43, pero puede estar ganando hasta los 50 años”, decía su caddie Joe LaCava. Woods seguía esa línea: “Todavía no pienso en ello, puede que lo haga en el futuro, disfruto de los 15”, decía Woods, que explicaba cómo su victoria cerraba un ciclo que empezó en 1997, cuando Nick Faldo le colocó su primera Chaqueta con 21 años. “Se ha cerrado un círculo, mi padre estuvo conmigo en 1997 y ahora soy yo el padre con dos niños”, relataba Woods, que no ganaba un major desde 2008 y cayó en desgracia por infidelidades, lesiones y hasta detenciones policiales.

Ahora su vida es, aparentemente, estable como mostró en el green del 18 de Augusta, cuando le abrazaron su madre Kultida, sus hijos Charlie y Sam y Erica Herman, su pareja actual. “Es un exgolfista”, “jamás volverá”, “es imposible”, eran cosas que se decían del Tigre en sus años más duros, sobre todo cuando en 2017 fue detenido tras ingerir un cóctel de fármacos y cayó al 1.999 del ranking mundial. Esta gesta ha sido interpretada en Estados Unidos como la redención del héroe que descendió a los infiernos. “Es el mejor regreso que haya visto en el deporte”, escribía Steph Curry, estrella NBA, y coincidía con Koepka, ganador de tres grandes, y con las infinitas celebridades que felicitaron a Tiger.

Nicklaus, que ganó su último grande con 46 años, reveló que sí confiaba en el Tigre: “Creía que podía volver a ganar un grande. Necesitaba salud y ahora es mejor de lo que fue nunca”. Tiger mostró en Augusta un manejo mayor del drive, en un campo que desde cuando ganó sus anteriores chaquetas (en 1997, 2001, 2002 y 2005) ha crecido 600 metros. “Él nunca dio la bola recta... Tiene un gran juego corto y un dominio tremendo de los hierros”, sigue el Oso Dorado, que tiembla al ver peligrar su gran récord. Próxima parada en mayo: PGA Championship en Bethpage.

Thomas Bach le invita a Tokio 2020

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, es consciente de la importancia que tendría la presencia de Tiger Woods en los Juegos de Tokio 2020: “¡Qué regreso! Ahora concéntrate en clasificarte para los Juegos. Estoy deseando verte allí”. En Río 2016, donde el golf regresaba al programa, muchas estrellas fallaron. Si va Tiger sería un gran aliciente olímpico.

0 Comentarios

Normas Mostrar