ZonaRoja NFL

Las claves de la final de la NFC cuando ataque Nueva Orleans

El debate es si es más importante la conexión entre Brees o Thomas o el papel de Kamara e Ingram desde el backfield para derrumbar una defensa magnífica.

Madrid
0
Las claves de la final de la NFC cuando ataque Nueva Orleans
Wesley Hitt AFP

Quizá yo sea el único que lo piensa en el universo y esté predicando en el desierto, pero el secreto ganador de los Saints no está en su sobrenatural juego de pase con Brees y Thomas, sino en su ataque terrestre con Kamara e Ingram. No es una cuestión de espectacularidad o número de puntos. Es un tema de eficacia global. Cuando los Saints corren, suelen anotar tantos puntos como cuando no lo hacen, pero controlan mucho más el partido. No consiste solo en dominar el reloj o mantener a la defensa lo más descansada posible, que también; lo más importante es que esos días en que Ingram y Kamara han tenido más trabajo Brees ha jugado siempre mucho más cómodo y teniendo que arriesgar menos.

A lo largo de los años hemos visto muchas veces a los Saints conseguir infinidad de yardas y perder partidos hasta no clasificarse para playoffs. La diferencia el año en que ganaron la Super Bowl estuvo en su comité en el backfield, el año pasado, en su resurrección, la clave volvió a estar en la carrera y este año, una vez más y pese a que Ingram se perdió por sanción los primeros partidos, la carrera ha sido la que le ha dado empaque y solidez a un equipo que durante muchos años ha llenado la NFL de fuegos artificiales y pólvora de fogueo.

Michael Thomas, Ingram y Kamara

Por eso, el debate que hay abierto en los días previos al partido está centrado en quién es más importante: Michael Thomas por un lado o Ingram y Kamara por el otro. Creo que este año, más allá de su sanción, Ingram ha sido infrautilizado por Payton. Y no lo entiendo. Sus yardas por intento están en su media y no parece haber un bajón de rendimiento. Aunque pueda parecer lo contrario, el que sí ha sufrido un claro bajón respecto a 2017 ha sido Kamara, que sin embargo ha sido muchísimo más utilizado que en 2017, casi el doble. Sus cifras en número de touchdowns si han subido exponencialmente, pero en las demás categorías han sido claramente peores.

Creo que los Saints pueden ganar la Super Bowl poniéndose en manos de Brees y buscando 500 yardas de pase por partido, pero también creo que eso convertiría los dos hipotéticos encuentros en una ruleta rusa en la que también tendrían muchas papeletas de perder. Sin embargo, creo que los Saints son ahora invencibles si usan con inteligencia a Ingram y Kamara. Sobre todo al primero. Creo que un partido con 15 balones para el veterano en el backfield es casi garantía de victoria para los Saints.

¿Quién cubrirá a Michael Thomas?

Todo lo anterior también tiene mucho que ver con la cobertura que le pueda hacer la secundaria de los Rams a Michael Thomas. Como he explicado en el artículo en el que analizo el cruce entre ambos equipos en la semana 9, Thomas sumó 211 yardas en 12 balones atrapados de quince lanzados a su zona y un touchdown de 72 yardas. Literalmente destrozó a Marcus Peters, con él hombre a hombre todo el partido. Obviamente, Wade Phillips, coordinador defensivo de los Rams, no va a repetir la misma fórmula, pero no está claro qué va a inventar. Los números de la secundaria de los Rams este año no han sido especialmente brillantes. En parte porque sus rivales se han visto obligados a pasar mucho al ir muy por detrás en el marcador, pero también porque la pareja Peters-Talib es muy complicada de casar. Peters es un especialista en cobertura al hombre que este año ha demostrado estar en clara decadencia. Talib es el amo del lado izquierdo de todas las secundarias en las que ha estado, pero baja mucho si le obligan a perseguir por todo el campo a un receptor. Por tanto, los Rams han reunido a un cornerback como Peters que en zona es un cero a la izquierda con un Talib que es una estrella en zona. Una mezcla difícil de encajar. Por suerte, Troy Hill ha tenido muy buena temporada como tercero y Sam Shields completa un grupo Con el que Phillips sí que debería encontrar la manera de al menos reducir los daños que pueda provocar Michael Thomas.

La puntería de Brees

Tre’Quan Smith, Ben Watson en el tight end y Kamara desde el backfield completan un grupo de receptores que Sean Payton mueve también a las mil maravillas con un football muy imaginativo y agresivo. Otro problema para los Rams es que Drew Brees este año tiene más puntería que nunca. Ha completado el 74,4% de los pases. Una barbaridad. Y no son pasecitos cortos. El veterano de 40 años no tiene ningún complejo a la hora de lanzar bombas todo lo lejos que haga falta. En la segunda mitad de la temporada había perdido lago de puntería y parte del pequeño bajón de rendimiento del ataque de los Saints puede deberse a eso, pero ante los Eagles volvió a rondar el 74%.

Otro factor importante es Taysom Hill, un quarterback que Payton ha convertido en chico para todo y especialista en jugadas de engaño. Aparece mucho en los partidos y casi siempre para liarla. Cuando el 7 de los Saints salta al campo siempre hay que esperar una diablura, y casi siempre acabará muy mal para los rivales. Y que nadie olvide que los Saints se juegan cuartos down incluso en su campo con una temeridad desconocida hasta ahora en la NFL.

Shu y Donald, a derrumbar la línea

Otro de los secretos de los Saints es su línea ofensiva, que solo ha concedido 20 sacks esta temporada y en el partido de la semana 9 no dejó que los Rams consiguieran ninguno. Sus dos tackles son de lo mejor de la liga pero quizá el interior haya llegado al final de la temporada un poco con la lengua fuera (con permiso de Max Unger). En el vestuario de los Rams han insistido esta semana en que Shu, su nose tackle, jugó ante los Cowboys su mejor partido del año y Aaron Donald tiene todas las papeletas para ser elegido jugador defensivo del año (20,5 sacks). Entre los dos quizá puedan derrumbar el interior de la OL para colapsar el juego interior de carrera de Ingram y meterle presión a Brees. Esa puede ser una de las calves importantes del partido. Sin olvidar que Dante Fowler estaba recién llegado a los Rams cuando ambos equipos se enfrentaron y ahora está mucho más integrado y produciendo mucho más.

Por último, el grupo de linebackers de los Rams parecía lo peor del equipo en pretemporada, pero Cory Littleton ha hecho un temporadón que le ha valido ser elegido para la Pro Bowl. Su anticipación puede ser un quebradero de cabeza para Kamara y para los pases cortos interiores de Brees, porque Littleton tiene una intuición impresionante.

VOLVER A LA INTRODUCCIÓN

ASÍ FUE EL PARTIDO DE TEMPORADA REGULAR

LAS CLAVES CUANDO ATAQUE LOS ANGELES

EQUIPOS ESPECIALES E INTANGIBLES