Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

GOLF | THOMAS BJORN

Bjorn: el 'Gran Danés' se hizo mayor en la Ryder de 1997

Thomas Bjorn Valderrama 2018

Warren Little

Getty Images

Capitán europeo en la victoria de París, debutó en la edición de Valderrama bajo la tutela de Seve: "Fue una semana increíble. Un triunfo único".

Valderrama Actualizado:

Otro de los alicientes del Andalucía Masters es la presencia de Thomas Bjorn, el capitán que llevó a Europa a conquistar la última Ryder. El Gran Danés se hizo mayor en la edición de 1997, disputada en Valderrama. Con 26 años y sólo una victoria profesional entonces, se vio de repente en un vestuario junto a sus ídolos: “El momento en que estábamos en el cuarto del equipo y veías a toda esa gente con la que ibas a jugar. Seve como capitán, Monty (Colin Montgomerie), Faldo, Langer, Woosnam…. Estabas en lugares que nunca pensabas que ibas a estar. Mi carrera empezaba a despegar en otra dirección. Estar en ese vestuario por primera vez fue muy especial”.

Su emoción al hablar de aquello era palpable este miércoles en la sala de prensa del campo andaluz: "“Me enamoré de la Ryder viéndola de pequeño. Experimentarla luego como jugador aquella semana del 97 fue increíble. Llegar aquí, poner los pies en este lugar… La victoria fue única. Por cómo se desarrolló todo, cómo se fraguó. Los doce jugadores que estuvimos aquí nunca lo olvidaremos. Fue la culminación de una gran transición en el golf europeo. De la vieja guardia a un nuevo grupo de jugadores que jugaron un gran golf. Volver aquí siempre es un placer”.

Europa ganó y después vendrían otras tres victorias, la última en París con récord de puntos de Sergio García (“estoy aquí por él, ha hecho mucho por este deporte”), y el primer punto de Rahm: “Me di cuenta de que Jon no estaba contento con la situación en los dos primeros días. Pensaba que iba a jugar cinco puntos y las cosas se dieron de otra forma. El domingo, cuando salió el programa, le dije ‘mira John, esto va de oportunidades y hoy vas a jugar contra el mejor jugador de la historia de este deporte. Sal ahí y gánale’. Y lo hizo. Entendió rápido lo que significaba estar ahí. Eso habla de su carácter. Es difícil pasar de la mentalidad individual a la colectiva en golf pero él lo consiguió”.

Para Thomas, son los últimos eslabones de una cadena de éxitos: “Muchos triunfos de la Ryder se deben a los españoles”. Entre Valderrama y París, el danés sumó varias victorias en el Tour Europeo, entre ellos el Open de España de 1998 y el Sarazen en 1999: “Este país es importante para mí. Formar parte de lo del 97 fue muy bonito. Y después ganar el Open de España, el Sarazen…". En este último, sobre el viejo trazado de El Prat, se impuso a Olazábal: "No debo ser muy popular allí", bromeaba antes de asegurar que son victorias "especiales" para él. "España le ha dado un impulso a mi carrera en momentos puntuales en los que lo necesitaba".

En lo deportivo, aseguró que no trae "la preparación necesaria para hacer un gran torneo", pero le ha picado el gusanillo: "Si tienes la oportunidad de jugar aquí, debes aprovecharla. Es un privilegio”. A sus 47 años, los días de grandes triunfos como jugador son ya lejanos y solo piensa en disfrutar de lo conseguido: “No sé que me deparará el futuro. He puesto mucho en la última Ryder. Desde el día en que me dieron la capitanía quería poner todo en ello porque es lo que hacen los jugadores. Me tomaré un par de meses ahora para jugar al golf tranquilo, disfrutar de que hemos ganado la Ryder otra vez… Es lo que quiero hacer. No puedo especificar más. Simplemente disfrutar. Son 26 años, esto es mi vida. No he estado en un mismo lugar mucho tiempo. Dejar todo esto atrás sería extremadamente difícil”.