BOXEO

Mayweather-McGregor: un año después del ‘combate del siglo’

Tras la pelea que generó 1.000 millones de dólares, sus dos protagonistas están situaciones muy diferentes. Mayweather, retirado y McGregor, a punto de volver a la UFC.

0
Primer aniversario del Mayweather vs McGregor.

Las dudas eran muchas hace un año. Después de una espectacular promoción y más de un año cociendo a fuego lento un combate de boxeo entre una leyenda de ese deporte como Floyd Mayweather y un debutante, pero estrella de las Artes Marciales Mixtas, Conor McGregor había llegado el momento de que se cruzasen entre las dieciséis cuerdas. ¿Lograría McGregor sorprender a Mayweather? ¿Sería una pantomima y Money dominaría muy fácil? Las preguntas de los aficionados eran múltiples… y al final el resultado convenció a todos. McGregor dio la cara e hizo un papel digno, Mayweather dominó, acabó noqueando, pero tardó en leer la pelea. Su duelo generó un récord histórico de recaudación: 1.000 millones de dólares. La vida de ninguno volvería a ser la misma.

Han pasado 365 días desde ese 26 de agosto de 2017 en el que todo el mundo, fuese o no aficionado a los deportes de contacto se sentó frente al televisor a ver la pelea. Los dos pasaron a ser si cabe más conocidos, sobre todo McGregor y la UFC que se abrieron a mucha más gente. Además de eso, y todo lo que conllevó en patrocinios, el irlandés se embolsó 100 millones de dólares. Para el estadounidense fueron 300. Una barbaridad que le hizo entrar en la lista Forbes como el cuarto deportista que alcanza los 1.000 millones de dólares.

Mayweather se mueve por el dinero y lo demostró hace un año. Cuando pisó el ring del T-Mobile Arena de Las Vegas (Nevada, Estados Unidos) tenía un inmaculado récord de 49 victorias en otros tantos combates. El mejor registro de la historia junto con el de Rocky Marciano. No tenía que demostrar nada, pero el dinero que había en juego le hizo arriesgar. Por su parte, McGregor no tenía tanto en juego. No ponía en liza su legado en las Artes Marciales Mixtas y se podía consagrar haciendo algo inédito: dominar las MMA y tumbar a uno de los mejores boxeadores de la historia. No lo consiguió y ha vuelto a su terreno, el octágono.

Mayweather golpea a McGregor durante su combate del 26 de agosto de 2017.

McGregor entrará de nuevo ahí el 6 de octubre. Lo hará con otro reto, eso mueve a The Notorious. Con la cuenta corriente saneada de por vida busca ampliar su legado, por ello se cruzará con el rival más complicado de su carrera: Khabib Nurmagomedov. Con el anuncio de esa pelea se despejaron, al menos de momento, los cantos de sirena que hacían presagiar una revancha entre ambos en el octágono. No ocurrirá ahora, pero nada se puede descartar. Mayweather sabe que ingresaría mucho dinero y que los papeles han cambiado, ya que estaría como McGregor hace un año. Él asegura que está entrenando para adaptarse, pero ese trasvase puede que nunca llegue.

Mientras sigue disfrutando a la vez de su fortuna, como nos tenía acostumbrados. Los derroches son habituales en él. McGregor por su parte está recluido desde hace meses en el gimnasio, preparándose para recuperar el título mundial del a UFC del peso ligero. Parece que nada ha cambiado, pero todo es diferente. Su fama es mundial y ambos demostraron que no hay nada que el dinero no pueda conseguir. Uno de los mejores boxeadores de la historia contra uno de los mejores luchadores de MMA de siempre se cruzan en un ring. No es una utopía. Ocurrió justo hace un año. Hoy sus caminos están separados de nuevo, aunque en cualquier momento se pueden volver a unir. Floyd y Conor, Mayweather y McGregor, dos genios, impredecibles. Siempre impredecibles.