Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

"En el piragüismo, si fallas un día te quitan el puesto"

PREMIOS NACIONALES DEPORTE

"En el piragüismo, si fallas un día te quitan el puesto"

Maialen Chourraut, Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Cristian Toro y Juanjo Román Mangas celebraron en As el éxito en Río. Ya miran a Tokio 2020.

De El Pardo y los Premios Nacionales del Deporte, a la redacción de As. Y en las manos de cuatro campeones olímpicos, las cuatro copas que acreditan al piragüismo como deporte rey de 2016. O lo que es lo mismo, de los Juegos de Río. Saúl Craviotto (Lleida, 33 años), Rey Felipe; Maialen Chourraut (Lasarte, 34), Reina Letizia; Marcus Cooper (Oxford, Gran Bretaña, 23), Rey Juan Carlos, y Cristian Toro (Isla Margarita, Venezuela, 25 años), oro en K2 200 con Craviotto y en representación de la Selección, Copa Barón de Güell. Impresionante. Todos los que fueron a Río, se trajeron medalla o diploma.

“El piragüismo inició la senda de éxito con David Cal en Atenas y tras no bajarnos del podio en Pekín y Londres, Río significó el boom. Con estos Premios se reconoce el buen trabajo de deportistas y de Federación. Vamos todos en la misma dirección, hay gente joven, un futuro espectacular y estoy segurísimo de que seguiremos consiguiendo triunfos”, apunta Craviotto. El jefe. Cuatro medallas le contemplan (dos oros, una plata y un bronce). Y el título de MasterChef. Que no da Beca ADO, pero sí miles de seguidores.

Enseguida le llega una proposición: elaborar el menú para la próxima Gala del periódico. “¡Lo que haga falta, no se me caen los anillos!”, bromea. Y el presidente de la Federación (RFEP), Juanjo Román Mangas, entra al quite: “En su éxito en el programa influyó que el que llegaba del mundo de la farándula practicaba dos días. Y Saúl lo hacía 25 veces, porque el deporte es eso. Repetir y repetir hasta que sale”. Testigos fueron los fogones de la asturiana Casa Gerardo...

“Lo que ha hecho Saúl es bueno para el piragüismo, ahora se conoce mucho más”, tercia Marcus. “Hace unos años hubiéramos soñado con esto. Al final estos premios son el resultado del trabajo y los méritos que se han hecho en este deporte”, les apoya Toro. Los tres están en un proyecto para formar parte de un K4 500 para Tokio en el que compiten con Rodrigo Germade y Carlos Garrote. Un K4 que fue el año pasado subcampeón mundial y con el que se ilusiona Román Mangas: “El K4 es la prueba reina, lo que refleja el potencial de un país y te lleva al límite”. Ya es hora de dar el relevo a la plata de Montreal 1976 de los míticos Menéndez, Celorrio, Díaz-Flor y Ramos Misioné.

“Para Tokio 2020 hay futuro, viene gente muy buena por detrás”, advierte Maialen, bronce en 2012 y oro en 2016 en el eslalon de aguas bravas en K1. Y apunta nombres: “Laia Sorribes es subcampeona del mundo júnior y rema con una piragua mía, y Miren Lazcano o Miquel Travé. Y el C1, la prueba de Nuria Vilarrubla que ya tiene medalla en un Mundial, pasa a ser olímpica”.

¿Y por qué somos tan buenos? “Hay tanta competencia que si fallas un día, viene otro compañero y te quita el puesto”, resume el balear, porque con tres meses llegó a Porto Petro. “Lo que vales es lo que marcas”, explica el presidente. “El control definitivo es el que da las plazas. Y los criterios se publican. No queremos hacer amigos, sino que vayan los mejores. Todo se mide, y el dinero va a donde hay resultados. La lucha entre ellos conlleva superación”, cuenta.

Los buenos resultados se traducen en ayudas. El piragüismo es la tercera federación que más recibe del CSD. Con un presupuesto de 4,7 millones, 900.000 son de recursos propios. Hay unas 10.000 licencias (un 60% masculinas), y sólo 300 corresponden al eslalon. El piragüismo ya está a tres medallas de la vela (16 contra 19) en el medallero olímpico español. “¡Y nosotros no tenemos la ventaja de que nos impulsa el viento!”, se ríe el directivo.

“Comencé en la playa de La Concha, con el Atlético San Sebastián, y de ahí al río Bidasoa o a Francia, nuevas amistades y contacto con la naturaleza. ¡Te enganchas y un día te ves viviendo en La Seu d’Urgell y tu vida es el piragüismo!”, cuenta Maialen, que allí fue también madre después de Londres 2012.

Ane, su hija, tiene ya cinco añitos. “Concilio como puedo, como en todas las casas y todas las madres. La Federación me apoyó en todo momento y hasta los tres años recibí una ayuda del CSD, pero son unos 100 euros... Yo contraté a una cuidadora y hasta los dos años Ane estuvo conmigo siempre en el canal. También viene a los viajes. Somos un pack. Ahora, mi horario de entrenamientos es el escolar. Aprovecho cuando ella está en el cole porque tengo la suerte de que en la Seo está todo cerca. Marina Alabau en vela y Teresa Portela en piragüismo son madres y fueron finalistas en Río”, recuerda la guipuzcoana, que tiene su base en el canal que se construyó para Barcelona 1992. “Ellas han servido de ejemplo para el resto y han demostrado que se puede”, abrocha Juanjo Román Mangas.

Marcus, estudiante de Administración y Dirección de Empresas, fue el primer becado por el programa Podium de Telefónica y el COE que consiguió medalla olímpica, en el K1 1.000. Su remontada puso a 200 las pulsaciones de los telespectadores. “Iba quinto cuando quedaba un tercio de la carrera. ¡Pero no fue improvisado! Tenía claro que debía salir fuerte, poner un ritmo y dejar todo para los últimos 200 metros. Lo tenía interiorizado”, recuerda. “Marcus no era el favorito, pero en unos Juegos se muere de ambición. A los que estaban en las quinielas les mató la presión”, apostilla Román.

El chaval con cara de guiri dio una gran alegría en la laguna Rodrigo de Freitas. “Mis padres son ingleses y el aspecto alemán tiene origen en un abuelo materno”, aclara. Ahora ya está en el santoral olímpico. Como Maialen, Saúl y Cristian. Y los cuatro piensan en Tokio.

Maialen y los Mundiales
Maialen, que ha pasado un año malo por una lesión costal, tiene por delante el Mundial 2018 en Río y el de 2019 en La Seu, su casa. “Reparte puntos olímpicos y ya viene mucha gente a entrenar. Se nota”.


Paladas de 35 kilos
Craviotto, Toro y Cooper, que reparten entrenamientos entre Sevilla, Picadas (Madrid) y Trasona (Asturias) con el K4, pasan unas cinco horas entrenando al día. “En cada palada, se mueven unos 35 kilos”.


Presidente olímpico
Juanjo Román Mangas, nacido en Siete Iglesias de Trabanco (Valladolid) pero criado en Zamora, fue cuarto en Barcelona 1992 y participó en cuatro Juegos. Desde 2009 preside la Federación.


Cooper y su origen
Marcus Cooper, que ya tenía la Copa Princesa Leonor (mejor sub-18), bromeó sobre su aspecto british o nórdico (sus padres son ingleses). “A veces, cuando voy a comprar algo en Mallorca, directamente me hablan en inglés”.


Eslalon y sensaciones
“Tenemos que aprender a leer el agua; en el eslalon, además, no das cinco paladas iguales”, advierte Chourraut, que recuerda cómo en Río se saltó una puerta en la primera calificación y estuvo a punto de quedarse fuera.

0 Comentarios

Normas Mostrar