Mundial de Clubes
NBA
Los Angeles Clippers LAC

-

Toronto Raptors TOR

-

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

111

Portland Trail Blazers POR

104

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

111

Phoenix Suns PHX

86

Eurocup
Unics Kazan UNK

-

Unicaja MAL

-

Turk Telekom TUR

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

L. Kuban TIV

-

Cedevita Zagreb CED

-

Mornar Bar MOR

-

Fraport Skyliners FRA

-

Estrella Roja RED

-

Germani Brescia BRE

-

AS Monaco MON

-

Galatasaray GAL

-

¿El Super Bowl o la Super Bowl? La RAE dicta sentencia para AS

Real Academia Española

¿El Super Bowl o la Super Bowl? La RAE dicta sentencia para AS

¿El Super Bowl o la Super Bowl? La RAE dicta sentencia para AS

Kirby Lee

USA Today Sports

Ante el recurrente debate sobre qué artículo debe acompañar al nombre de la gran final de la NFL, decidimos consultar a la Real Academia Española.

Hay un debate eterno entre aficionados mexicanos y españoles sobre si lo correcto es decir ‘el Super Bowl’ o ‘la Super Bowl’. Hace unos días pensé que había llegado el momento de zanjar el asunto para siempre. Por eso, recurrí a la mejor fuente para solucionarlo, que es la Real Academia Española. En este artículo, reproduzco la carta que envié a la máxima autoridad de nuestra lengua y su respuesta. Espero que os guste y, antes de empezar, quiero agradecer a la RAE su amabilidad y atención.

CARTA ESCRITA A LA RAE

Estimados amigos de la Real Academia Española.

Mi nombre es Mariano Tovar y soy el responsable de la sección de NFL (fútbol americano) en el Diario AS. A lo largo de los últimos años hemos tenido una duda gramatical recurrente que no sabemos solucionar. Se refiere al género con el que debemos nombrar la gran final de esta competición deportiva estadounidense.

En México se conoce ese partido como el Super Bowl (en masculino), en España lo llamamos la Super Bowl (en femenino) y no sabemos cuál es el uso correcto, ya que en inglés no hay género y simplemente dicen ‘the Super Bowl’.

He estado investigando el asunto durante bastante tiempo y en este artículo, que publicaré en nuestro periódico junto a su respuesta aclaratoria si me dan su consentimiento, intentaré explicar mis conclusiones por si pudiera servirles como ayuda para dictar su veredicto.

Durante la etapa en que Miguel Alemán Valdés fue presidente de México (entre 1946 y 1952), o poco después, que no he encontrado la fecha exacta, se aprobó una ley en el país que pretendía defender el idioma español de la invasión lingüística de sus vecinos del norte. En esa ley se prohibió el uso de palabras en inglés si existía una en castellano. Como curiosidad, esa ley sigue vigente y no se ha derogado hoy en día, pero ya no tiene efecto ni se aplica. Sin embargo, en sus inicios fue vigilada a rajatabla por las autoridades, que castigaban duramente a los infractores.

Entre los más perjudicados se encontraba el gremio periodístico, que a partir de ese momento se anduvo con mucho ojo a la hora de usar palabras en inglés. El problema fue mayúsculo para los periodistas que seguían deportes americanos, porque se vieron ante la tesitura de llamar a los equipos por su nombre, por ejemplo ‘Green Bay Packers’, o traducirlo como ‘Empacadores de Green Bay’ para evitarse la segura sanción. Esa traducción no quedó reducida a los nombres de los equipos, sino también a las posiciones del juego. Los ‘quarterbacks’, por ejemplo, pasaron a ser conocidos como ‘mariscales de campo’.

Entre las palabras que se tradujeron, se incluyó la final cuando nació en 1967. El nombre original de ‘Super Bowl’ se convirtió en ‘Super Tazón’ en una traducción literal que no tiene nada que ver con la forma del trofeo ni con ningún otro motivo referido a ese partido. Simplemente, los estadios clásicos en EEUU eran conocidos como Bowls por su forma cóncava. Esa tradición ya se ha perdido. Los nuevos coliseos se suelen diseñar a la europea, más compactos y recogidos.

Poco a poco, esas traducciones tuvieron éxito y se asentaron en la tradición popular. Por lo que ahora, en México los ‘Pittsburgh Steelers’ son los ‘Acereros’, los ‘San Diego Chargers’, los ‘Cargadores’ y los ‘Cleveland Browns’, los ‘Cafés’, por mucho que esas traducciones literales muchas veces no tienen más parecido con el nombre original que el fonético.

Con los años, se relajó la presión legal sobre la traducción de las palabras en inglés y se volvieron a usar los términos originales. De hecho, en la actualidad muchos medios mexicanos y estadounidenses en español recogen en los libros de estilo que los nombres de los equipos de la NFL no deben traducirse, y la gran final vuelve a llamarse ‘Super Bowl’ como primera opción, aunque el uso de ‘Super Tazón’ también es común.

Pero como ‘el Super Tazón’ es masculino, ‘el Super Bowl’ también lo es, y como masculino ha quedado.

La tradición de la NFL en España no se remonta a los años ’40, sino que es mucho más moderna. Las primeras retransmisiones se hicieron a finales de los ’80. Aquí la explicación es mucho más sencilla. El último partido de la temporada de la NFL es su gran final y, como final es femenino, se la llamó desde le primer día ‘la Super Bowl’. Incluso es habitual llamar a ese partido ‘la final de la Super Bowl’ entre los medios que no siguen habitualmente la competición, lo que es un error, ya que el término ‘Super Bowl’ no se refiere a una competición, sino a una final.

En España tampoco hay tradición de traducir los nombres de los equipos, ni los de la mayoría de las posiciones si esa traducción no es muy obvia.

A mí me da igual. De hecho, en la sección de AS de NFL hay españoles y mexicanos que dicen ‘El Super Bowl’, y mexicanos y españoles que dicen ‘La Super Bowl’. Yo mismo suelo usar un género diferente en función de que dónde crea que va a ser más leído un artículo, a un lado u otro del océano. Pero a muchos lectores el asunto les parece importantísimo, e incluso se ha convertido en un tema de discusión encendida y recurrente.

Les ruego que ustedes resuelvan nuestra duda. Son la máxima autoridad lingüística en castellano y solicito que nos aclaren si debemos decir ‘El Super Bowl’, ‘La super Bowl’, o las dos acepciones son correctas y pueden convivir en paz y armonía. Sé que parece una cuestión sin importancia, pero para nosotros la tiene, porque a partir del momento que ustedes dicten sentencia, seguiremos a pies juntillas su decisión.

Un fuerte abrazo y muchas gracias por adelantado

Mariano Tovar

RESPUESTA DE LA RAE

Estimado Sr. Tovar:

En relación con su consulta, nos complace remitirle la siguiente información:

En español, cuando se introduce un sustantivo extranjero de referente inanimado, para el que nuestra lengua no cuenta con una traducción adecuada y en cuya lengua de origen el género no se manifiesta a través de la morfología, la asignación del género se ve condicionada fundamentalmente por su adaptación a la fonología española, en particular, de sus segmentos finales. Según este criterio, grosso modo, tomarían el género femenino las voces terminadas en -a yel masculino las terminadas en -o, mientras que, en el resto de los casos, la asignación de género fluctuaría.

Pueden influir también otros factores, como la adscripción a una determinada clase léxica Así, los géneros musicales suelen ser masculinos (jazz, blues, soul, reggae, etc.), al igual que los deportes o los licores. A veces la asignación genérica depende del hiperónimo que se sobreentienda; por ejemplo, el cabernet sauvignon es un vino, mientras que la cabernet sauvignon es una variedad de uva. No existe, sin embargo, ninguna regla fija o infalible a este respecto. Así, el anglicismo piyama o pijama se emplea como femenino, de acuerdo con su terminación, en gran parte del español americano; sin embargo, en el español europeo y del Cono Sur funciona como masculino (el pijama / el piyama).

Otros mecanismos aceptables desde el punto de vista lógico-gramatical son los que se aplican a las expresiones fijadas en otro idioma, a las que suele asignárseles el género según la voz española que se sobreentienda como hiperónimo (así, puede decirse «la Bauhaus» —donde se sobreentiende la escuela Bauhaus— o «el Bauhaus» —donde el sustantivo elidido es movimiento o estilo—) o dependiendo del género de la palabra española que traduce su núcleo («la nouveau roman», puesto que la voz que traduce el francés roman es el sustantivo femenino novela).

En el caso objeto de su interés y tal como usted mismo explica, la expresión Super Bowl es, a menudo, traducida literalmente en el español americano por Supertazón; tal vez por influencia del núcleo tazón, se documenta asimismo mayoritariamente en dichas zonas el empleo del anglicismo crudo precedido de artículo o determinantes masculinos. Esta elección se vería apoyada por el género masculino de hiperónimos como partido o encuentro:

«El tercer triunfo de Green Bay en un Super Bowl» (Clarín [Argentina] 30.1.1997).

«En la actualidad, el trofeo que obtiene año con año el equipo ganador del Supertazón lleva su nombre» (Proceso [México] 19.1.1997).

 

El uso de Super Bowl en femenino, predominante en el español de España, se justificaría por el hiperónimo final ('competición última y decisiva en un campeonato o concurso'):

«La gala de los Oscar es, junto a la Super Bowl, el programa de televisión más visto en Estados Unidos» (País [España] 17.3.2003).

 

No hay razón, en cualquier caso, para censurar ninguna de las dos opciones, justificadas desde el punto de vista lógico-gramatical y asentadas en el uso culto de cada uno de los ámbitos geográficos en los que se utilizan.

Reciba un cordial saludo.

__________

Departamento de «Español al día»

Real Academia Española

0 Comentarios

Mostrar