JUEGOS OLÍMPICOS

El sábado de gloria revive a España en Tokio

El oro en tiro de Alberto Fernández y Fátima Gálvez, el bronce de Carreño ante Djokovic, la gesta del fútbol y otros siete equipos en cuartos y la vela cambian el panorama.

Tokio
0
El sábado de gloria revive a España en Tokio
COE

Los vientos por la Bahía de Tokio soplaban a la contra de España hasta que llegó el sábado de gloria. La tropa olímpica, con tres metales después de siete días de competición y hundidos en el puesto 43º en el medallero, hacía pronósticos ya sobre cuántas medallas menos alcanzaría España respecto a 2016. En los corrillos, se mentaban las 17 de Río como una quimera... Sólo las platas de Adriana Cerezo en taekwondo y Maialen Chourraut en eslalon, y el bronce de David Valero en MTB habían traído alegrías. Hasta que llegó el estallido.

La traca, como no podía ser menos, se encendió en el campo de tiro de Asaka, donde cayó el primer oro. Fátima Gálvez y Alberto Fernández se convertían en los primeros campeones olímpicos de trap mixto. El madrileño, con un concurso de 99 aciertos sobre cien, insufló moral a la delegación, a su compañera en la final y a Pablo Carreño para enfrentarse al número uno del mundo Novak Djokovic.

Alberto Martínez y Fátima Gálvez.

"Antes de salir a jugar, estuve viendo el desenlace del foso y encaré el partido con una ilusión tremenda", confesó el asturiano. Un tenista superprofesional inspirándose en los colegas de Villa del tiro al plato... Le salió bien y cayó el bronce ante el serbio, que desquiciado envió una raqueta al tercer anfiteatro del Ariake Tennis Center.

"No hay que preocuparse. Siempre caen más medallas en la segunda semana", advertía Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español en Asaka. Y es que de los nueve equipos clasificados para Tokio ya hay ocho que han pasado a cuartos: Fútbol y los Hispanos, las selecciones masculinas y femeninas de baloncesto, hockey y waterpolo. Las Guerreras de balonmano, tras pinchar ante Hungría (25-29) dependen de sí mismas el lunes ante Rusia. Nadie presentó más equipos salvo los anfitriones, Estados Unidos y Australia.

El fútbol, incluso, pisa ya las semifinales. La furia apareció para lograr empatar el partido ante Costa de Marfil en el último minuto y Rafa Mir para anotarse un hat-trick que dejó el marcador en 5-2. Un grupo con seis jugadores de la Eurocopa. Compromiso.

Por la mañana, las Red Sticks enderezaron rumbo frente a Japón (4-1) y la derrota de Argentina frente Australia hizo que pasaran a cuartos ante Gran Bretaña, un rival más asequible. También los 'salvajes' de David Martín en waterpolo habían aplastado a Australia (16-5) y siguen metiendo miedo.

Desde Enoshima, donde se disputa la vela, llegaban a los móviles buenas noticias. Tras la sequía de Río, hay cinco embarcaciones con opciones de subir al podio: Joan Cardona (Finn), Diego Botín y Iago López-Marra (49er), Támara Echegoyen y Paula Barceló (49erFX), Florian Trittel y Tara Pachecho (Nacra 17) y Jordi Xammar y Nico Rodríguez (470). Si cristalizan, será un subidón.

Este domingo es el turno de Ray Zapata en la final de suelo de gimnasia (10:00) y a partir del lunes se abre la veda en el caladero del piragüismo, con Teresa Portela, Saúl Craviotto y sus chicos del K4 o el K1 1.000 de Paco Cubelos e Iñigo Peña. También el jueves y el viernes Sandra Sánchez y Damián Quintero en kárate parecen opciones seguras.

El panorama ha cambiado con el sábado loco.