NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Real Sociedad

Zaldua: “Es duro salir de casa, pero el reto de Cádiz es ilusionante”

El lateral derecho donostiarra explica las razones que le llevaron a salir de la Real Sociedad tras más de media vida en Zubieta

Actualizado a
15/07/22 PARTIDO AMISTOSO DE PRETEMPORADA CADIZ - BARBATE DEBUT DE ZALDUA
ALVARO RIVERODiarioAS

Zaldua atiende a AS. Explica las razones que le llevaron a salir de la Real Sociedad tras más de media vida en Zubieta. Deja su casa con un poso de tristeza.

A Cádiz se ha tenido que marchar para continuar con su carrera deportiva…

Pues sí, esto es el deporte, pasan estas cosas. Ha sido un poco antes de lo esperado mi marcha de la Real, pero ha surgido así, y ahora contento con esta oportunidad que me han dado de seguir en Primera en el Cádiz. Es un nuevo reto ilusionante y ahora solo pienso en darlo todo.

¿Fueron a buscarle hasta Donostia la gente del Cádiz para ficharle?

Así fue. Es bonito ver que se interesan así por ti, que hacen el esfuerzo de ir hasta tu casa para estar cara a cara y explicarle la idea que tenían. Y cuando cosas así, es de agradecer y ayuda a tomar la decisión.

Pero Joseba Zaldua tenía otro más de contrato y quería quedarse…

Claro, cono realista y de Donostia siempre había soñado con retirarme en la Real después de aquella salida al Leganés. Pero no ha podido ser. Me quedaba un año más de contrato, me vino Olabe y me comentó que no iba a ser importante en la plantilla, que no iban a contar conmigo y que me buscase una salida porque era la mejor solución para todos.

¿Y cómo se queda?

Pues la verdad que un poco triste. Porque cuando termina la temporada pasada nadie me dice nada y es ya pasado un tiempo cuando nos reunimos y me cuentan esto. Yo ya tenía la idea de seguir, al menos, un año más en casa, ya había apuntado y todo a la hija mayor al colegio y todo, y eso te trastoca un poco. Pero esto es fútbol, estas cosas pasan y hay que aceptarlas, más en un club como la Real que siempre está con la cantera, salen todo el rato chavales de abajo y llega la opción de elegir y yo no entraba en esos planes. Hay que aceptarlo y agradecer todo lo que me ha dado la Real, porque soy lo que soy gracias a ese club.

¿Y en algún momento no se le pasó por la cabeza quedarse y luchar por un puesto, con la esperanza de convencerles?

A ver, mi idea era seguir, a pesar de esa charla. Fue lo primero que pensé. Yo nunca he temido a la competencia, he tenido que pelear el puesto con muchos jugadores, incluso siendo más de dos en el puesto de lateral derecho. Hablé con Imanol y todo, y me dijo que si me quedaba iba a contar como uno más. Pero viendo que la idea era más del club, me di cuenta de que tenía que salir y dejar espacio a los jóvenes, como en su día me lo dejaron a mi. No voy a estar en un sitio en el que no me quieren, aunque yo sí quería seguir. Pensé que eran el momento de buscar una alternativa, porque tengo 30 años y tengo ganas de seguir dando guerra en Primera, y ser importante en un club como el Cádiz, que era la mejor opción para todos.

Y la Real no le puso ninguna dificultad, como le había prometido, ¿no?

Ninguna. Se han portado de maravilla. Al final llevo muchos años en Zubieta y ha sido una relación cordial y ha ido en todo momento ha ido sin ninguna pega.

Su postura es de ser muy de la Real…

Es que soy de Donosti y aficionado de la Real desde que tengo uso de razón. No lo voy a dejar de serlo ahora. Y entonces aunque siempre es duro salir de tu casa y del club donde siempre he soñado jugar. Pero esto es fútbol y los que somos de casa sabemos que pasan estas cosas y que es normal porque así funciona Zubieta y por eso lo queremos tanto los que somos de casa. Cuesta despedirse de todo eso, pero es otra etapa de la vida. Y yo me voy con la conciencia tranquila porque he luchado siempre por darlo todo por la Real. La idea era que la salida llegara más tarde, y ahora a por el reto del Cádiz.

Pero esto no es un adiós a la Real, sino un hasta luego, ¿verdad?

Claro. Por supuesto. Estar en la Real es un sueño que he podido cumplir como muchos niños gipuzkoanos y por mi parte por lo menos siempre voy a querer tener esa puerta abierta. Aunque no es fácil. Pero cuando vuelva a Donostia, iré a Anoeta a animar a la Real. Por eso no es un adiós, es un hasta luego, la Real va a estar siempre en mi corazón.

¿Siente que se marcha dejando a la Real en un momento dulce al que usted contribuyó?

Si, creo que he podido aportar mi granito de arena y he podido vivir los mejores años de la época reciente del club. Poder entrar tres altos seguidos en Europa y ganar la Copa del Rey no es fácil. Así que me voy muy orgulloso. Para un chico de Donosti como yo haber logrado eso es algo precioso y nunca lo olvidaré.

¿Qué le gustaría decir a la afición en su despedida?

Ha sido un placer haber estado en la Real desde los 14 años, quedando etapas soñando con debutar en Anoeta. Ha sido un orgullo y siempre he intentado dar lo máximo de mi. El club va por buen camino, y mientras el club siga con la mentalidad de trabajar fuerte con la gente de casa y mirando a Zubieta, va a estar en buenas manos y va a ir todo muy bien.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?